El pasado 8 de diciembre nuestro compañero Willy Copa. se acercó a la sala Caracol porque allí se celebró la tercera edición de Destroyer Fest. Las bandas que se dieron cita eran Ella La Rabia, Virgen, Caboverde, Skylines y Viven. 

Skylines fueron los encargados de abrir esta tercera edición del festival madrileño. El power trío de Rock Alternativo se presentó con un pequeño problema procedente del bajo, pero se solucionó al tiempo. Los chicos nos trajeron las canciones que formarán parte de su álbum debut. Y supieron sacar partido a su repertorio a pesar de los inconvenientes, mala pata la que tuvieron. El mejor momento de su actuación llegó con la colaboración de Edu de Ella La Rabia. Algunas de sus canciones fueron: «Sunface», «The Grey», «Fading Lights».

Sin embargo desde Barcelona llegaban Viven. Se trataba de un proyecto de un Metal Progresivo con tintes de Stoner y Rock Alternativo con mucha soltura en el escenario. Ellos estaban presentando su disco «Las Tripas y El Lodo». Los músicos estaban muy centrados en lo suyo, es decir en tocar y ofrecer un buen show, pero resultó un poco soso al tener muy poca interacción con los presentes. Sin embargo ofrecieron un cuidadoso y cálido sonido, que no dejó a nadie indiferente. Nos trajeron canciones como: «Cuentos de Izar las Velas», «Coronas de Laurel», o «Lalanne».

Los siguientes fueron Virgen, el proyecto liderado por Jorge Vileilla. Ofrecieron lo mejor de sí para su público. Estaban muy entregados y transmitieron mucha fuerza. En su sonido hay un paso en el Rock Alternativo y el Post-Hardcore. Las letras eran un aliciente para nuestros oídos y entraban solas. Cómo curiosidad y una de las partes que marcó su directo fue ver a su frontman cantar fuera del escenario junto a un público que le hizo un correo, donde el sentía uno más entre ellos y ellas. Fueron dando rienda suelta a canciones como: «Máscara de Perro», «Cada Vez», «Le Gran Mondongo».

A continuación hicieron su entrada Caboverde, una de las bandas de Rock Alternativo que había en el cartel. Su música estaba muy viva y plagada de sentimiento. Todo cuanto hacían deslumbraba con esa energía y ese potente sonido. Lo más característico de su sonido es ese teclado que adornaba cada melodía y le daba fuerza. Canciones como: «Rivales», «Monteprincipe», «Terracota» fueron algunos ejemplos de lo que nos trajeron.

Si queríamos algo contundente y potente que te pusiera los pelos de punta y la piel de gallina, eso era Ella La Rabia. Su sonido era tan especial como ellos mismos lo proyectaban y ejecutaban. Era una mezcla entre el Post-Rock y el folclore canario. Fueron una de las sensaciones del festival. Venían después de una gira que les a llevado a Resurrection Fest o por Reino Unido, por ejemplo. Y allí estaban dando a conocer su homónimo disco con canciones como: «Elba», «Hijos de Magec», «Magma». Además contaron con la colaboración de Jorge Vileilla de Virgen.

Fotos por: Willy Copa.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here