Tras unos minutos de espera, en un escenario decorado con motivos selváticos característicos de su puesta en escena, una explosión de verde llenaba la Madrileña sala But con detonaciones de confeti y luz al ritmo de «Amenaza Fantasma». La banda granadina hacía su entrada triunfal en su último concierto de la gira «Alerta Caníbal» ante un público entregado que llenaba la sala, el ambiente iba caldeándose mientras Tony Moreno (Voz) se quitaba capas de ropa y bailaba al son del sonido «mestizo» que les caracteriza.

Eskorzo en la Sala_But (Marid)
Eskorzo en la Sala_But (Marid)

A lo largo del concierto, fusionando estilos tan diversos como la música latina, el rock, el ska, el funk y los ritmos africanos fueron repasando canciones de su último álbum  «Alerta Caníbal» así como perlas tales como «Zombi Mambo» de su anterior EP. Con clásicos como «Mala Conciencia» de su disco «La sopa Boba!» el pogo parecía inevitable, y lo fue al romper el ritmo inundando la sala de caras felices y empujones.

La banda nazarí formada en 1995 continúa su trayectoria sin bajar del escenario tras mas de 20 años de vida musical. Con la salida de su último disco en 2017 se embarcaron en una gira que ha durado hasta la actualidad, recorriendo todo el panorama español así como gran parte de Europa e importantes conciertos en tierras sudamericanas. Caracterizados siempre por la pasión de sus directos, han demostrado que la música en vivo es lo suyo no decepcionando a un público que sigue llenando los locales al ritmo de su peculiar sonido mestizo.

Eskorzo en la Sala_But (Marid)
Eskorzo en la Sala_But (Marid)

Con el público siempre en el bolsillo, tampoco faltaron momentos mas calmados con su tema «Se Feliz», aprovechando un pequeño descanso para ir saliendo de forma paulatina según avanzaba la canción, y la oportunidad de «cargar pilas» para una segunda parte bien movidita.

Especial mención merecen también el dúo de vientos formado por Pruden Valdivieso (Trombón) y Jimi García (Trompeta) que no dejaron de moverse y animar al público durante toda la velada. En resumen una forma maravillosa determinar un gran año de conciertos sin parar de mover la cadera y sonreír ante un grupo que lleva muchos años dando grandes momentos sobre el escenario.

Crónica por: Adrián Gurich.
Fotos por: Irene Lisón

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here