Como viene siendo habitual nos acercamos a la sala Gruta 77, donde tuvo lugar la quinta edición de Skalloween Mad Fest, un festival donde los principales ingredientes son el Ska y el terror. Para esta edición nos acompañaron Skalone Majaicans.

Skalone en el Gruta 77 (Madrid)
Skalone en el Gruta 77 (Madrid)

Abriendo el festival se encontraban Skalone, que comentaron que celebraban su décimo aniversario y que este sería su último concierto de 2019, ya que proximamente van a entrar a grabar nuevo disco. Tras subirse al escenario todo se volvió de color con un ambiente de Ska y Jazz. Gonzo (guitarrista) era quien más carisma y actitud le puso en todo momento, pues se dedicó a presentar a la formación durante todo el tiempo que duró su actuación.Tanto es así que no pararó de repetir que ellos son Skalone. Durante su actuación supieron conectar con el público, creando un feedback entre ambos. La formación demostró en todo momento, que es posible hacer música sin vocalista. Además indicaron que han compartido escenario con The Skatalites y The New York Ska Paradise Orchestra. Para recordar tal ocasión interpretaron una versión de los segundos citados. Tampoco faltaron canciones de Pink Floyd, Bob Marley, Mario Bross, Iron Maiden, pero llevándolas a su terreno. Finalmente, despertaron el interés de un público que venía a pasar una divertida noche de Halloween.

Majaicans en el Gruta 77 (Madrid)
Majaicans en el Gruta 77 (Madrid)

Los últimos en salir fueron Majaicans y escenario cambió de tercio, tiñendose de Ska y Reggae. Pudimos ver una formación compuesta de once músicos, de los cuales dos de la sección de vientos eran de carácter femenino. Por tratarse de una formación numerosa en cuanto a número de miembros se refiere, el escenario se les quedó pequeño. Un detalle que llama mucho la atención es que tienen como uno de los instrumentos en la sección de vientos, una flauta traversa, algo que es poco habitual en una banda de Ska, pero que encajó a la perfección en la melodía y en las composiciones que ejecutaron. A lo largo de la noche pudimos disfrutar de la voz de Mery en «Bright Lights». Y en cuanto a instrumentos de percusión que utilizaron podemos destacar el güiro, la sonaja, los bongoes y la cabasa, entre otros. Y ya hacía el final disfrutamos de ritmos de Hip-hop que se entremezclaban con el sonido más jamaicano de Reggae, lo que le dio otro aire lleno de personalidad al final del concierto.

Crónica por Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here