El pasado 11 de noviembre había diferentes planes de conciertos en Madrid. Nosotros optamos por un plan fiestero en la sala But, para disfrutar de la presentación de «Lobos de Bar» de La Pulquería. Junto a ellos, toda una sorpresa al oído, The Saltitos.

001_the_saltitos_004

Abriendo la noche nos encontrábamos con The Saltitos, una banda de Rock and Roll con influencia del Rock Sureño, Franz Ferdinad en lo que viene siendo estética, actitud y musicalidad, también los Rolling Stone y Blur. Venían con las pilas bien puestas y listos para presentar «Do You Like My Accent?». Como así nos hicieron saber el nombre que le dieron a la formación, se debe a otra banda mexicana que se llama Los Saltitos. Realmente lo que querían era hace un homenaje al grupo mexicano. Sin duda, fueron la sorpresa de la noche. Nada más entrar al escenario saludaron a su público: «Buenas noches. Estamos muy contentos de estar en Madrid». Era la primera vez que venían a tocar a Madrid. Aunque se movían poco, transmitían mucho. Sobretodo su vocalista, que era quien se dirigía a los allí presentes. El guitarrista de la banda tenía momentos donde rechinaba el sonido de su guitarra, por esos riffs tan elegantes que te transportaban. En muchas de estas ocasiones aprovechaba para darlo todo en primera plana. En cuanto a la batería, tenía momentos donde era más contundente y rabiosa y en otros se pudo percibir como marcaba el tempo. Y todo aliñado de un bajo que resultaba potente y creativo con pequeños momentos de más presencia, marcando la melodía o las partes de más peso. Sencillamente eran ellos quienes nos enseñaron su música. Nos hicieron navegar en un mar de soltura y frescura, donde rocanroleaban para llevarnos a su terreno musical en donde resonaban las notas musicales y no dejaban de estar ahí. Y tan cercano fue todo que, hasta a los que vieron a hacer reportaje fotográfico o vidiográfico para algún medio de prensa les arroparon y les pidieron que subieran a grabar y fotografiar ese momento del concierto, para recordar y no quede en el olvido. Sin embargo, rescatando alguna de las canciones que tocaron esa noche allí estaban: «We Are The Saltitos», «Devil’s Trade» o «El Saltito», entre otros. Y sin duda, no dejaron de sorprendernos, nos hicieron bailar y ser participe de su espectáculo.

002_la_pulqueria_015

Después de rocanrolear llegaban los más mexicanos desde Valencia. La Pulquería invadía Madrid para presentar su nuevo álbum «Lobo de Bar». Antes de dar comienzo su show proyectaron su nuevo videoclip «10 Años de Ron-Cola», donde se muestra todo el paso de su carrera. Seguido a esto, mientras que terminaban de prepararse para salir a escena, se podía escuchar «El Día de los Muertos» de fondo. Poco después hacían su entrada con «Borrascas & Anticiclones» con Miguel Ángel Escrivá (bajo) y Pancho Tekila (guitarrista) cantando desde el mismo micrófono. Y en menos de nada llegaba «¿Dónde Están?» y empezábamos a entrar en ambiente. Tanto es así que, la fiesta comenzaba sobre el escenario y contagiados cargaron las pilas y no pararon de dar saltos y brincos. Si esto empezaba así de bien, esperaros a lo que viene después. Con «Morirse de Pena» los allí presentes arrancaron a cantar cuando tan solo comenzaron algunas notas y poco después Gerard Sanz comenzaba a poner voz a esta canción. Sin duda, vimos como se apoderaba del escenario moviendose de un lado a otro. Ya se notaba el calor y la noche estaba dicha y al escenario Adolfo Cabreiro (trompetista) y Eloy Suárez (trombonista) en la sección de vientos para dar vida a temas como: «Cabeza Hueca», «El Día de Los Muertos» «Chingón», entre otros.

Con la llegada de «Plata o Plomo» Pancho Tekila apartó la eléctrica y paso a la guitarra acústica. Después de este momento más melódico, sombreros en mano y pasaron a repartir tequila entre todo el público a ritmo de «No Te Despidas de México» (colaboración de Jaime Urrutia en el disco) y todo se volvió una locura. Pues Joe, más conocido por su bar situado en la zona de Almería y que además aparece en uno de lo videoclip de La Pulquería, empezó a repartir ese tequila hasta que se termino la botella. Gerard Sanz así mismo sacó otra botella, y se lanzó en modo stage diving y siguió repartiendo aun más tequila. Y volviendo a recuperar los momentos más «pulqueros» llegaba «No Hay Amor», donde se recuperaron los momentos de baile y cachondeo. Después de esto, entre aplausos destacaron el trabajo de los técnicos y de su manager. Y siguiendo al lio la esperada «Cualquier Día» se convertía en uno de los más acogidos. A continuación Gerard se puso un delantal para prepar un rico cocido madrileño y los ingredientes mágicos fueron: Pancho Tekila (guitarrista), Jordi Carreras (guitarrista), Miguel Ángel Escrivá (bajo), Fede Martín (batería), Eloy Suárez (trombón), Adolfo Cebreiro (trompeta) y el ingrediente estrella Gerard Sanz (voz). Después de todo esto, dieron paso a «Gitano», Miguel Ángel Escrivás se marcó un stage diving. Seguidamente, se marchan para coger fuerzas y regresaron con la energía y las pilas bien puestas. Entraron al escenario con mascaras de lucha libre mexicana y poco después de sonar «La Migra». La noche estaba echada y se iba a terminar el concierto. Finalmente se marcharon con «La Huesuda» con todo o casi todo el público sobre el escenario.

Esto fue lo que sucedió en Madrid durante el concierto de La Pulquería con un caluroso recibimiento de sus fieles seguidores, quienes no dejaron de apoyarles ni un segundo. Divertido, pero cierto. Los momentos más mexicanos del fin de semana, así se vivieron en la noche madrileña.

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here