domingo, julio 25, 2021
spot_img
InicioCrónicas de conciertosCRÓNICA DE MAMÁ LADILLA EN MADRID

CRÓNICA DE MAMÁ LADILLA EN MADRID

Por fin, después de una larga espera, Mamá Ladilla aterriza en Madrid con 3 conciertos consecutivos en el local Moby Dick con su gira Reanimatour, presentando su nuevo disco «Exhuma y Sigue».

La idea de dar tres conciertos puede sonar agotadora pero es una buena alternativa para adaptarse a las nuevas condiciones causadas por la COVID-19 y, conseguir una buena asistencia de público compensando la actual situación de aforos reducidos.

Pero el esfuerzo adicional ha valido la pena, con un lleno en todos los conciertos y con un público entregadísimo en cada canción, esto demuestra el recíproco cariño que hay entre el grupo y su afición.

Pero vamos al meollo de la cuestión: en qué estado está el grupo.

La respuesta es sencilla: mejor que nunca.

Empezaron con «Jamón beibe», tema de 2010 con el que ‘abrieron la lata’, con Juan Abarca en su pose de impertérrito cantautor desubicado que tanto le caracteriza, marcando el paso a golpe de guitarra. A continuación siguieron con el tema «Flípalo», que con 25 años a sus espaldas, es un clásico imprescindible al que la distancia de seguridad ha pasado factura ya que, digamos que es un tema con el que el público disfruta entrechocándose y golpeándose, pero bueno eso no desanimó a que los presentes no pararan de moverse sobre sus asientos poseídos por el ritmo.

Mamá Ladilla en Madrid
Mamá Ladilla en Madrid

Tras el calentamiento, presentaron uno de sus nuevos temas, con el nombre de «Tricerátops», dedicado a esos adictos de gimnasio con un ritmo machacón propio de un entrenamiento. Seguido del ya conocido, «Janfri Güei», que apareció por primera vez en Autorretrete, uno de sus mejores discos. Y tras corear los estribillos de este tema pasaron a otro de su nuevo álbum, un tema lisérgico que encaja a la perfección con su nombre: «Delirio Cabal», con una letra pesadillesca y alucinógena. Y para subir las apuestas tocaron «La Paja», temazo de su disco «Coprofonía», y «La de Dios», buen impás para coger aire tras la primera remesa de canciones.

Y el espectáculo siguió con «Cosas que Joden», un tema imprescindible que si no conocéis, os recomiendo parar de leer esta crónica, buscarlo y disfrutar de él. ¿Ya habéis vuelto de escucharlo? Pues seguimos con uno de los nuevos temas de «Exhuma y Sigue», el destructivo y Heavy «Me Aburro» acompañado de un buen solo de guitarra. Después con un tono que rozaba el Death Metal vino «El Profeta Elías», con su peste galopante, y de nuevo el público dándolo todo desde el asiento, que no suponía ningún impedimento para dejarse llevar por los temas. Y de nuevo una cal y una del nuevo disco, esta fue la que da nombre al propio álbum Exhuma y Sigue, lenta pero con fuerza como para hacer vibrar todo el local.

Y llegando al ecuador del concierto, dejaron claro con su música que «Se Dice Heavy Metal», solo había que ver la actuación del bajista Sergio González que solo podría describir con palabras para mayores de 18 años con su espectacular actuación y actitud sobre el escenario. Con «Los de Abajo» y «No Hagas Nada» siguieron haciendo ruido del bueno antes de mostrar su nuevo tema y, quizás, el más popular, «Barbarie» es un tema tan salvaje como su propio nombre indica. Tras entrar en bucle con «Tócala Otra Vez, Sam» siguieron «Camino de la Ruina» en el buen sentido y a todo ritmo para llegar a el tema más enrevesado de toda su discografía, el temazo latino «Cunnilingus Post Mortem».

Mamá Ladilla en Madrid
Mamá Ladilla en Madrid

Con esto iniciaron la recta final del concierto, no sin antes algún chascarrilo del batería Abel del Fresno que mantiene animado al personal. En esta parte siguieron presentando nuevos temas como «Monguer Woman» mientras reservaban el doblete «Surfin’ Papa» y «Aparta Papa» para iniciar la traca final con «Mi Nave», ese magnífico mix, que precedió a la gran «Sucedió en Beckelar», donde nos relatan las tristes andanzas de ese pobre príncipe con el quieren practicar el medievo. Se notaba que se acercaba el final y por eso regalaron al respetable con unos solos, desde el increíble Juan Abarca que se demuestra que el que tuvo retuvo, pasando por Sergio que nos dio un tremendo solo (incluido punteo de guitarra con los dientes), y cerrando con el gran Abel dando tralla a la batería.

Y así, acabó… Bueno, sin contar el genial bis con «Wonder Ful», «Chanquete Ha Muerto» y el «Ataca mix» para cerrar 2 horas de un concierto lleno de Rock, Metal y letras cargadas de humor. Por cierto, un gran trabajo del responsable de iluminación que aportó un gran énfasis a cada tema del espectáculo de principio a fin.

Y de nuevo, mención especial a que este concierto tuvo lugar 3 días seguidos con el esfuerzo extra que supone, y sin repercutir en la calidad de la música ni en las ganas que le ponen a cada tema.

En cuanto al disco nuevo.

Presentar así temas nuevos tiene sus pros y sus contras. Por un lado, permite mantener un ritmo fresco sin agobiar al personal con temas nuevos omitiendo los clásicos que tanto espera el respetable. Pero por otro lado, quizás quedan un poco difusos entre los temazos de toda la vida que el público corea en cada estribillo. Aunque, hay que decir que con Mamá Ladilla el público siempre está entregado independientemente de si son temas nuevos o viejos, lo cual demuestra el magnífico estado de forma en que se encuentran con sus más de 2 décadas en activo.

Recordad, su nuevo disco se llama «Exhuma y Sigue» y desde aquí os lo recomendamos 100% porque tiene nuevos temas tan disfrutables como los clásicos.

Crónica por: Guillermo Rodríguez
Fotos por: Willy Copa

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here