Los días 15 y 16 de diciembre asistimos al fin de gira de «El M4L», el tercer disco de Vita Imana, donde estuvieron acompañados por Dawn of Extinction Ciconia en la sala Cool Stage de Madrid.

El evento arrancó ambos días con Dawn of Extinction. Era la primera vez que veíamos a esta formación de Valencia. En cuanto al estilo tenían partes que sonaban más brutal con guturales que se compaginaban con una voz limpia, y otras en una línea más power. Por eso, cada canción era diferente a la anterior. Supieron sacarle partido al escenario, a pesar de tener poco espacio en el, ya que estaba invadido por la batería y percusión de Vita Imana. Y es que se percibía complicidad entre ellos. Me llamó mucho la atención, que el bajista utilizaba un Fender, ya que le daba mucha más precisión al directo. El segundo día vinieron desde Valencia gente a verles en los escenarios. Prácticamente el show que ofrecieron cada día fue el mismo, ya que emplearon el mismo setlist, pero el segundo día llegaron con más energía y fueron más directos transmitiendo mucha más actitud y entrega. De hecho, el público estuvo más recíproco el segundo día por las ganas que le pusieron en todo momento. Además tantas ganas tenían de comerse el escenario, que a lo largo del concierto el vocalista bajo del escenario con su micro y se dispuso a seguir el concierto desde abajo, mientras su compañero batería bajo con las baquetas en mano y se mezcló con el público y ahí empezó la acción, surgió el primer mosh pit de la noche. El batería volvió al escenario para poder seguir tocando este tema, mientras que el vocalista permaneció abajo hasta que terminó la canción. Un detalle que estuvo muy bien fue cuando dedicaron «This Word» al público. También en las dos fechas presentaron su tema sobre el maltrato de género «When The Sun», pero el segundo día se lo dedicaron a los maltratadores de mujeres, deseando que ellos sufran el mismos calvario que cada día viven ellas. En definitiva un gran comienzo, que sirvió para ir calentando motores para lo que quedaba por ver.

Después prosiguió con una sesión de Rock Instrumental por parte de Ciconia dentro de su gira presentación de «Winterize», la cual ha durado unos dos años. Es por tanto, que la mayoría de canciones que interpretaron pertenecieran al álbum que estaban presentando. También añadir que durante la gira, gran parte de las fechas les llevó a compartir esceranio con Vita Imana y es por esto que estaban aquí. Respecto al directo que ofrecieron el segundo día las canciones fueron interpretadas una tras otra, muy seguidas. Además Fraguas (bajista), que era quien dirija la banda en todo momento habló mucho más el segundo día, aún que el primero también se dirigió al incondicional para presentar uno de los temas que interpretaron de su repertorio. La verdad que el sonido era muy limpio y estaba muy bien ecualizado, hasta el punto de cuidar hasta el último detalle. También se mostraron muy técnicos en el directo. El primer día hacia la mitad Fraguas y Javi Altorga (guitarra) bajaron del  escenario mientras seguían tocando y los más inquietos y curiosos bailaron alrededor. Sobretodo el segundo día se pudo percibir que la batería de Aleix tuvo más presencia en el concierto. También ese mismo día hacia la parte final del concierto, para agradecer al público y Vita Imana todo este recorrido con la gira, regalaron un CD de Winterize y lo lanzaron y calló en manos de alguien que se encontraba entre el público disfrutando de la actuación. Finalmente algunas de las canciones que interpretaron fueron por ejemplo: «Chrysalis», Bibey», «Fiadeiro» o «Eloina’s Inn».

Vita Imana era el plato fuerte del evento. Para ellos según comentaron eran unas noches muy especiales porque celebrarán el fin de gira de «El M4L» y en casa, Madrid. La primera noche interpretaron al completo «El M4L» y «Uluh», mientras que el segundo día hicieron el mismo proceder, pero cambiando el disco «Uluh» por «Oceanidae». Percibimos un cambios en las filas de Vita Imana, y es que habían hecho un cambio de guitarrista, ya que Román no pudo estar en esta gira por motivos personales. Entonces en el escenario ahí estaba Diego López (guitarrista Violent Eve), que tuvo además bastante visibilidad en las dos fechas, hasta el punto de tener su momento el solo en el escenario frente al público como hacía la mitad de cada día, sorprendiéndonos con un espectáculo, donde nos hizo las delicias a la guitarra, lo que fue su presentación. Pepe (bajista) usaba un Fender Jazz Bass, que a diferencia de un Fender Precision el mástil es más estrecho, lo que ayudó a que el sonido fuera más grave y redondo y ayudó a su vez a una mejor ejecución del bajista. También ofrecía un sonido más versátil, que encajaba con las composiciones y se pudo percibir más en las partes instrumentales del concierto. Y sin duda, consiguieron llevarse al público a su bolsillo, como suele pasar y es que Cardoso lo dirigía como quería, parecía un domador de leones. Y así lo hicieron, reventaron todo. El primer día durante «Quizá No Sea Nadie» contaron con J. Jurado, cantante de Violent Eve a la voz. Con la llegada de «Nadie Es Libre» Cardoso tocó la percusión junto a Miriam. También fue el día donde interpretaron más canciones instrumentales, donde Pupi (guitarrista) pasó a la guitarra acústica. Así mismo ambas fechas pudimos disfrutar de la dulce voz de Miriam y Dani (batería) intervino en la percusión con instrumentos como por ejemplo el pandero. Además en ambas fechas contamos con una bailarina de danza oriental. Y a lo largo de los dos días del concierto Cardoso se marcó dos stage diving cada día. Por otra parte, se vivieron momentos muy emotivos, como por ejemplo Cardoso muy emocionado, dedicó «Mar de Cristales» a su pareja y a quién besó en mitad de la canción. Precioso momento y muy especial y un gran detalle que tuvo el artista. Y otra de las cosas más emotivas fue el detalle que tuvo con sus compañeros músico de Vita Imana, destacando el talento y trabajo de cada uno. Para ello, se bajó del escenario para sentirse uno más de entre público y decidido, dedicar unas bonitas palabras a sus compañeros. También es cierto, que invitaron al esceranio a un incondicional, que vino al concierto en las dos fechas para cantar juntos y demostrar la gran cercanía que tienen hacia el público. Ya en la parte del final también interpretaron la canción «Paranoia» ambos días, al igual que pasó con «Godwana», una de las canciones de «Uluh», que también estuvo presente ambos días y que llegaba después. El último día además Cardoso cuando menos se lo esperaba fue retado por un espectador, para ver si se atrevía a participar en el último mosh por la noche. Finalmente bajo del escenario y empezó la acción. Cuando el evento dio ya por terminado, agradecieron a todos por estar ahí, no solo al público, sino también a la prensa y fotógrafos, a la persona que estuvo en el puesto de merchan, a su road manager y a las bandas y por supuesto a David Sobrino, que es sin duda su manager.

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here