sábado, junio 25, 2022
spot_img
InicioCrónicas de conciertosCRÓNICA DE RIVAS ROCK 2017

CRÓNICA DE RIVAS ROCK 2017

El pasado 13 de Mayo, en el Auditorio Miguel Ríos de Rivas-Vaciamadrid, se celebró la cuarta edición del Rivas Rock. Para este año, contaban con Hora Zulu, Kaótiko, Porretas, Obús, Soziedad Alkohólika, Riot Propoganda y Talco, un cartel bastante interesante debido a la diversidad de estilos musicales.

Después de su vuelta a los escenarios hace poco más de un año, Hora Zulu (Metal/Rap) fueron los encargados de comenzar la velada con ”Que La Tierra Te Sea Leve” , donde la intensidad de la voz no fue suficiente. Entonces Aitor (cantante), una vez finalizada, indicó que iban a pasar al plan B y se puso a hablar con el técnico de sonido. Poco después continuaron con “Toma y Obliga”, la cual se escuchó mejor. Según Aitor, a la luz del día el público parecía menos duro, pero aun así, respondieron con temas como “Tango”, “Ya que te pierdo” y “Por Los Ceniceros”, que consiguieron animar a los asistentes del soleado auditorio. Con “Reinvención” llegaron al ecuador de su directo y avisaban de que aún quedaba lo mejor. En “Tientos” confirmamos que iba a ser un no parar y, sin parar de bailar, seguimos con “Camarada”, uno de los temas más emblemáticos de la banda. Sin bajar las revoluciones, más bien lo contrario, tocaron “Mis Barranqueras”. Antes de continuar, Aitor se dirigió al público para preguntar por qué nadie le había dicho que le faltaba su gorro, ya que con él canta mucho mejor. Tras esto, dieron paso a la recta final con “Siempre Soñé Saber Sobre”, las sensacionales “Agua de Mayo”, “Andaluz De Nacimiento” y para finalizar, “A Ver Si Me Entiendes”.

Sindicato Del Crimen Tour es el nombre de la gira que trajo a Kaótiko al Rivas Rock. El grupo de punkrock fue el segundo en actuar, abriendo con “Pyscho”. De inicio a fin, los pogos se sucedieron constantemente, lo que no es de extrañar ya que Káotiko aporta un gran nivel en sus directos, debido a sus ritmos bien marcados, la calidad del sonido y sus directos mensajes. La buena acogida del público hacia la banda fue correspondida con dieciséis canciones, entre ellas “Sucio Criminal”, en la que pudimos disfrutar de su magnífica parte instrumental, y “Adrenalina”, pensada para que todos segreguemos dicha hormona. De su último trabajo, Sindicato Del Crimen, tocaron “A quema Ropa”, todo un éxito que hizo que Jhony (voz) se emplease a fondo, e “Inteligencia Artificial», donde destacaron las cuerdas. De las más representativas de la banda, tocaron “Paranoia”, en la que se les pudo observar disfrutando sobre el escenario. También sonó “Rico Deprimido”, una de mis preferidas por su letra y sus cambios. Tampoco faltaron los temas de E.H Calling, que se convirtieron hace relativamente poco en himnos: “Presa” y “Fuera de Juego”. Para despedirse y dejarnos con un sabor melancólico por la temática de sus letras: “Preso 2023” y “Su Falso Mundo”.

Porretas, presentando su nuevo disco “Clásicos II”, también estuvieron en el Rivas Rock. La fiesta siempre está garantizada con el amplio repertorio de los madrileños, y esta vez no fue para menos. Con una intro impresionante, que prácticamente parece el final del concierto, comenzó “Hortaleza”, que enlazaron con “Jodido Futuro”. La inmejorable calidad del sonido, junto con la presencia de la mítica banda de rock, provocaron estragos en los asistentes durante todo el concierto. Si a ello le sumamos las canciones que sonaron, el resultado es un gran concierto. Entre dichas canciones, nos encontramos con “Joder Qué Cruz”, con ese sonido de siempre de Porretas y “Soy Un Truhán, Soy Un Señor”, una versión de Julio Iglesias incluida en “Clásicos II” que dibujó sonrisas e inició alguna carcajada en los allí presentes, y que fue de las pocas que tocaron del mismo. También interpretaron “Vive Y Deja Vivir”, que al igual que “Tripis” y “Última Generación”, nos llamaron mucho la atención. Para terminar la fiesta por todo lo alto, interpretaron “Y Si Lo Se Me Meo”, una de las más típicas y divertidas, seguida de su éxito más conocido: “Marihuana”. Por último, para despedirse sonó “Nos Llaman Los Porretas”, como viene siendo habitual.

