La noche del 9 de marzo nos llevó a la sala Nazca de Madrid porque Silver Fist iba a presentar su nuevo disco «Fe Ciega», donde les iban a acompañar Grapeshot Prometheus.

El concierto abría con los de Valencia, Prometheus que contaron que llevan ya 2 años girando con su disco «Dragón Y Titán». Traían un Heavy Metal más clásico. Parecía que el más motivado era Rafa (guitarrista), ya que se mostró el más activo de la formación con diferencia. Sin embargo, Juan Diego (vocalista) era quien se dirigía a los allí presentes y se encargaba de presentar cada canción. «El Destino Del Mundo», parecía ser el tema más rápido de su repertorio, donde Juan Diego terminó alzando sus cuernos. Con «Blasfemia» todos se agruparon en la parte central del escenario, destacando la unión y complicidad que había entre ellos. Interpretaron también «Enfrentado A La Muerte», que como bien nos hicieron saber, el propio Silver colaboró en la canción grabada en el disco.  Y dos temas más se hicieron posible para luego dar paso a la canción que daría fin su actuación, que no fue otra que «Sangre En Las Manos», que comenzaba a ritmo de bajo.

Después le llegó el turno a los más brutos, Grapeshot, que nos estuvieron deleitando con canciones en su mayoría de su segundo disco «All About To End». Hicieron su entrada con «Riot», la cual ya es un himno para ellos y suele cerrar sus conciertos. Esteban (vocalista) sacó a escena un micro hecho a base de latas de cerveza y un barril de cerveza, que utilizó a lo largo del concierto. En mitad de esta primera canción Javier Pina (guitarra) se fue hacia el otro lado del escenario, cambiándole la posición a José (guitarrista). Después llegó «No Flowers», canción perteneciente a su primer disco «The Scene», donde Borja (bajista) tuvo un encuentro de cuerdas con José, mientras que José jugaba con los acordes y estaba más concentrado en lo suyo, como así se mantuvo a lo largo de la actuación y Pina se posicionó en primera plana para regalar algunos riffs. Con la llegada de «Void Your Soul», la cual abre su nuevo disco «All About To End», repartieron unos chupitos de Southern Conformt, ya que había algo que celebrar, era el cumpleaños de Esteban. Con «Naked Emperor» llegaron los agradecimientos a las bandas y Pina y Borja agitaban sus melenas al mismo tiempo y se seguían mutuamente. Con «New Kind Of Pain», que fue presentada contándonos que trata sobre el dolor de la lucidez, Esteban sacó una escopeta a modo de micro y la batería de Marcos metía mucha tralla, tanto, que sonaba a modo de disparos de escopeta. Finalmente se marcharon con «All In», la cual cuenta con un videoclip que grabaron en Nueva York, y que también despide su nuevo disco, y con la que llegó un final inesperado con confetti.

Por último quedaba el plato estrella de la noche, Silver Fist, quienes llevaban ya cuatro años sin tocar en Madrid, y lo hacían para resolver la deuda pendiente que tenían con su público, presentar su último disco «Fe Ciega», que todavía no habían tenido ocasión de hacerlo. También presentaron a David a la batería con tan solo seis ensayos y Adri a la guitarra con unos pocos ensayos más. Arrancaron con «El Infierno En Mi», donde percibimos los primeros fallos técnicos del concierto procedente de una de las guitarras. A pesar de todo, la noche se estaba animando y seguían siendo muy crudos y muy directos. Entonces llegó «El Predicador» y Filtho tocó de espalda a su teclado, lo que vimos en más ocasiones a lo largo del concierto. Más adelante nos hicieron saber que entre el público se encontraba gente de la peña del Atlético, Heavy Metal Fans. También Silver se encargó de marcar los pasos y dirección de la formación. Hay que destacar que la ejecución de los temas era bastante técnico, lo que se pudo percibir en todo momento junto con la precisión y el potente sonido de batería y unas guitarras que tenían gran parte del peso en las composiciones. Parecía que el tiempo no había pasado y que todo seguía donde en su día lo habían dejado, retomando ese standby. También mezclaron una parte de «Believe» de Savatage con la balada «Aún Creo En Ti», la cual dedicaron a la familia de Silver que se encuentra en EE.UU, convirtiéndose en el momento más emotivo de la noche. Con «Se Acabó» Carlos (bajista) se situó en el centro del escenario siendo el centro de miradas de todos, por su saber hacer a las cuerdas. También se atrevieron con una versión, «A Light In The Black» de Rainbow, donde el propio Silver apareció con una camiseta de Dio. Después de esto llegó «Tormento» con Silver al borde del escenario más cerca que nunca de los suyos, es decir el público y cantaron juntos con ímpetu y Carlos nos señalaba con su bajo como si se tratara de una metralleta. El concierto ya había llegado a su fin. Finalmente, los músicos volvieron al escenario para dar por terminado el concierto con un bis final de la mano de «En Llamas».

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here