InicioCrónicas de conciertosCICONIA+AYAHUASCA - Madrid (Sala Moby Dick) Oda al instrumetal

CICONIA+AYAHUASCA – Madrid (Sala Moby Dick) Oda al instrumetal

El metal instrumental o post rock como también se define al estilo, está encontrando en nuestro país un hueco, que además de hacerlo habitual en el circuito de salas y en festivales, está adquiriendo cada vez una mayor resonancia y respaldo del público. Grupos como Toundra, El Altar del Holocausto o Ciconia, que son los que nos ocupan en este caso, son formaciones consolidadas, con un número respetable y creciente de seguidores, que editan con regularidad nuevos trabajos discográficos y que se están abriendo camino a nivel internacional.

En la madrileña sala Moby Dick asistimos al primer concierto en el inicio del mes de diciembre, con dos power tríos instrumentales, como los citados Ciconia, que nos ofrecieron la última fecha de su más exitosa gira Animal Chapter Tour, y unos incipientes y desconocidos para nosotros Ayahuasca, que abrían la velada.

Muy curioso todo lo que rodea al grupo Ayahuasca. Desde el nombre, que hace referencia a una bebida originaria utilizada en la medicina tradicional de algunos pueblos indígenas de suramérica y que genera efectos alucinógenos, hasta su creación. Nacieron en Shanghai (China), con una formación compuesta por dos guitarras, bajo y batería y moviéndose por los alrededores, hasta su actual evolución con dos bajista y un batería; y asentándose en Madrid.

Se presentaron con pasamontañas de lana coloridos y tras dar las buenas noches nos ofrecieron su peculiar propuesta sonora, donde la ausencia de un instrumento fundamental dentro del rock como es la guitarra eléctrica, le daba a la banda otros tintes y matices que costaba digerir inicialmente, pero que con el paso de los minutos se nos hacían más accesibles. Canciones como “Latido”, “Jaguar” o “La Era del Sol”, nos descubrieron su buen hacer, aunque no hubiéramos tenido acceso a su música previamente, como le ocurrió a la mayoría de los asistentes.

Con la rápida “Pacha Mama”, “El Chasquis” y “Casuail” siguieron edificando su arquitectura sonora, que redondearon con “Cóndor”, su último sencillo que presentaron en sociedad, siendo despedidos con una ovación por parte de los asistentes. Les seguiremos la pista, para ver por que derroteros se mueven de ahora en adelante.

Los vallisoletanos Ciconia, que han usado el nombre científico de la cigüeña para denominarse y que cumplen sus primeros diez años de existencia, nos ofrecieron un show demoledor, intenso y con un efectista juego de luces, quizás con una cantidad excesiva de humo, ya que aun estando cerca apenas podíamos vislumbrar sus siluetas. Con cuatro discos de estudio, más uno en directo, y una carrera firme y consistente, han conseguido ir subiendo peldaños en una clara trayectoria ascendente, después de unos duros inicios.

Su salida fue arrolladora, con una pequeña escenografía, acorde a las dimensiones de la sala, presidida por la portada de su último álbum, un espectacular trabajo del artista Yan Sek, flanqueando a ambos lados. Recuerdo cuando vi a Ciconia presentando su segundo trabajo «Winterize», en la diminuta sala (por decir algo) Phantom y la última vez en Caracol (ahora rebautizada como Villanos), presentando su anterior trabajo «Meraki”, y el contraste es tremendo respecto a lo que vimos aquí.

La banda ha crecido, y de la mano del bajista Jorge Fraguas, ideólogo y fundador del proyecto, que ha sabido rodease de dos músicos tremendos como el guitarrista Dani Dean, un perfecto sustituto del anterior Javier Altonaga, y el batería Héctor Galindo, nos ofrecieron un arrebatador show que recordaremos durante tiempo.

Tras una larga intro, arrancaban con “Animalarium”, el corte que abre su flamante nuevo trabajo «Animal Chapters», siguiendo con otro reciente como “Mammothman”, un martilleante “Katabatic”, de su anterior «Meraki», y el asfixiante “Scolopendra”, todo un ejercicio de perfección estilística y virtuosismo en grado sumo.

El ritmo no bajaba y a pesar de su calmado inicio, “Whales”, una canción con vertiginosos cambios de ritmo, volvía a destapar toda la intensidad y energía de esta poderosa maquinaria sonora que son los Ciconia actuales. “Litost” y el “Eoinas’s Inn”, junto a esa maravillosa composición que es “Limbus”, ambas de «Winterize», seguían creando una atmósfera que les identifica y distingue.

Un largo y sinuoso “Tentenublo”, era su conexión con los tiempos pretéritos de su ya lejano debut discográfico en 2014 con “The Moon Sessions”, antes de centrarse totalmente en su último disco en la parte final del concierto.«Lobisome”, “Musca Draconia”, “The Golden Fleece” y “Predator Insiside”, pusieron punto y final a un inmaculado show, en el que como dijimos al inicio, deberían dejar un pequeño instante para que pudiéramos verles las caras. Su actuación esconde un gran trabajo de planificación escénica, donde cada pose y cada movimiento no son baladí y encajan dentro de la su estructura musical.

Desde esta web queremos constatar la excelente evolución y afianzamiento, de tres músicos que suenan de forma increíble, empastados, sin fisuras, muy concentrados en su labor y que pueden mirar a la cara a cualquier formación internacional del género, añadiendo un componente muy poderoso dentro del metal y dejando menos peso a otros, más progresivos o atmosféricos. Un prestigioso medio británico se refirió a ellos con el calificativo de “Los Condes del Instrumetal”, y nos parece una definición francamente acertada.

Crónica y fotos: José Luis Martín

Si quieres ver más noticias como esta, visita nuestra sección Crónicas de conciertos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

VULGAR CHAOS PRESENTA EL VIDEOCLIP DE «THE EDGE OF SANITY»

El trío mallorquín de groove metal, Vulgar Chaos, ha regresado con fuerza con el lanzamiento de su primer single y videoclip de su tercer...