El viernes 20 de Abril, nos desplazamos a la remota sala Live de Carabanchel, para asistir a tres presentaciones de discos: “Etiqueta Negra” de Puraposse, “Si Vis Pacem I” y “El Espíritu de las Calles” de La Kontra y Escuela de odio, respectivamente.

En primer lugar, tuvimos la oportunidad de disfrutar del nuevo grupo de los hermanos Aguayo. Que tras la disolucción de Xaiko, por motivos laborales según el comunicado en su página, han creado Puraposse, con todos los miembros de Xaiko, a escepción del trikitilari. Vino para presentar su nuevo y único disco. Así lo hizó, recordándonos a Kaotiko, en algunos estribillos, como en “Cicatriz”, algo perfectamente normal, ya que comparten dos componentes: Aguayo y la misma guitarra que usa con su otro grupo y Aguayiko, que deja la guitarra de lado, para dedicarse únicamente a la voz.

Este último, se mostró muy enérgico saltando y yendo de un lado para otro, durante su corta actuación, solamente tuvieron treinta minutos, pero superon aprovecharlo.
El conjunto vasco, empezó con “Tratas”, con la que captaron la toda atención del excaso publico. De entre los doce temas que interpretaron, sorprendieron con la segunda:
“Prejuicios”, debido a sus punteos, agresividad y la voz de Aguayiko en semigutural en algunas partes de la misma. También con la anteriormente citada, “Cicatriz”, y el pegadizo estribillo que contiene. “Aún quedan balas” por sus riff y el solo de guitarra. “Posser”, que contó con una base rellena y rápida, por parte del baterista. Y Para el final, no pudo ser menos, dejaron “Pinceladas” que impresiona por como juegan con la velocidad del ritmo. Sin duda nos quedamos con ganas de más, seguramente lo tendremos.

¡Había más! En segundo lugar les tocaba a La Kontra, donde también vimos a una cara conocida, la de Txetxu, antiguo miembro de Parabellum. Bajo el brazo trajeron “Si Vis Pacem I”, un trabajo que contiene trece temas, de los cuales diéz, son de Txetxu tras su paso por su antigua banda. La formación bilbaina transmitió un mensaje claro de lucha antifascista propio de sus canciones y marca personal del conjunto, formado apenas tres años, y mostró gran complicidad entre sus componentes, por el modo en el que interactuaban entre ellos.

En esa línea comenzó el concierto con “No hay opción”, y desde ella, junto con las otras de lo nuevo, demostraron que han cumplido el objetivo de remasterizar las canciones, en las que participó Txetxu en Parabellum. Eso si, con un sonido más actual, más limpio y ritmos más rápidos, quizás perdiendo la esencia punk de los ochenta-noventa, pero con un buen resultado. Otros ejemplos de ello fueron: “Movilicación”, “Kontra el rinkon”, “Kuerpo a Kuerpo”, entre otras. Aún así, las de su anterior y primer rosco, titulado “Siente el miedo”, estaban más pulidas, haciendo disfrutar aún mas si cabe, a los asistentes. No es de extrañar, ya con cortes como “Despierta”, donde resaltaron la linea de bajo, mientras el batería dio todo de si, siguiendo las cuatro curedas. Del mismo modo, “Sangre”, envolvió a los allí presentes, gracias a la labor del guitarra solista. Para finalizar, nos dejaron otra perla: “Envenenado”, culminando así un excepcional directo, en el que no hubo muchas pausas.

Por último, llegó el protagonista de la noche: Escuela de Odio, bajo el brazo tenían “El Espíritu de las Calles”, un disco más, para la ristra de la banda, que cumple cuarto de siglo este mismo año. Aunque no dieron el gran salto hasta el 1998, cuando editó su primer disco: “El sueño de los que no duermen”.

El concierto se vió marcado, por la potencia de sus canciones, que animó a los excasos espectadores, para un concierto de esa embergadura, a participar activamente. Las madres, tuvieron que sujetar a sus hijos para que no entrasen al descontrol, los demás, tuvimos buenos pogos sin heridos. Después de un escueto buenas noches Madrid, durante los soniditos místicos de la intro, metieron la directa “Diferencia”. El show, contió con “Resistir es vencer” de “El espiritu de las calles”, último disco de estudio de los asturianos.

Este año, la banda sacó un DVD al mercado: “Chile Arde!!”, fue grabado en directo, en Santiago de Chile, en 2016. Contenidos en él, escuchamos una algo más tranquila, que a lo que nos tiene acostumbrados la banda, cuyo nombre es “Puertas cerradas”, “Los de siempre” y unas cuantas más, convirtiendo el concierto de aquella noche, en una versión en miniatura del de la capital chilena.

De entre las nuevas que se pudieron escuchar aquella noche, resaltó “Máquinas de Producción” con ese royo metal que se lleva, y “Hxc is my life”, en la que el cantante se dirigió al público para, contar como gracias a los grupos Hxc yankis de su época, le hicieron decidir formar Escuela de Odio. Para el final, dejaron una de sus canciones más conocidas: “Asturias Arde”, concluyendo así al igual que como empezaron; mucha rabia, ritmos acelerados y buena base melódica.

Todo un evento, ¿Cúando repetimos?

Crónica por: Willy Copa.

Fotos: Raúl G. Barbero

Notas de autor: Únicamente disponemos de fotografías de La Kontra y Escuela de Odio, ya que el fotógrafo no consiguió llegar a Puraposse, disculpen las molestias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here