El 21 de septiembre fue una fecha clave en Madrid. The Real Mackenzies llegaba a la sala Gruta77 agotando entradas. Presentaban su nuevo disco «Two Devils Will Talk» y celebraba su 25 Aniversario, como así nos hicieron saber a lo largo de su actuación. Además junto a ellos estuvieron acompañándoles Anti Idols.

Anti Idols fueron los encargados de abrir el concierto. Se presentaron con muchas ganas y con mucha actividad sobre el escenario, sobretodo Alfonso su vocalista, quien más enérgico se mantuvo durante la actuación de la banda de Punk madrileña. Dieron rienda suelta a temas de los antiguos y de los actuales, como los que podemos encontrar en su último trabajo «Sensación de Victoria». Muy cordiales se mostraron y con sus palabras, agradecieron que contarán con ellos para celebrar el aniversario del Gruta77, que ya son 17 años. Y un bajo que tuvo también su momento de gloria, queriendo sonar como guitarra eléctrica con más garra, ainco y desenfreno. Incluso a veces con más presencia y precisión sobre el escenario, que hacía que se luciera mucho más sobre la palestra, lo que se pudo apreciar por ejemplo en «Entrar y Salir». Con «No Me Mates», Alfonso cogió su micro y se lo acercó a un inquieto que se encontraba en la primera fila, para así de este modo cantaran juntos a lo largo de la canción algunas partes. Y es que por el tipo de sonido que ofrecían hubo momentos durante su actuación que me hicieron recordar a Manolo Uvi y a Evaristo. Y ya en la parte del final se marcaron tres temas más para dar paso a la siguiente banda muy agradecidos: «No Te Rindas», «Suicida» «En La Memoria».

Llegamos a la recta final de la noche, donde todos querían ver a la banda principal, The Real Mackenzies. Ya lo dijimos al principio traían nuevo disco y además, estaban de celebración, 25 años sobre los escenarios haciendo ese Celtic Punk tan característico con influencia del Folk escocés. Encontré una banda un poco cambiada, ya que vimos caras nuevas en sus filas. Dan Stenning y Jono Jack son ahora el batería y uno de los guitarristas, es decir los nuevos integrantes de la formación canadiense. Paul Mackenzies fue el único que llegó descamisado al escenario y tal era el calor que hacía en la sala, que pudimos ver las gotas de sudor que caían por su cuerpo. Además a lo largo de la noche tuvo unas palabras en favor de Cataluña porque considera que les están cortando su libertad de expresión en la cuestión del referéndum. Y todos en el escenario salieron dispuestos a darlo todo con sus kilt. Comenzaron con la canción que abre el disco a presentar, «Due West», con un público que reaccionó positivamente. Y no sería este el único tema que tocarían de «Two Devils Will Talk», ya que interpretaron otros como: «One Day», «Seafarers», o «One Man Voyage».
A lo largo del concierto el nuevo guitarrista se mantuvo muy receptivo y bastante alegre y cercano al público. La cercanía era mutua. Pero además, Paul Mckenzies fue el más expresivo y el más cercano al incondicional, ya en todo momento se acercaba a ellos y ellas con palabras y con algún gesto para representar lo que decían algunas canciones. Hablaron también del beber whisky, brandy, u otras bebidas; y con ello llegó «Whisky Scotch Whisky». Aquí hubo una parte donde, Dan Grison (guitarrista) y Aspy (gaitero) se pusieron en primera plana con Paul Mackenzies, propiciando un encuentro más cercano con el público. También tuvieron unas palabras muy bonitas, donde nos decían que cuando The Real Mackenzies viene a Madrid, se encuentra en familia, en su hogar. Con esto dieron paso a «Heather Bells». También interpretaron a capella «The Tempest» con un acompañamiento de redoble de batería, como si se tratara de un tambor en una marcha fúnebre.Y finalmente se marcharon despidiéndose por todo lo alto con «Fuck The Real Mackenzies».

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here