La banda de Folk Metal de Madrid Ekyrian ha fichado nueva violinista. Ella es Sara Madroñal.

A pesar de que no son buenos tiempos para la música, Ekyrian ha decidido incorporar una violinista a sus filas. Así que ya es oficial, entra en la formación Sara Madroñal.

Compartimos el comunicado oficial:

Tras duros y largos años de travesía en alta mar, por fin logramos regresar a casa. Estábamos emocionados por ver a los nuestros y contar las historias que vivimos por todo el reino.

Pero pronto volvimos a sentir la llamada del mar: nuevas aventuras esperaban. Sin embargo, nuestra nave no había llegado a puerto de una sola pieza. Era necesario repararla antes de emprender un nuevo viaje.

Nuestro carpintero estaba desaparecido; esta vez nos tocaría hacerlo al resto.

Decidimos adentrarnos en el Bosque Dormido a buscar la Secuoya Milenaria, cuya madera dio vida a nuestro barco, para que una vez más nos protegiera con su magia ancestral.

La búsqueda comenzó como un agradable paseo entre los árboles. Pero a medida que nos adentrábamos hacia el corazón del bosque, el aire se volvía más denso y el follaje más espeso.

Hablar se hacía extraño, pues el bosque estaba sumido en un penetrante silencio y la luz apenas conseguía llegar al suelo, eclipsada por las ramas. Así era difícil orientarse. Parecía que avanzásemos en círculos.

Cansados, sedientos y hambrientos, uno a uno fuimos sucumbiendo. El viento mecía las ramas y todo allí invitaba a cerrar los ojos y reposar un instante. Temíamos que, si todos durmiéramos a la vez, probablemente ya nunca despertásemos. Por lo que nos fuimos turnando, con relativo éxito…

De repente, sonidos estridentes empezaron a salir de entre los árboles. Al poco avistamos algo pequeño y chispeante que se movía entre las ramas con gran agilidad. Y antes de que nos pudiésemos dar cuenta, teníamos de frente a una pequeña hada gritando: “¡Seguidme dormilones! ¡Rápido! Conozco bien este bosque, si permanecéis aquí mucho tiempo, formaréis parte de él y jamás volveréis a salir».

Tras sacarnos de aquel peligro, añadió: «Llevo horas observándoos. Os ayudaré a encontrar la Secuoya Milenaria para que reparéis vuestro navío con una condición: Llevadme con vosotros. No aguanto más este tormento, encerrada día tras día en el mismo lugar. Quiero vivir aventuras, ver mundo, perderme por lugares recónditos… La soledad de este bosque nunca ha sido mi sitio. ¿Puedo ser parte de vuestra familia?» Masculló con una sonrisa vivaracha.

—–

Dad una cálida bienvenida a Sara Madroñal, quién batirá sus alas para llenar de música cada rincón del escenario. También podéis aprovechar y felicitarla, ¡pues hoy es su cumpleaños!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here