Desde Roma Giuda se acercaron una vez más a nuestros escenarios, así que sin dudarlo nos fuimos a su fecha en Madrid que como es habitual se hizo en Gruta 77 para nuestra delicia y la de la gente que nos reunimos para disfrutar del adrenalínico show de los italianos que no defrauda nunca.

El sudor, la electricidad nos hace sentir libres, vivos y los italianos se encargan de darnos una buena dosis de rock and roll de alto octanaje donde se pueden encontrar en la misma coctelera pinceladas muy glam de carácter macarra, heredado de los grandísimos Slade y por supuesto los australianos Rose Tattoo o AC/DC. Una auténtica maravilla y delicia para disfrutar en directo.

Antes de los italianos pudimos disfrutar de la mala ostia musical de unos madrileños Anti Idols que tienen en su haber dos discos llenos de rabia punk de los cuales nos regalaron un buen puñado de temas sin darnos tiempo a respirar. Las letras y actitud de la banda muestran ese empuje y mala leche de los que estamos criados en las calles y en nuestra banda sonora teníamos constantemente nombres como Motorhead , Comando 9mm o Social Distortion. Temas de su segundo disco “Sensación de Victoria” como el que da título a este trabajo u otros como “No me mates” o “Entrar , salir y golpear” muestran el lado más crudo y afilado de la banda junto a temas de su primer disco como “Contra el Muro” o “Mi Vida” donde las guitarras muestran ese sonido más Social Distortion nos dieron como resultado un set list lleno de fuerza, donde además pudimos disfrutar de otra tanda de temas pertenecientes a su próximo trabajo donde nos mostraron una cara más cercana al hardcore, con un sonido más pesado y crudo que sus dos anteriores trabajos y que personalmente me volvió loco .

“Born Under Bad Sign” fue el primer torpedo de los italianos que nos dio de lleno en la línea de flotación con una fuerza absolutamente descomunal donde se palpaba la electricidad y que ponía patas arriba a todo el Gruta 77 y que no bajó de intensidad ni un segundo durante todo el show de los italianos.

Con la sala absolutamente rendida a Giuda solo podíamos dejarnos llevar por la fuerza y energía que desprende la banda a cada segundo y que desgranaron un show basado en sus trabajos que son muy recomendables para todos los que amamos ese sonido tan directo y que además el grupo cuida con mimo para dar un resultado final impecable, comenzando desde el formato, que uno puede encontrar en vinilo , el aspecto gráfico y por supuesto la parte musical donde van ganando punto positivos a cada nuevo trabajo que van editando.

Trallazos como “Get That Goal” del año 2013 y que es un puro himno para cantar y desgañitarte la garganta junto a otros temas como “Wild Tiger Woman” , un boogie electrizante que sientes como altera y calienta tu sangre de manera maravillosa o el adictivo “Get On The Line” que suena en el ecuador de su descarga.

Nos “patean las pelotas” con “Roll The Balls” que nos suena a gloria y hace que no paremos de sudar y saltar, de sentirnos felices y ver a un grupo que sobre el escenario se está dejando la piel litearlmente y que nos sigue bombardeando con canciones asesinas de rock and roll como “Number 10” o “Hey, Hey,Hey” junto a una parte final trepidante como “Bonehead” y “Roll On” que nos dejá con una sonrisa de oreja a oreja.

Crónica por: Charly Rock and Roll
Fotos por: Raúl G. Barbero

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here