domingo, junio 20, 2021
spot_img
InicioCrónicas de conciertosCRÓNICA DE PLAYA CUBERRIS EN VIBRA MAHOU

CRÓNICA DE PLAYA CUBERRIS EN VIBRA MAHOU

Empezábamos Abril con la segunda Riviera de los Playa Cuberris, que se alzaron sobre el escenario con una actitud homónima al disco que presentan: la de unos gigantes que vienen arrasando con su pop rock de influencia británica.

Sobre las notas del bajo salía deshaciéndose en gritos el líder de la banda, Pedro, y segundos después los cuberris presentaban Algo especial, el tercer tema del disco producido por Chapo Gonzalez y Niegel Walker. Destacamos del tema la síntesis entre esa influencia de melancolía enérgica de Oasis y la voz rota y con presencia de Pedro, con unas guitarras en las que nos centraremos más adelante.

Tras presentarnos a Álvaro, guitarrista a su izquierda y cofundador de la banda, con un cariño especial y un brazo rodeándole el cuello, la banda revivía aquel 2017 en que grabaron «Viernes Verdes», integrado en su álbum «Salir A Matar» y que cambiaría su destino creándoles un magnetismo que no habían tenido hasta el momento, firmando con Warner, y empezando una carrera que con semejeante directo sabemos que no ha hecho más que empezar. «Hace un mes llenamos esta sala y aunque hoy no esté tan a rebosar de público mi corazón está más lleno que nunca».

Seguían «Furia Nuclear» y «Alta Tensión», y no perdían ocasión para agradecer a los asistentes y a los profesionales que les respaldan su apoyo en estos últimos años. Se acercaban con actitud de rockeo Álex y Pedro, y esta energía creciente nos hacía percatarnos de que Playa Cuberris es de esas sbandas cuyo sonido cambia del disco al directo, y esto siempre que se hace con clase ofrece al espectador ese punto extra que le faltan a otros de la escena.

Playa Cuberris en La Riviera (Madrid)
Playa Cuberris en La Riviera (Madrid)

«Turín» empezaba con un pequeño fallo en la intro que se salvó con elegancia. Álex, guitarrista más recientemente incorporado ofrecía una seguridad y una presencia muy importantes para la primera línea de batalla, con su boina, su bigote y los brazos tatuados, como un mafiosillo rockero, agarraba con elegancia su telecaster y conseguía un sonido que de tan correcto parecía editado y mezclado. Álvaro, a juzgar también por los anteriores bolos en que le hemos visto actuar, es de esos guitarristas que te dan la seguridad de no fallar nunca. Solo podría decirse que me habría gustado verles colonizando más huecos del escenario y dinamizando aún mas el movimiento imparable de Pedro. En cualquier caso, entendemos que es complicado teniendo también a su cargo los coros.

«Zepelín» es una canción grande, como las metáforas utilizadas para la letra, y en su estribillo utiliza ese recurso que ya es sello de la banda, una última frase en forma de pregunta «¿qué es de tí? ¿Y de mí?…» El público ríe cuando el vocalista señala a una chica de la primera fila a la que le han hecho una cobra. «Un aplauso para que no le vuelva a pasar». Después presentaba «Átrévete» a perder como una canción que no recomendaba a nadie escribir.

Antes de escuchar uno de los grandes hits, un pitido procedente de alguno de los amplificadores retumbaba en La Riviera, y un poco de revuelo entre los técnicos y los músicos despistaba del show, pero con ganas de seguir, «Marte» engrandeció la sala madrileña y nos recordó otro de los hitos compositivos de Playa. Es el momento de elogiar la corrección de la base rítmica por parte de Dani (batería) y Roy (bajo), y el importante papel de Sergio Rojas, que aunque es músico mercenario de los Cuberris, se integra en su estructura como uno más dándole ese necesario toque metálico de la guitarra acústica.

«Victoria» llegaba con ese aire fresco de los amores de verano, llenos de melancolía y fuerza casi desde que empiezan. Los falsetes del estribillo fueron modificados a voces más fáciles y nos quedamos sin saber si fue una decisión estética de Pedro o una imposibilidad para llegar a ese agudo por algún tipo de molestia en la voz.

Antes de terminar y hacer un bis con una transición humorística y trabajada nos presentaban «Gigantes», canción que da nombre a su último disco y con un sonido realmente influenciado por Niegel Walker. En ocasiones Gigantes (Warner, 2020) nos recuerda a otras bandas también producidas por este gran genio de la música, especialmente a Sidecars por el tipo de guitarras y el concepto pop rockero, y destacan también esos arreglos de sintetizador un tanto The Beatles, pero en cualquier caso Playa Cuberris tiene muy clara su personalidad y estamos deseosos de ver que camino tomará su próximo disco, del que ya avisaron que no tardaría en aparecer.

Crónica por: Gisme

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here