El nuevo trabajo de Eon salió a la venta el pasado 2 de Diciembre de 2016 bajo el sello discográfico de Rock Estatal Records. «Médula» es la segunda entrega de los madrileños en forma de disco. Ha sido grabado en los estudios Sadman junto a Carlos Santos y masterizado por JensBogren (Sepultura, Paradise Lost…) en Fascination Street Studios (Suecia) durante el pasado mes de agosto.

En cuanto a las composiciones decir que cuenta con un sonido bastante oscuro, cálido y contundente que se caracteriza por un bajo, unas guitarras y una batería potente. Tienen influencia de los ya inexistentes Koma, de Hamlet, de Vita Imana, Sepultura, entre otras formaciones. La verdad que son una de esas bandas de Metal Extremo con un característico eclecticismo que navega en sus canciones y las vuelve aún más personales.

Vamos a despellejar este segundo álbum que nos presentan. «Edén» abre el disco de una manera considerable. Ya de entrada disfrutamos de un sonido bruto, pero intenso con influencia de bandas como Sôber o Skunk D.F. La voz de Diego es clara y precisa y la batería suena a unos tambores de guerra. Incluso hacía la mitad es donde vemos la caña asegurada y un cambio de registro vocal. En «Nébula» encontramos influencia de Meshuggah. Aquí suben el nivel de adrenalina, ya de entrada la batería atiza con fuerza y los guturales se apoderan de este corte, pero siempre combinado con una voz más melódica y limpia. Además todo es adornado por la pesadez de las guitarras .«Placebo» cuenta con un doble bombo de batería muy forjado, junto con una combinación de guturales y una voz más limpia que va cambiando constantemente.

«Verbo» cuenta con una machacona batería junto con aplastantes guitarras y la agresividad en la voz. Además, el bajo se hace más visible cuando se anuncia la parte final. Parece que es la que mejor alineada está. «Duramadre» es la clara unión del Metalcore y el Rock Alternativo. Va y viene con un cúmulo de contrastes, desde partes más oscuras pesadas y abruptas, hasta otras más modulables e independientes con una calidez de la melodía al final. «Aura»  cuenta con una cuidada melodía inicial, y a lo que le sigue una pura rabia asegurada. Y seguimos con «Soma» y nos encontramos con el tema más rítmico y pesado con la desgarra de las guitarras y las desmesura de un bajo con carácter y personalidad.

«Insomnia» es una de esas canciones que captan muy bien la esencia de la formación. Mantiene la mismas energías que hemos visto a lo largo del álbum sobretodo con esos cambios en la voz de como pasar de la voz rasgada a una más limpia. Pero aquí vemos que es algo más alternativo. En «Llaga» han contado con la colaboración de Lydia Rodríguez a la voz. Aquí pasamos a percibir un sonido más envolverte. Pero​ tira más a rock. Y para terminar, llega una potente y lúcida «Víctima» con un aire más melódico marcado por la profundidad del tema.

TRACKLIST:

  1. Edén
  2. Nébula
  3. Placebo
  4. Verbo
  5. Duramadre
  6. Aura
  7. Soma
  8. Insomnia
  9. Llaga
  10. Víctima

Gloria A.B

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here