martes, enero 18, 2022
spot_img
InicioCrónicas de conciertosCRÓNICA DE TEQUILA - Cerveza, Tacos y Tequila

CRÓNICA DE TEQUILA – Cerveza, Tacos y Tequila

Esas serían las palabras con las que definiría el plan de una noche cualquiera, pero a nosotros nos esperaba «La Última Fiesta», el último concierto de Tequila. Llegó la despedida de un grupo referente en el panorama nacional musical desde hace la friolera de más de 40 años.

Tras una larga carrera, Ariel Rot y Alejo Stivel decidieron separar sus caminos y poner fin a aquello que les había hecho grandes, pusieron el broche final al grupo por todo lo alto con un concierto en el que echaron el resto. El espectáculo se esperaba con ilusión entre el público tras haber tenido que esperar más de un año para poder celebrar el evento debido a una pandemia que ha pasado factura a numerosos artistas.

Con puntualidad, los artistas hicieron su aparición con ese estilo único que les caracteriza. Por un lado, Alejo apareció con un vestuario totalmente llamativo con unos pantalones con rayas blancas y negras, una chaqueta dorada y un sombrero conformaban un look con el que llenaba el centro del escenario. Y a su derecha con traje, zapatos y gafas ahumadas, el elegante Ariel Rot “emanaba sensualidad” (palabras literales que oí durante el concierto).

Junto a ambos se acomodaron el batería y sus 2 guitarras que les acompañan pero, para un servidor quien destacó sobre el escenario fue Luis Prado, compositor, pianista y fundador del grupo Señor Mostaza. Su habilidad al teclado daba un enorme aporte a cada tema, actuando de columna vertebral en cada tema mientras articulaba el ritmo en cada canción.

Pero vayamos con los temas y sus protagonistas.

Tequila en Madrid
Tequila en Madrid

Tequila abrió el concierto obviamente con ese tema que todos conocen y que sirve como buen preludio de lo que nos esperaba, empezaron con «Rock & Roll en la Plaza del Pueblo», aunque esta vez no fue la plaza si no al Wizink Center de Madrid, donde consiguieron un lleno con las gradas ocupadas hasta la última fila y una pista rebosante de ganas de cantar y bailar cada tema para dar una última despedida al grupo que tantos canciones inolvidables nos había dado.

Tras este tema introductorio se metieron al público en el bolsillo consiguiendo que los siguientes temas fueran hilados uno tras otro, siendo «Mira Esa Chica», «Matrícula de Honor», «Mister Jones» y «Me Voy de Casa» los que fueron avanzando una noche que prometía ser inolvidable.

Tras estos temas hicieron una pausa para saludar al respetable, que sin duda querían más de su música.

Después hicieron un cambio de ritmo con su tema «El Barco», con un ritmo más reggae que se aleja de la línea musical a la que asociamos al grupo, permitiendo estos minutos renovar fuerzas para seguir con esos temas desenfadados que les hicieron famosos y les mantuvieron sobre los escenarios. Y se agradeció mucho porque era una noche que había que paladear para disfrutarla de principio a fin.

Y esto es algo que supieron manejar bastante bien a lo largo de toda la actuación, tomándose su tiempo pero alejándose del drama sobreactuado de muchos grupos regodeándose en toda su carrera, la pena que les daba separarse y montar un número con lágrima de cocodrilo. Y podrían hacerlo porque Tequila ha sido un grupo referente, con esos temas tan macarras y rebeldes que encajaban muy bien con una juventud sin ataduras que veía un nuevo horizonte en el futuro.

Pero volvamos con los protagonistas de la noche.

Alejo no paraba sobre el escenario, con una movilidad y flexibilidad que muchos jóvenes les gustaría tener en sus actuaciones, y no todo eran poses para los fotógrafos, también había una voz con la que aun fue capaz de llegar a todas las notas. Por otro lado, Ariel mantenía esa pose chulesca agarrado a la guitarra y demostrando que no ha perdido ni un ápice de sus habilidades, es más, se podría decir que como el buen vino, ha mejorado con los años.
Los siguientes temas fueron «Dónde Está Mi Brújula», «Yo Quería Ser Normal» (tema utilizado para la película de Superlópez), «Quiero Besarte», «Rock and Roll», «Las Cosas Que Pasan Hoy», «Sábado La Noche» (tema adoptado por Tequila y creado por Ariel Rot), «Ring Ring», «Y Yo Qué Sé», «Es Sólo Un Día Más», «Yo Era Un Animal» (tema de Alejo Stivel que al igual que ocurre con el mencionado anteriormente ha sido adoptado por el grupo) y, el siguiente tema trajo una sorpresa.