Con aún algo de claridad en esa apacible tarde de mayo, durante el descanso nos vimos rodeados por heavies que anunciaban el concierto de la segunda banda local por actuar: Obús, en su trigésimo quinto aniversario. Aunque en esta ocasión no se invitaron a una ronda, ya que no interpretaron “Esta Ronda La Paga Obús”, ofrecieron un fantástico show de Heavy Metal digno de la época de sus comienzos. Durante la actuación presenciamos a unos muy enérgicos Obús, que no pararon quietos sobre el escenario. Fortu (voz) estuvo todo el rato jugando con el pie de micro, mientras que el resto del grupo no paraba de marcar el ritmo con sus movimientos y posturas. Entre el público hubo de todo un poco: gente sentada en las gradas, otros que se atrevían con el Air Guitarr, empujones y saltos. De entre su repaso a los hitos del Heavy nacional, en aquella tarde cabe destacar “Va A Estallar El Obús”, “Vamos Muy Bien” y “Dinero Dinero” simplemente por la reacción de los allí presentes, ya que los madrileños realizaron una gran labor durante toda su guardia.

Soziedad Alkohólika, que el pasado 3 de Marzo lanzó a la venta “Sistema Antisocial”, volvían a Madrid un año después para repetir en el Rivas Rock y presentar su nuevo disco. Después de los cuatro conciertos anteriores, era el turno de los vitorianos y tenían ante ellos todo un reto: intentar impresionar al público madrileño ya algo cansado. Aun así, engancharon sus instrumentos y comenzaron con un par de temas a su nuevo disco para ir animando a los asistentes, que no tardaron en reaccionar y provocaron los pogos más violentos del festival hasta ese momento. Durante el concierto, pudimos ver a Juan (voz) como descargaba toda su rabia con canciones como “Ratas” y “Motxalo”, ésta última siempre tan divertida en los conciertos. De su repertorio se echó en falta “Pauso Bat”, sin embargo, tocaron otras igual de potentes como “Tijera Contra Papel”, cuya batería es excepcional, al igual que la de “Cuando Nada Vale Nada”, uno de los temas que mejor sonaron. “Nos Vimos En Berlín” cerró el concierto de S.A, un grupo que se encuentra en uno de sus mejores momentos y así lo demuestran en sus directos de este año.

La fusión de Los Chikos del Maiz y Habeas Corpus, dio lugar en 2013 a Riot Propaganda. El grupo aterrizó en el Rivas Rock, para presentarnos su nuevo disco, “Agenda Oculta”. “Plata o Plomo”, incluida en su nuevo trabajo, fue la canción elegida para comenzar con el espectáculo. De su nuevo trabajo, tocaron unas cuantas como por ejemplo “Agenda Oculta”, que da nombre al disco, y “Danzad Malditos”, con una buena base instrumental, una voz similar a la de los grupos de Hardcore Rap y un potente estribillo, que nos hizo bailar a todos. También tocaron de su último disco “La Huelga”, un tema en el que predomina el estilo de Habeas Corpus, y “Bienvenido Al Paraíso”, en el que se presentaron a mitad de la canción. El tema que más nos llamó la atención fue “Hasta La Victoria Siempre”, un tema muy directo más tirando al Rock que al Rap. Para despedirse, al igual que en el Viña, sonó “El Miedo Va A Cambiar De Bando”, una canción que presentan indicando que es un himno que estaba por Internet, y al que ellos solo le pusieron letra.

Aunque parecía que no quedaban fuerzas, cada vez que Talco sube a un escenario nos muestran su lado más enérgico con su tempo sobreacelerado, provocando que se carguen las baterías más desgastadas. En el Rivas Rock ocurrió lo mismo, y los italianos demostraron estar a la altura para cerrar el cartel que compartían con sus lujosos compañeros. Después de algo más de siete horas bailando en el auditorio de Rivas, el público se comportó como si del primer concierto se tratase: la sucesión de pogos, codazos, empujones y brincos no cesó, hasta que sonaron las últimas notas de “La Torre”, canción que cerró el festival. Pero antes de que eso sucediese, Talco nos regaló muy buenos momentos con sus mayores éxitos: “Danza Dell’Autunno Rosa”, “La Mano De Dios” y la que les abrió el camino para llegar a dónde están ahora, “St. Pauli”. Cómo no, también tocaron “La Mia Città”, canción que cobra importancia en sus directos, ya que la banda, emulando a Ska-P con su “insistimos”, va introduciendo fragmentos de la misma a lo largo de su actuación.

Pese a la diversidad cultural del puente de San Isidro en Madrid, Rivas Rock se impone con fuerza para los amantes de la buena música. Poco más que decir, salvo expresar mi agradecimiento por montar un evento de esta índole. El año que viene repetiremos.

Crónica por: Willy Copa.
Fotos por: Pedro Bao

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí