Aprender de la violencia, desde luego Kaotiko como siempre meten el dedo en la llaga y como es obligado su descarga en Madrid era algo que no nos íbamos a perder. Una buena dosis de punk rock directamente a la vena por parte de una banda que disco a disco evoluciona mostrando fantásticos resultados como es este nuevo trabajo que sin duda es de los mejores trabajos de punk rock hecho desde nuestras fronteras.

Antes de disfrutar de su descarga pudimos disfrutar de Hesian, un grupo que conocía de nombre en mis viajes a Bilbo y que me los mencionaron, incluso escuchando algún tema que me dejo un excelente sabor de boca. Aún así poder adentrarme en su mundo musical por primera vez ha sido una auténtica maravilla ya que nos encontramos con una banda de sonido muy fresco, directo y lleno de potencia en canciones de rock donde la sección de vientos está muy presente dando mucho color a los temas junto a unas melodías sencillamente deliciosas. Me pusieron a bailar y disfruté cada segundo de su fresco show donde a nivel vocal la voz masculina y femenina nos ofrecen un contraste brutal. Energía y pura energía con canciones como  “Zerotik” , “Ez Etsi” o “Guregatik” que me dejaron sin palabra y que para mí son el mejor descubrimiento del 2019.

Y llegó la hora de poder disfrutar de Kaotiko que salieron ante una sala con ganas de disfrutar muchísimo así que solo con los primeros acordes de “Violencia” ya nos tenían metidos en el bolsillo desprendiendo una intensidad y crudeza que nos volvió a todo el mundo absolutamente loco, como también lo hizo un “Aleluya” que personalmente disfruté muchísimo y que es uno de los que más me gustan del nuevo redondo de la banda al que le dieron muchísima cancha  y del que también pudimos disfrutar trallazos directos como “Volando Bajo”, “Amor Muerto” o “Un Tipo Normal” sin olvidarse de un balazo como “Profecía”.

Tampoco faltaron composiciones de la discografía anterior de la banda  que hicieron la delicia de todas las que amamos y seguimos a la banda disco a disco como “En el barrio de latón”, “Paranoia” o “Presa” que sonaron como mazazos en nuestra cabeza con un público  loco con la adrenalina al máximo nivel.

“Caroline”  puso a toda la sala a hervir nada más sonar los primeros acordes que nos llevó al tramo final de la noche con “Adrenalina” donde las guitarras y el ritmo se aceleró todavía más y que junto a “Quién Manda Aquí”  “Tu Falso Mundo” y “Otra Noche” cerraron con broche de oro una buena descarga de punk rock.

Crónica por: Charly Rock and Roll
Fotos por: Segundos Congelados

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here