Era 17 de abril y Limando se disponía a presentar su segundo álbum, «Mis Amigos» en la madrileña Sala Arena, la antigua sala Heineken y actual sala Marco Aldani, junto a los de Tarragona Relamidos.

_MG_8986

Primeramente estaba la banda invitada Relamidos, que venían a presentar «Trenquem en Silenci», su primer trabajo dentro de una gira que les esta llevando por parte de la nación. La sala se encontraba vacía y no fue hasta las 21h cuando fue entrando el público a la sala, ya que era la hora fijada en el evento de Facebook, aunque el concierto ya había comenzado previamente. Antes de nada destacar, que como instrumentos de viento traían un bombardino, un saxo y una trompeta y junto a esto, un teclado.  Además tenían un toque Punk dentro de su Ska. Entraron con una Intro, que dio paso al tema más largo que traían, Colores. Después de esto dijeron:<<¡Qué no se acabe la fiesta.!>> A partir de aquí agradecimientos no faltaron y sobretodo a Limando con las siguientes palabras: <<Gracias a la gente de Limando que estarán aquí presentando «Mis Amigos».>> La primera versión de  la noche llegó con la archiconocida Cielito Lindo, canción popular mexicana en modo ranchera, sin dejar atrás el espíritu de la formación. Otras de las cosas que estuvieron presentes en el escenario, es que el bajista, sin dejar de lado su instrumento, pasaba a la voz, ganando así más protagonismo, o también el eufonista tuvo su momento de corista. En Algo Va Mal llegaba la primera colaboración de la noche, de la mano de Anibal (vocalista de Limando). Por otra parte, el momento de mayor diversión llegaba con la instrumental de Tetris.  Además no se quedaron atrás, ya que una segunda versión dejaron caer de la parte instrumental de I’m Shipping Up To Boston (Dropkick Murphys). Se despidieron con un tema muy actual para los tiempos que corren, cuyo estribillo decía <<Tengo derecho a escoger el camino a seguir.>>, Derecho a Elegir.

_MG_9049

A continuación hubo una batucada, Samba Da Rua que estuvo amenizando el tiempo de espera de cambio de una banda a otra, con un espectáculo que mezclaba samba y baile. Fue en este punto de la noche donde se abusó de las luces estroboscópicas, las cuales cansaban la vista. Tenían cuatro compasas diferentes. Traían mucho movimiento y mucho ruido. Todos los instrumentos que llevaban eran de percusión. Estaban colocados en función de si eran percutidos con las manos o con baquetas. Los percutidos con las manos se encontraban en primera fila y así sucesivamente. En la coreografía que traían, se entremezclaban entre ellos y después volvían a su posición inicial. Y todo esto acompañando de un grito de guerra.

_MG_9656

Ya cerrando la noche llegaban los protagonistas, Limando con la presentación de «Mis Amigos». Comenzaron con un tema del álbum a presentar, que cierra este flamante disco, Botellas y Piedras. Y con ello, saludaban a su público: <<Buenas noches Limados.>> Con la llegada de Shopping, globos gigantes verdes, rojos y blancos, como los colores principales de la portada de «Mis Amigos» (como el globo verde que aparece en la portada), fueron lanzados del escenario y permanecieron patentes hasta finalizar el concierto. A la llegada de «Todo Me Da Igual» se formo una conga que recorrió gran parte de la sala a petición de Anibal. Después de esto, llegaba Mi Compañera, donde sorprendía ver una melódica por parte de Elisa, algo que no se plasma en el álbum, «Toti Toti». Continuando con más colaboraciones rescatadas de esa noche, contaron con Guillermo Soloaga Martín al chelo en Hoy. Quien ya haya asistido alguna vez a un concierto de Limando, conocerá el serrucho. El serrucho era una sierra que fue frotado por Anibal con un arco, creando así, un efecto de distorsión y lo tocaba como si se tratase de un instrumento de cuerda, como si fuera un chelo o un contrabajo. Muy acertado para acompañar a Tania. Y seguimos con más colaboraciones y en este sentido, en la versión de Bailar Pegados de Sergio Dalma, contaron Adrián Barroso a la armónica. Terminando con las colaboraciones, Nicolás Navarro en Buen Tiempo y en Si No Te Importa, deleitándonos con su voz de tipo afrobeat (quién estuvo grabando a la formación durante su espectáculo con una Gopro). Pues ya llegando a la parte final, en el single que da nombre al este disco que estaban presentado, Anibal se tiró a sus amigos, a ese público entregado que no dudó ni un instante en sostenerle, durante el stage diving que se marcó, hasta el punto que parecía que flotaba sobre los presentes. Y ya solo quedaba «Toti Toti», donde los activos no paraban de mover el esqueleto al son de la música para variar, como de costumbre en la noche vivida. Primero Anibal se bajo del escenario y se marcó unos ritmos con su gente y después volvió al escenario para indicar como continuar esta coreografía y todos los que estaban allí, que les seguían de izquierda a derecha según indicaban los protagonistas de esta historia. Y entre medias de todo, esto no faltaron los confetis para celebrar la presentación de su segundo álbum, «Mis Amigos». Y seguidamente el último bis, Limando, que repetía una y otra vez Limando. Y así se despidieron con un hasta pronto.

Llevaban 2 años tratando que esto se hiciera realidad y lo consiguieron, gracias a un público que hizo posible este sueño, soñado por Limando, ya que consiguió reunir un montón de amigos.

Álbum de Flickr

Álbum de Facebook

Crónica por: Gloria A.B

Fotos por: Pedro Bao López

1 Comentario

  1. Os habéis olvidado de mencionar la colaboración en el tema »Mis amigos» de Limando el serrucho de Blas Aradillas al acordeón. Creo que también estuvo bailando como un ruso en el escenario durante el tema »Toti Toti»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here