Dani Martín hizo aparición, creo que no necesita presentación porque todos le recordamos del grupo El Canto del Loco con el que se dio a conocer a nivel nacional y mantuvo un gran éxito que ahora sigue manteniéndose gracias a su carrera en solitario. El cantante subió al escenario para cantar «Mucho Mejor», tema legendario del grupo haciendo un dúo magnífico con Alejo. Y es que entre los dos artistas hay gran relación desde hace muchos años pues, la madre del cantante de Tequila fue profesora de interpretación de Dani cuando éste apenas tenía una década. Y, puede que mucha gente no sea fan suyo, pero hay que reconocer que su voz con ese tono de chulo que él tiene encaja muy bien con el tono de Alejo. Este dúo se prolongó durante los temas «Mucho Mejor», «Nena» y «Que El Tiempo No Te Cambie».

Tras la ovación del respetable, el ex vocalista del Canto del Loco se retiró para ceder su espacio a los verdaderos protagonistas de la noche, dando paso así a la recta final con los cuatro últimos temas: «Dime Que Me Quieres», «Me Vuelvo Loco», «Necesito Un Trago» y «Salta!!», quizás la canción más conocida de toda la carrera musical del grupo y con la que todos los allí presentes no nos pudimos resistir a empezar a saltar dándolo todo en una última canción, pues ésta se tocó y sabíamos que significaba el fin, que ya había acabado que no había más, no habría más directos, este era el último chupito de tequila. Con una despedida de parte de los grandes Ariel Rot y Alejo Stivel, que dieron un verdadero espectáculo de principio a fin al que no se le puede sacar ninguna pega y, sin duda, fue la mejor manera de cerrar toda su carrera musical.

Y aquí acabaría la crónica del concierto pero, en mi corta carrera como cronista, soy consciente que lo que vi no era un concierto más. Sí, todos sabemos que seguramente hagan alguna última gira o algún último concierto. Seguramente volverán a tocar en algún momento puntual pero a día de hoy es el fin de un grupo imprescindible de nuestro panorama musical, uno de esos con los que siempre cuentas y que crees que estará sacando giras de vez en cuando pero eso ya no será así.

Pero muchos diréis que tanto Ariel como Alejo siguen teniendo carreras en solitario, y seguirán dando conciertos por su cuenta, y eso es cierto. Aun así, el abismo que hay cuando algo acaba sigue causando impacto, no hay que dramatizar tampoco porque su música se seguirá escuchando, e incluso se pueden disfrutar de nuevo sus directos, y aún con todo, pensar que no habrá más actuaciones de un grupo da que pensar.

¿Y a dónde quiero llegar con esto?

Esta reflexión quiero que haga pensar a todos los que vamos de conciertos, para que aprendamos a disfrutar más y, a apreciar más estas experiencias, porque no vamos a los conciertos por la música, porque sino escucharíamos música en nuestra casa con cascos para apreciar más cada detalle, pero nosotros vamos a los conciertos por la experiencia, por tener a nuestro ídolos ahí delante, tocando por y para nosotros (y por dinero también, no nos engañemos). Y por eso, también tienen valor nuestras crónicas, porque nuestra intención es llevar a vosotros lectores esa experiencia.

Para cerrar, no puedo más que agradecer a Tequila por todos estos años de música que nos han dado y reconocer su valor.

Y quiero dejarte a ti persona que has llegado hasta una moraleja: Salta!!! Pero no solo con Tequila, salta con todos los grupos que escuches y disfrútalos, nunca se sabe cuál será «La Última Fiesta».

Crónicas por: Guillermo Rodríguez
Fotos por: Irene Lisón

Si quieres ver más noticias como esta, visita nuestra sección Crónicas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here