El pasado 14 de diciembre, asistimos a la remodelada sala Moon (antigua Penélope), a un evento organizado por HFMN Crew, en el que contaron con Teething, Deathrite, LFAA y Napalm Death.

Los primeros en tocar, Teething, tienen un sonido que muchas bandas internacionales seguro que envidian, y más tras su paso por el Ressurrection Fest de este año. La banda madrileña dio todo un recital de Hardcore/Grincore, comenzando con “Cratediggers”, empalmada con “Dear Marta”. La sala no estaba muy llena al comienzo, pero poco a poco, el público fue entrando para sorprenderse con temas de su nuevo disco, titulado We Will Regret This Someday. Del mismo sonaron “You and Your Fucking Car”, seguida de “Setting Fires”, que cuentan con unos ritmos de batería imposibles. Todo ello con el añadido de que la batería se encontraba en primera fila, debido a que la de Napalm Death, estaba detrás preparada. Para finalizar “White Cross Inversion” que hizo que nos sintiéramos orgullosos de haber madrugado, para llegar a ver a este tremendo grupo.

Deatrite lo tuvo algo complicado después de sus predecesores, aún así, salieron sin ningún complejo y arrasaron ya desde su primer tema: “Breathing Doom”. La banda Alemana demostró, que si queremos escuchar buen Death Metal, podemos apuntar hacía su país. Con canciones como “Toxic Hammer”, pudimos deleitamos con la profundidad de la voz del vocalista. Muchas de sus interpretaciones, llaman la atención en sus introducciones, ya que van al máximo, como es el caso de “Predator”, incluida entre su repertorio de aquella noche. Después de unos nueve cortes, se despidieron con “Where Evil Arises”, uno de sus nuevos singles del año, que se caracteriza por esa parte instrumental duradera, pero en esa ocasión, modificaron el final de la original y así el batería se despidió a gusto.

Llegó el turno de Looking For An Answer, cuya ficha técnica, es muy parecida a la de los primeros; son de Madrid, más que Hardcore, tiran al Death Metal y sonó de manera espectacular. También han sacado un nuevo trabajo: Dios Carne. Con la primera canción del mismo (“Deflagración”) comenzaron. Aquella batería verde aún seguía pegada al público, prácticamente no hubiese hecho falta amplificarla, puesto que se podían oír las propias vibraciones de los parches en la atmósfera. Si a todo esto juntamos que durante “La Carne del Leviatán”, uno de los guitarristas empezó a tener problemas con su guitarra y por el tiempo perdido decidieron compensarlo tocando más rápido, el resultado fue que las canciones se sucediesen una tras otra, todo se volviese oscuro, violento y borroso, pero ante todo muy divertido. “La Matanza” desencadenó esa versión rápida de si mismos, hasta que llegó el final con “Escoria”.

Por fin nos dejaron salir a fumar, que antes no no se podía, ya que había un papel arrugado todopoderoso, al que había que guardarle sumisión, pleitesía, y así lo indicaba. Cuando entramos, todo estaba listo para Napalm Death. El concierto comenzó con “Apex Predator – Easy Meat” en modo intro, siguiendo con “Silence is Deafening”, desde ese momento, la sala Moon se convirtió en un campo de batalla y el objetivo era sobrevivir. Subirse al escenario y arrojarse sobre el público con saltos mortales, era una manera muy efectiva de hacerse hueco y causar algunas bajas, para poder coger un poco de aire, en aquella Moon abarrotada. En la mitad del concierto con “The Kill», se acumulaban los cuerpos de los más débiles en el suelo. De vez en cuando, entre canción y canción, teníamos un respiro mientras Barney (vocalista), nos hablaba de derechos humanos. Salvo “The Wolf I Fed”, no faltó ninguna de las típicas, tocaron “How The Years Condemn”, “When All Is Said and Done”, “Samash a Single Digit”, entre otras. Con un par de contusiones craneales, llegamos al final con “Nazi Punks Fuck Off” y “Adversarial / Copulating Snakes”. El concierto fue increíble desde arriba y desde abajo, por las heridas no se preocupen, ya que cicatrizan.

Ahora si, última batalla del año, esperemos que el año que viene haya más como esta.

No disponemos de fotos de las cuatro bandas solo de Napalm Death, porque el fotógrafo solo llegó a ese momento del concierto. Disculpen las molestia.

Crónica por: Willy Copa.
Fotos por: Raúl G. Barbero

Nota del editor: No disponemos de fotos de las cuatro bandas solo de Napalm Death, porque el fotógrafo solo llegó a ese momento del concierto. Disculpen las molestia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here