Por fin llegó la fecha tan anhelada. The Agonist dejó su huella por Madrid el pasado 12 de octubre, junto a Deathsurrection, SynlakrosS,Death & Legacy y Jinjer como invitados, mientras que fuera de la Sala Lemon caía un verdadero chaparrón que a más de uno le pilló desprevenido.
dsc_1634Tras la apertura de puertas sobre las siete menos cuarto, y una breve prueba de sonido, abren este prometedor evento los madrileños Deathsurrection. Gabriel Jester (voz), Disi (guitarra), Adrián Castro (guitarra), Jio (bajo) y Rafael Aritmendi (batería), nos hicieron entrar en calor rápidamente con sus temas, animando a parte del público a hacer pogos y un wall of death al ritmo de una cover de Pantera. A pesar de tener que acortar su actuación por falta de tiempo, no faltó su nuevo single cargado de rabia «Shut Up«, publicado el 28 de septiembre, y que formará parte de su próximo EP. Esperamos con ansia poder escuchar más de esta banda.
dsc_1918Continúa con el espectáculo SynlakrosS, con Patricia Pons como vocalista, Iván Muñoz y Horacio Bort como guitarristas, Pablo Fuentes en el bajo y Tiko Marínez en la batería. Los valencianos decidieron venir a Madrid durante su gira «Forajidos Tour«, en la que ya han dejado rastro por Avilés, Sevilla, Bilbao, Salou y Barcelona. Próximamente pasarán por Albacete, Avilés de nuevo y, finalmente, A Coruña. Se trató también de una breve actuación, puesto que el técnico de sonido informaba otra vez de que no había tiempo suficiente para más. Tocaron temas de su nuevo álbum «Death Bullets For A Forajido«, como «Billy The Kid» o «Curly Wolves», aunque el sonido durante su presencia en el escenario fue bastante mediocre por parte de la sala, principalmente por el hecho de que apenas se escuchaba la voz de Patricia.
dsc_1999
Era el turno de la banda zamorana de metal melódico Death & Legacy, esta vez con una mejor calidad de sonido. La agradable combinación entre la voz melódica de Ely y los guturales de su guitarrista Jesús, junto a Charly a la batería, Hugo en el bajo y Manu como guitarrista, resultó un verdadero placer para los oídos. También con nuevo álbum, bajo el título «Silence» (disponible en tiendas físicas y plataformas digitales desde el pasado 3 de octubre), supieron cómo deleitar a toda la sala. Nos mostraron los temas de este segundo álbum, como «What Never Will Be» o «Silence», y también otros de sus comienzos. Estarán, además, el 22 de octubre en Albacete, el 5 de noviembre en Miranda de Ebro, el 26 en A Coruña, y el 10 de diciembre en Ciudad Real.
dsc_2109
Desde Ucrania llegó Jinjer para dejarnos a todos con la boca abierta de par en par. Tatiana nos dejó perplejos con su potente voz, por no hablar de su guitarrista Roman, o de un batería y un bajista con una perfecta sincronización, consiguiendo tocar completamente al unísono. En su larga gira «King of Everything Tour«, han estado también en otras ciudades de España, como Bilbao, Málaga, Alicante y Barcelona, y se espera que continúen viajando por Europa durante los próximos meses. El público, absolutamente hipnotizado, pudo disfrutar de temas como «Captain Clock», «Words Of Wisdom», «Just Another» o «I Speak Astronomy», entre otros. Fue un increíble espectáculo en el que daba pena incluso pestañear con tal de no apartar la vista del escenario ni una milésima de segundo.
dsc_2171
Por fin aparecieron los canadienses The Agonist para «quemar» el escenario, bajo los gritos de un público eufórico y lleno de ilusión al verles. Ya tocaba que se dejasen ver en Madrid durante su gran gira por Europa, en la que presentan su nuevo trabajo «Five«, publicado el 30 de septiembre bajo el sello discográfico Napalm Records. Además de sus temas recién salidos del horno, sacaron del cajón otros antiguos que hicieron que nos invadiese la nostalgia. Entraron pisando fuerte con «Danse Macrabre», tocando seguidamente «Panophobia», canción anteriormente interpretada por Alissa White-Gluz, pero con la que Vicky Psarakis supo sacar lo mejor de sí misma y realizar una actuación brutal junto a Danny Marino, Chris Kells, «Paco» y Simon McKay. Después sonaron: «The Villain», «Disconnect Me», «The Moment», «The Tempest (The Siren’s Song: The Banshee’s Cry)», «Business Suits and Combat Boots», «Follow the Crossed Line», «Ideomotor», «The Anchor and the Sail» y, finalmente, «Thank You, Pain». Sin embargo, tocaron como despedida y a petición del público otros dos más, con los que terminaron de dejarnos saciados: «Gates of Horn and Ivory» y «My Witness, Your Victim».
En conclusión, fue un concierto sublime en el que muchos acabaron con el cuello dolorido, y que nadie será capaz de olvidar.
Gracias especialmente a Cristian López Fotografía por compartir con nosotros sus fotografías.
Crónica: Noe Lence
Fotos por: Cristian López

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here