InicioCrónicas de conciertosPIRATA MADRID FESTIVAL: 1° DÍA

PIRATA MADRID FESTIVAL: 1° DÍA

En estas líneas vamos a contaros como fue la primera edición del Pirata Madrid Festival, y del que esperamos que vuelva a repetirse por más años.

Pues vamos a darle que hay mucha tela que cortar.
(Mención especial al trabajado de nuestra fotógrafa Rebeca que estuvo al pie del cañón de principio a fin).

Hoy toca repasar que tal nos fue en el Pirata Madrid Rock Festival, y no, no hemos ido de reporteros a cubrir el evento en Gandía, esta vez ha sido el festival el que ha venido a nosotros. Porque como novedad se ha celebrado en Madrid (bueno a ver Madrid exactamente no, más bien ha sido en Rivas que queda un poco lejos) concretamente en el Auditorio Miguel Ríos.

El Pirata Madrid Rock ha mantenido un espíritu independiente y contracultural, lo que lo diferencia de otros festivales más comerciales. Esto le ha permitido conservar su autenticidad y atraer a un público que valora la música en vivo y la cultura alternativa.

Como fueron muchos grupos al ser un evento que duró dos días, voy a intentar resumirlo todo aunque todos sabemos por qué estamos aquí ¿no?

De nuevo el auditorio fue una localización perfecta. Porque aunque estamos en octubre, aún predomina un clima veraniego (luego diremos que el cambio climático no es real pero bueno). Con una zona de acceso delimitada y con una cola en las taquillas la cosa iba bastante rápida ambos días, además como la entrada fue escalada los primeros grupos de ambos días sirvieron para repartir un poco la entrada y evitar aglomeraciones.

Una cosa bastante excepcional en esta clase de festivales es la puntualidad y tengo que decir que en este caso o cumplieron con creces. Tras cada grupo había un parón de media hora, que respetaron durante todo el evento evitando que al final acabara el evento más tarde de lo esperado , y eso que ya acababa a las 2:30.

Pero tras todo esto, vamos a hablar de lo realmente importante: los grupos que tocaron el viernes 6 de octubre.

Apertura de puertas a las 16:30 para arrancar con Trashtucada, con su nueva formación tras la incorporación de Ferdy, siendo la primera vez que tocaban en Madrid con su nueva formación tenían que hacer frente a ese reto que no solo cumplieron sino que encima estuvieron a la altura de inaugurar un festival que aspira a hacerse fijo en el calendario rockero. Pero a los componentes de Trashtucada se les nota que tienen tablas sobre los escenarios y abrieron con un enorme derroche de buen humor y dando un ambiente festivo que hacía olvidar los más de 30 grados que apretaban. Tras una sesión de buen rollo y el público entonado sucedió algo inesperado, se fue el sonido a 5 minutos de acabar su concierto. Tremendo error que aparte de generar alguna queja y silbido en el público se intentó solucionar para terminar la actuación. Tras una pausita y repasar de nuevo todo el sonido arrancaron los siguientes.

Bueno antes de empezar hubo un desmayo de una chica que ya empezaba a dar la sensación de que el evento estaba maldito, pero parece que la suerte cambio.
Para compensar Sons Of Aguirre & Scila arrancaron un poquito antes con ya la pista llena de gente. Importante mencionar que estaban presentando su disco «Vamos a Morir Todos». Tras una apertura con guitarra arrancaron los ritmos y rimas en un constante crescendo hasta llegar a un equilibrio perfecto con el que hicieron frente a los últimos envites de un sol que seguramente causo algún desmayo más, pero eso no detuvo la celebración. Su estilo con letras críticas y su ritmo hip hop les daba juego para poder hermanarse con un público que disfrutaba con su manera de moverse por el escenario que refuerza su forma de imponer un mensaje que sus fans corean de memoria.

Por cierto, con el auditorio ya medio lleno mención especial al trabajo de producción con las cámaras para que todo el mundo pudiera ver el escenario, suena a obviedad pero en ocasiones este trabajo si se ejecuta mal puede suponer que la mitad del público solo disfrute de “medio” concierto.

Media hora después arrancó Nativa, quizás el grupo más alternativo y festivo del festival pero creo que entró al escenario en el momento más adecuado, tras la puesta de sol y la bajada de temperatura las fuerzas se renovaron y su tono ligero sirvió de revulsivo, como un borrón y cuenta nueva al agotamiento con los trombones que vertebran sus temas. Nativa estaba presentando su nuevo disco publicado este año («Aquí y Ahora»). Su buen rollo y sonrisa permanente dejó un buen sabor de boca y con muchas más ganas de ellos en solitario, se nota que tienen integrantes de La Raíz y tienen una experiencia que trasmiten perfectamente al público. Su trabajo en conjunto sobre el escenario muestra que son un grupo asentado y con confianza para tocar en un espacio con tanta audiencia como es este auditorio.

Pero esto es un festival, y los grupos son de los más variados, por eso tras ellos vino doble sesión de hip hop con Lágrimas de Sangre y los Chicos del Maíz, que aunque no son nuestra especialidad rockera hay que mencionar que su trabajo sobre el escenario y su puesta en escena demuestra su experiencia, siendo los Chicos del Maíz los expertos en meterse al público en el bolsillo. Todos sabíamos que eran el plato fuerte del día.
O ¿no?

Sin embargo Zoo llegaron de madrugada, con un poco menos de público que había decidido irse con el último metro. Pero ellos se lo pierden, porque este grupo entro para demostrar su buen estado de animo y gran capacidad para desenvolverse. Lo único malo que podríamos decir de este concierto es que, fuera el último en Madrid, porque están con una gira de despedida, y ya no hubo más oportunidad que esta, para volverles a ver en la capital. Pero valió la pena trasnochar con sus ritmos que como tienden a cambiar constantemente evitaron que la gente bajase el ritmo. Repasaron algunos temas de su carrera, pero sobre todo hicieron especial hincapié a su último trabajo «Llepolies», poniendo así el cierre al primer día.

Crónica por: Guillermo Rodríguez
Fotos por: Rebeca Lietor

Si quieres ver más noticias como ésta, visita nuestra sección de Crónicas de conciertos.

Guillermo Rodriguez
Guillermo Rodriguez
Soy el tipo que escribe sobre las letras de otros, que expresa las emociones ajenas y que hace resonar la música que escucha, o lo que es lo mismo, redactor de conciertos. Si hay música en directo, me apunto a un bombardeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

VULGAR CHAOS PRESENTA EL VIDEOCLIP DE «THE EDGE OF SANITY»

El trío mallorquín de groove metal, Vulgar Chaos, ha regresado con fuerza con el lanzamiento de su primer single y videoclip de su tercer...