Hace unos pocos días, no recuerdo hace cuanto, por los golpes de aquel momento, nos encontramos en la acogedora Gruta 77 y con acogedora, para los que no hayan estado, me refiero a que es una sala con un aforo muy limitado. Aún así, saben cuidar muy bien el sonido. La cita fue con Radiocrimen, pero primero, para caldear el ambiente, es el turno de Gaupasa, un grupo de versiones punkrockeras de Madrid.

2

Desde el primer momento, gracias al saxofonista y por supuesto al resto del grupo, provocaron que el publico que estaba en la pista empezase a calentar motores. La primera canción elegida fue de Ska-P, “El Libertador”, con una gran intro. Acto seguido se pusieron con “Veneno” de EUKZ y “Vicio” de Reincidentes. En la siguiente interpretación “Bailare sobre tu tumba” efectuaron una gran labor convirtiendo la canción de Siniestro Total, en una canción de punk rock. Después, si no me equivoco, (ya os digo, los golpes recibidos), fue “El chico violento de la harrington gris”, de Skainhead. Continuaron con “Txus”, de La Polla, en la que la letra, variaba un poco con respecto a la original. Concluyendo la primera parte con “A la calle”, de Kortatu.

En el resto del concierto no bajó el ritmo en ningún momento, con otro tema de La Polla, uno de Kaotiko, un par de Lendakaris Muertos, otro de Ska-P, Non Servium y para concluir, con la mítica canción de Piperrak, “Kualkier día”.

15

A los que estaban desde el principio, se les unieron los últimos en llegar, para asistir a la presentación de 3er Grado, tercer disco de Radiocrimen, una banda con una marcada actitud punk, procedente de Bilbao. Al subir al escenario, eligieron tres canciones de su primer álbum “Mátame”. “Terror”, fue en primer lugar, tras un ligero respiro, las siguientes fueron “Control” y “Mis demonios”, sin descanso. Durante estas canciones y en repetidas ocasiones posteriores, a Txarly Usher, (vocalista), se le pudo ver colgándose de las vigas del techo, mientras cantaba.

Un pequeño descanso para anunciar el cambio de batería y da comienzo “Delfín negro”, de su segundo LP “Antecedentes”, finalizada indican que ya es hora de tocarse alguna de 3er. Grado, siendo “Cadenas rotas”, la seleccionada. En la siguiente canción “Amar mata”, uno de los asistentes se subió al escenario y al final, acabó en el suelo, debido a los pogos, que aunque se mantenían constantes desde el principio, a cierta intensidad, en esta canción fueron más fuertes, ya que la canción, incita a ello.

Sin querer dejar respirar a nadie del público, empieza a sonar “Buko”. Durante esta canción, el pie de micro de uno de los guitarristas, cae al suelo cuadrando perfectamente con el ritmo. Este suceso y muchos más detalles excepcionales durante la actuación, hicieron que el vocalista, reflexione en voz alta sobre realizar tantos ensayos, indicando que solo hace falta algo de magia. Magia que tuvieron con “Kalaveras”, una canción más cercana al rock que el resto y el cambio de ritmo de la siguiente “Lágrimas de carretera”, más cercana al punk.

Llega la hora de otra de su nuevo disco, “Tiempos salvajes”, un autentico temazo, que no me extrañaría que se convierta en todo un himno de la banda. Sin olvidarse de los otros temas que tocaron posteriormente del mismo disco: “Alcohol barato”, “El solitario” y “Mundo basura”. Entremedias de las cuatro, también le dieron caña con “Bala perdida” y “Contenedores” de Antecedentes.

Los bilbaínos de Radiocrimen, necesitaban cerveza para afrontar la recta final, donde pudimos escuchar: “Los chicos ya no pueden llorar”, “Todo el que manda”, “En las cloacas” y para finalizar, acabamos cortándonos las venas con “Ahógate en el water”.

Así que nada, si te lo perdiste, mala suerte.

Crónica por: Willy Copa.
Fotos por: Noe Lence

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here