El pasado 19 de diciembre había una fecha señalada en nuestro calendario. Los sevillanos Derby Motoreta’s Burrito Kachimba llegaban a Madrid para presentar su disco homónimo en la sala But. Era un día de lluvia y los fans y seguidores aún así, salieron a este encuentro con los músicos, para de este modo conseguir colgar el cartel de entradas agotadas.

Chef Creator en Madrid
Chef Creator en Madrid

El concierto dio comienzo con los teloneros, que eran todo unos desconocidos para nosotras. Se trataba de Chef Creador. Ellos son una banda de Indie-Pop con letras en castellano. La formación se compone de cinco músicos, de los cuales uno de ellos utiliza sintetizadores. Realizaron un show corto de unas cinco canciones. Se presentaron diciendo: «somos Chef Creador en homenaje a Joaquín Reyes». Pues estaban presentando su EP «Sucesos Extraños». Y es que ofrecían una propuesta diferente a lo habitual en el género musical, en el cual se desenvuelven, por la frescura de sus composiciones. El vocalista de esta formación, Francisco José Báez, fue quien más trabajó en que ellos tuvieran espectación entre los asistentes al concierto, ya que era quien tenía las directrices y quién iba contando un poco lo que íbamos a escuchar en cada momento. El resto de músicos se desenvolvieron con facilidad sobre el escenario y demostraron, que estaban cómodos. Se despidieron con una canción que parecía más fiestera, pues en ella había un toque de psicodelia, que sirvió para dar paso al plato fuerte de la noche y meternos en situación, de lo que vendría después. Se trataba de «Nuevos Jardines» y con ella nos dijeron adiós hasta la próxima velada.

Derby Motoreta's Burrito Kachimba en Madrid
Derby Motoreta’s Burrito Kachimba en Madrid

Después de los teloneros se cerró el telón, para preparar el escenario para lo que todos y todas querían ver y escuchar con ansias. Poco después se abrió el telón, y eran ellos quienes estaban detrás de él, Derby Motoreta’s Burrito Kachimba. Relucientes como ellos solos salieron a escena. Su estilo tan personal que ellos llaman kinkidelia, es lo que les está ayudando a triunfar. Rock Andaluz con tintes de Rock Progresivo y Psicodelia era lo que emanaba de cada canción. Dandy Piranha cautivó al público con su voz. Tenía un micrófono, que contaba con un manillar de bici en el pié de éste, que alzó en mitad del concierto. Sus compañeros al mismo tiempo, estuvimos en su sitio enganchando también a los presentes con todo lo que ejecutaron, con tal estupor y resplandor que supo a gloria en todo momento. Tenían una técnica especial, que hacía que con poco transmitieran mucho. Además el público cantaba sus canciones. Lo consiguieron sin duda alguna. Además hicieron un guiño a Triana, una de sus mayores influencias desde luego con cada canción, dejando claro de dónde venían. Uno de los temazos, «La Piedra de Sharon» tenía un comienzo con un regusto a Jethero Tull. Con «Somniun Igni Part 1» Dandy se enfrentaba junto con el acompañamiento de Gringo, uno de los guitarristas, con el ambiente ya caldeado y conviertiendose en uno de los momentos más inquietantes. Y cuando se acercó el final, se tomaron un respiro, tomaron fuerzas y volvieron al escenario. Dandy Piranha volvía a escena nuevamente junto con los suyo vistiendo una camiseta en la que se podía leer: «Puerto Hurraco». Seguido a ello, también hubo tiempo para homenajear a Camarón con «Nana del Caballo Grande». Y finalmente se marcharon por la puerta grande tras interpretar «El Salto del Gitano», cuando Dandy terminó cantando tirado por el suelo del escenario y Bacca, guitarrista bajó del escenario para invitar al público a un trago de Jägermeister. El concierto dio por finalizado poco después, cuando Dandy Piranha saltó del escenario hacia el público para provocar un «state diving».

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Irene Lison

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here