Teníamos ganas de rock and roll y sin duda la noche era la idónea para disfrutar de dos bandas absolutamente brillantes que en directo son demoledoras y que siempre que los he visto no me han dejado insatisfecho como son Capsula desde Bilbo que volvían de nuevo a Madrid tras la presentación de su último trabajo a Madrid , y por el otro lado los tremendos Diesel Dogs que tenemos la suerte de conocerles desde su nacimiento y que son asiduos a los escenarios de las sala de nuestro país y sobretodo de la mítica Gruta 77.

Diesel Dogs en la Sala Gruta 77 (Madrid)
Diesel Dogs en la Sala Gruta 77 (Madrid)

Diesel Dogs siguen defendiendo a capa y espada su último trabajo “Everything” que salió si no me equivoco en el 2015 y que representó una evolución musical brillante, donde la banda se deja cautivar por igual por Cash, Los Pistols o Mr Bowie, así que el set list como es de espetar y hacen habitualmente se centró el set list en  este trabajo . Disfrutamos de rock sudoroso con matices de power pop en canciones como la que da título al disco , la feroz “National Anthem” o la intensa “The Days Of Our Lives”.

Descarga brillante y certera que demuestra que los madrileños son una de las mejores bandas de nuestro país y que me alegro de ver de nuevo sobre los escenarios por que me consta que ha estado a punto de tirar la toalla. Sea como sea tenemos a los madrileños con cambios en su formación pero sonando de manera formidable.

Cápsula en la Sala Gruta 77 (Madrid)
Cápsula en la Sala Gruta 77 (Madrid)

¿Y que puedo decir de Capsula?. “Bestiarium” su último trabajo es brillante y lleno de contundencia, así que si en estudio nos explotan el cerebro imaginaos en directo. La banda bebe claramente de aquel sonido puro Detroit con Iggy Pop y los Stooges y otros cohetaneos  y que facturaban ese sonido crudo, guitarrero y jodidamente salvaje. A esto hay que añadir pinceladas  de puro garaje  e incluso sonidos más psicodélicos y blues denso y arenoso para dar como resultado un sonido tremendamente propio.

Balas directas a nuestro corazón salían del escenario y nos dejaban absolutamente con la boca abierta  por su fuerza como son las tremendas “Sphink” , letal y veloz, “Girl Whip» «Up The Sound» o el psicodelico “In The Land Of Silver Souls”.

No dieron ni un segundo de tregua y muy al estilo de nombres como Motorhead o Ramones las canciones se disparaban una irás otra a bocajarro de una manera bestial. “Flood” o “Dead Summer” sonaron demoledoras y directas al igual que como es habitual en sus conciertos tributar a Bowie, Sumo y mis adorados Lords Of The New Church con  su clásico “Russian Roulette”  que cerro una noche de rock and roll de alto voltaje y tremendamente sudoroso. Brillante.

Texto y Fotos por: Charly Rock and Roll

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here