InicioCrónicas de conciertosCRÓNICA MAMÁ LADILLA EN GRUTA 77

CRÓNICA MAMÁ LADILLA EN GRUTA 77

Esta crónica no se realizo con la colaboración de una Inteligencia Artificial, más que nada porque no sabría disfrutar de un grupazo como es Mamá Ladilla.

Nos encontramos de vuelta al Gruta 77, esta vez acompañado de mi fotógrafa favorita, ojito a las fotos que se marcó mi amiga Irene. De nuevo, consiguieron llenarlo, esto no sería nada excepcional, el Gruta no es gigante y el grupo es más que conocido, pero era el segundo día tras un lleno anterior. Y además en DOMINGO. Y por no decir que hacía un frío que pelaba. Así que imaginaos: domingo, frío, lluvia y habiendo dado un concierto en sábado; y a pesar de todo eso, consiguieron llenar la sala hasta el fondo, a pelo, sin teloneros. Eso si apertura de puertas a las 20:30 y arrancaron a las 21:00, cosa que estuvo muy bien, siendo puntuales y ofreciendo 2 horas de concierto sin parar, porque son unos expertos en esto.

Su trabajo es como la famosa frase de la película Airbag:
“Profesional, muy profesional”

Pero cómo nos vamos a resistir a ver a Juan Abarca demostrar sus enormes y veteranas habilidades a la guitarra mientras recita las letras como imposibles trabalenguas que pocos mortales pueden emular, o a disfrutar de Sergio Legazpi al bajo moverse y ponerse en primera línea de escenario rugiendo cual bestia heavy surgida de los infiernos y, por supuesto, como no quedar hipnotizados ante Abel del Fresno repartiendo caña a la batería mientras pone caras para mantener animado al público.

Porque quizás las letras de este grupo no sean las más respetuosas y políticamente correctas, pero se quedan en la memoria. Pero no solo ahí radica su secreto, la calidad técnica a los instrumentos demuestra una maestría que se consigue solo a base de práctica y, por supuesto, talento.

En cuanto al repertorio, un poquito de todo como siempre, con temas clásicos de siempre como “Triceratops”, “Cosas que Joden” o “Cunilingus Post Mortem”, pero la cosa estaba muy tranquila, normal, era domingo la gente curra el lunes y no vamos a darlo todo ¿verdad? Bueno pues no, porque fue tocar “Aparta papá” y montarse un pogo de los buenos, y ya la gente se vino un poco más arriba porque en el fondo todos teníamos ganas de desfogarnos con los temas más movidos de este grupo.

Tras un “interludio musical de drum and bass” o, lo que es lo mismo, Sergio y Abel se quedaron tocando mientras Juan Abarca se fue a cambiarle el agua al canario. Procedieron con la recta final del concierto con sus 2 temas más conocidos: “Chanquete Ha Muerto” y “Sucedió en Bequelar”.

En resumen, un concierto como siempre generoso en duración y calidad, que para ser domingo, tuvo un público dedicado que le daba igual madrugar al día siguiente, porque a los Mamá Ladilla en directo siempre merece la pena.

Crónica por: Guillermo Rodríguez
Fotos por: Irene Lison

Si quieres ver más noticias como esta, visita nuestra sección Crónicas de conciertos.

Guillermo Rodriguez
Guillermo Rodriguez
Soy el tipo que escribe sobre las letras de otros, que expresa las emociones ajenas y que hace resonar la música que escucha, o lo que es lo mismo, redactor de conciertos. Si hay música en directo, me apunto a un bombardeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

CELTAS CORTOS: NUEVAS NOTICIAS

Celtas Cortos, la icónica banda de folk rock española, sigue generando expectación en torno a su tan esperado concierto de 40 Aniversario, titulado #Ventealveinte,...