viernes, febrero 3, 2023
InicioCrónicas de conciertosCRÓNICA DE LOS GANDULES (O NO)

CRÓNICA DE LOS GANDULES (O NO)

Bienvenidos lectores a una crónica más de Los Gandules… Bueno, en verdad, os he engañado, esto no es una crónica, pero si seguís leyendo a lo mejor os lleváis algo más valioso, tanto para los que ya los conocen como para los que no.

Los Gandules son un dueto musical que lleva en los escenarios desde 2002 y, está compuesto por Dun Gandul (Santiago Díaz) y Tobo Gandul (Roberto Montañés). Ambos aragoneses decidieron hacer versiones chorra de grandes hits musicales, pasando por Bruce Springsteen, Rafaela Carrá o Rammstein, hasta tal punto que un servidor canta más sus letras que las originales cuando las escucho. Pero, a pesar de este «atraco» a los derechos de autor, su música está total y gratuitamente disponible en su web, por lo que estáis tardando los que no les conocéis en poneros a escucharlos. Aunque si sois coleccionistas y amantes del físico también podéis adquirir sus discos o su reciente libro de pasatiempos Gandulglíficos.

Hasta aquí la parte informativa sobre ellos. Que no hemos venido a contaros lo que podéis encontrar en la Wikipedia, a lo que hemos venido es a hablar de su actuación.

En directo Los Gandules siempre consiguen un lleno, y no porque den un espectáculo novedoso o usen una estética innovadora o tengan una habilidad musical que roza lo inhumano. Son simplemente 2 aragones en gayumbos y bata, con 2 guitarras y sentados en un sofá con solera en el que se dedican a tocar una y otra vez los mismos temas de siempre (incorporando a veces los nuevos de su repertorio) mientras meten chascarrillos y comentarios jocosos para rellenar un espectáculo que dura más de 2 horas. Dicho así suena a la clásica cosa por la que no pagaríais ni 50 céntimos, pero ellos lo llenan año tras año y se les tiene cariño dentro del panorama musical.

¿Su secreto? ¿los que van a verles son sus cuñados y familiares? ¿el público son actores pagados para que se rían de sus paridas? ¿algún pacto con algún demonio o dios menor que les asegure el éxito?

Pues nada de eso, el secreto lo descubrí la otra noche cuando los pude ver.

Era un concierto más de ellos al que asistía con mi amigo Adrián y al que se unió mi compañera de trabajo Andrea, que venía con su novio Edu al que le había regalado la entrada como fan incondicional que es. El concierto, o más bien show, empezó como siempre con «Die Scaphandra» (alter ego de Los Gandules) haciendo su clásica introducción antes de empezar a rotar lo clásicos temas como «Equino de mis Entretelas», «Cuídame al Gato», «Obstetricia en Bucarest» o el popurrí de la «Década Apestosa», mientras el público entregado cantaba todas a pleno pulmón. Para alguien los que los han visto más veces en sus 20 años de carrera, fue lo de siempre, poca novedad salvo, como mencioné, algún tema de su último disco «Extravagancias».

PERO…

Hubo algo que me reveló la clave de su éxito. Como dije, Andrea no los conocía y, sin embargo, se divirtió como una enana y se sabía hasta los estribillos, ¡diablos! nosotros también nos reímos y disfrutamos, consiguieron hacernos olvidar durante 2 horas las preocupaciones y problemas que se quedaron fuera de la sala Galileo Galilei mientras tarareábamos TODAS las canciones. Ese es su secreto, te hacen reír, y sus canciones, aunque chorras a más no poder, conectan muy bien con el público como si las hubieras escuchado siempre, bueno… es que las has escuchado toda la vida, solo que esta versión tiene una letra más fácil de pillar permitiendo que todo el mundo pueda participar aunque sea nuevo. Consiguen que desconectes, que disfrutes y, sobre todo, te sacan una sonrisa, algo que a día de hoy es bastante difícil.

Y ojo, son honestos, desde el minuto uno te dicen que es lo de siempre, no engañan, saben a lo que vas y ellos cumplen como siempre. Y repito 20 años de show y aun quedan Gandules para rato y manteniendo su nivel, porque puedes escuchar temas suyos de hace una década y temas de su último disco y verás como la calidad de sus chorradas se mantiene igual de bien.

Por todo esto, y porque son muy gandules y muy majos, recomiendo encarecidamente que los veáis en directo porque es ahí donde reside todo su valor.

¡Bien! de puerro ¡bien!

P.D: Gracias Andrea por las fotos.

Crónica por: Guillermo Rodríguez

Si quieres ver más noticias como esta, visita nuestra sección Crónicas de conciertos

Guillermo Rodriguez
Guillermo Rodriguez
Soy el tipo que escribe sobre las letras de otros, que expresa las emociones ajenas y que hace resonar la música que escucha, o lo que es lo mismo, redactor de conciertos. Si hay música en directo, me apunto a un bombardeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí