martes, octubre 26, 2021
spot_img
InicioCrónicas de conciertosCRÓNICA DE LE MUR+BONES OF MINERVA+SNAKE SISTER EN MADRID

CRÓNICA DE LE MUR+BONES OF MINERVA+SNAKE SISTER EN MADRID

Las mujeres de la música tuvieron su oportunidad en Madrid. El pasado 23 de febrero la sala Wurlitzer Ballroom albergó a tres formaciones, donde una vez más cabe destacar que la mujer, se ha demostrado y ha dejado claro que juega un papel importante en la música. Ellas son: Le Mur, Bones of Minerva Snake Sister.

Las primeras en salir fueron Snake Sister, power trío madrileño que practica una mezcla de Grunge y Punk muy underground con un rollo bastante británico. La reina de la noche era Ali Snake, y no porque llevara una corona de princesa, sino por la actitud e intención que le puso en todo durante la actuación, lo que demostró que tenía su carácter y personalidad. Ella era la vocalista y guitarrista y la más guerra. Con «Dress», pudimos disfrutar de una batería más marcada con unas partes con más contundencia, donde se accionaba más los toms. Y es justo en esta canción, cuando Ali Snake terminaba tirada en el escenario de rodillas. También tocaron un único tema en castellano, «Sácame De Aquí», con un bajo que consiguió encontrar su sitio y sentirse mucho más cómodo. Fran LaRubia, que es así como se llamaba el bajista, consiguió ganar más protagonismo en esta parte del concierto. A lo largo de la noche agradecieron a las bandas por haber compartido escenario con ellas y a Nooirax por organizar el concierto. También presentaron dos temas nuevos, que formarán parte del disco en el cual están trabajando. Y por último se marcharon con «Roit Grrrls».

Después le tocó el turno a Bones of Minerva, banda de Rock/Metal Alternativo de Madrid que vinieron a presentar su recién y estrenado vinilo, gracias al Crowdfunding con el que pudieron llevarlo en adelante. También traían nueva batería, la cual quedó como una incógnita y tenemos ganas de conocer y más adelante presentarán en otro concierto. Hicieron su entrada con «Vehemence», uno de esos temas nuevos que estaban presentando y que ha formado parte de la BSO del film Call TV, y que transmitía momentos más cálidos y oscuros al mismo tiempo. Siguieron con «Defenders», la cual cuenta con una marcada batería como si fuera un redoble de tambor y unos punteos de guitarra muy interesantes. Con «Aces» las energías se aceleraron un poco más y empezaron a contagiar sus energías. Tenían claro a que venían. Blue, la vocalista era quien se dirigía al público en todo momento. Ahora le tocaba el turno a la canción que más les gusta, como así nos aseguraron, «Waves», que nos llevo por unos paisajes de bosques un tanto cálidos. La canción nueva y que presentaron y también se incluye en el vinilo era «Privilege», que trata de los privilegios y que normalmente por nacer en un lugar u otro te toca vivir de una manera y no de otra, lo que es injusto, ya que en otra parte del mundo se mueren de hambre, algo que uno no elige. Así es como fue presentada, situación que a mí francamente me preocupa. Se despidieron con «Overcoming», con la que bajo, voz y guitarra se seguían mutuamente.

Para cerrar la noche de mujeres de la música, llegaban desde Murcia Le Mur. Era la tercera vez que se dejaban caer por Madrid y la verdad que tuvo mucha aceptación. Venían a presentar su primer trabajo, «El Brote». Ellas practican un Rock Alternativo que transmitía un aura especial desde el esceranio y que sirvió para hacer las delicias de todos/as los/as que estaban allí, porque allí estaba Elsa con su voz y su movimiento durante la actuación de Le Mur, para hacer que todo fuera posible. Pues ella tuvo muy presente al público en todo momento, pues se dirigió a él todo el tiempo. A lo largo de la noche mandó un mensaje para que con sus palabras quedara claro que «todos somos iguales». Con todo esto y mucho más consiguió ser el centro de miradas de muchos/as que estaban allí esa noche disfrutando del concierto. También tuvo palabras de agradecimiento a Nooirax y al resto de bandas. Además ella no se encontraba sola, tenía el apoyo de sus compañeros de formación. Por un lado, estaba Pedro que se mantuvo muy intenso y con pies de plomo a la guitarra, y muy concentrado en lo suyo, sabiendo dar vida a numerosos acordes que salían por si solo, ya que su manera de rasgar las cuerdas hacia que se volviera más técnico todo cuanto hacía. Sin embargo, más activo y sin para de mover los pies se encontraba Carlos, quien trasmitía mucha energía viva a las cuerdas de su bajo. Canciones como «Faro de Neón», «Hiedra», «Crisantemo», «Loto», o, «Hierbabuena, fueron algunas de las que allí desplegaron sin cesar. Y en algunos momentos de su actuación el respetable cantaba. Y en la parte del final del concierto Elsa se bajó del esceranio y se mezcló entre el público para recordar que esto no habría sido posible sin todos/as ellos/ellas que habían venido al concierto. Solo con ese gesto de cercanía valió la pena.

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here