El pasado 3 de octubre comenzamos el mes con la llegada a Madrid de los estadounidenses Galactic Empire, que aterrizaron en la sala Caracol. Noche de encuentros de otra galaxia. Nos quisieron llevar al lado oscuro, y no ofreciendo galletitas, sino una buena dosis de Heavy Metal Instrumental, versionando los clásicos de la BSO de la sala de Star Wars.

El concierto dió comienzo 25 minutos más tarde de la hora establecida. Pero en cuanto empezó, el público se puso en pié, porque allí estaban ellos: Dark Vader (guitarra), Boba Fett (batería), un Stormtrooper Blanco (bajista), un Stormtrooper Negro (guitarra) y un Guardia Rojo (guitarra). Todos ellos forman Galactic Empire. Y de pronto sonaba la música y comenzó el espectáculo. Entonces empezó a sonar «Main Theme» de Star Wars, una de las canciones más famosas que tiene esta formación, y conocida por ser el opening de las películas de la saga. Y es que para muchos se ha convertido en un himno. Los músicos se encontraban alineados en el escenario y no podíamos dejar de prestar atención a lo que sucedía allí arriba. Pues sin duda, era una batalla galáctica con un sonido bastante limpio y nítido. Y también fueron surgiendo otras canciones que más de uno y una conocía como: «Imperial March», «Duel Of The Fates», o, «Battle Of The Heroes», entre otros.

Según avanzaba la noche fuimos pasando por diferentes momentos, partes del concierto donde se acercaban más al ambiente de una balada, donde muchos movían los brazos y otras partes fueron más épicas sembrando alegría y pasión entre los seguidores de Galactic Empire, y sobretodo de Star Wars con unas melodías aún más pegadizas, que consiguieron atraer y enganchar a los espectadores, quienes tras finalizar algunas canciones no dudaron en terminar aplaudiendo. El ambiente ya estaba caldeado, y eso también se percibía hasta en el escenario, porque vimos unos músicos mucho más entregados. Por ejemplo, el Stormtrooper Blanco fue contagiandose cada vez más por los ritmos pegadizos y cañeros que nos traían, que  y sin dudarlo se puso a mover el esqueleto, lo que ánimo no solo al incondicional, sino también a otros músicos como Dark Vader o el Guardia Rojo. Boba Fett también muy animado se levantó y lanzó los cuernos, para luego seguir con más ganas y pasión tocando la batería. Y por otra parte, las luces iban funcionando siguiendo el ritmo de la música. Por esto, en algunos momentos la sala se envolvió en un as de estrellas, gracias a la bola de discoteca que había en lo alto de la misma, haciendo que el respetable se sumergiera dentro del universo que nos ofrecían Galactic Empire durante esa noche. También un poco de acción le dieron a su directo, pues recrearon una de esas escenas míticas de la saga de Star Wars, donde Dark Vader ejecuta a alguno de los personajes, pero en este caso, una de las personas que se encontraba entre el público, que subió al escenario como si se tratara de un preso de la resistencia, Dark Vader tras levantar su mano derecha, le aplicó un estrangulamiento de la fuerza para acabar con él y demostrar de este modo, el poder del lado oscuro de la fuerza. Y como no podía ser menos alguna espada láser también se pudo ver entre el público, lo que era de esperar. Y también para cerrar hubo tiempo para un bis final, «The Throne Room: End Title», la cual suele aparecer en las películas en los créditos finales.

Al final del todo el concierto nos supo a poco, ya que terminó bastante pronto de lo que esperábamos. Fueron unos 30-40 minutos de show, donde nos hicieron revivir Star Wars. Y finalmente los músicos aprovecharon la tesitura para hacerse fotos con sus fans para que quede en el recuerdo de todos y todas los y las que fueron al concierto.

Fotos por: Pedro Bao
Crónica por: Gloria A.B

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here