El pasado 6 de octubre Jorge Salán se apoderaba del Hard Rock Café de Madrid, en un escenario que se les quedaba pequeño tanto a él como a los músicos que le acompañan actualmente. Pero, sabemos que próximamente caerá de nuevo por la capital, en una sala de mayor tamaño y donde se podrá mover mucho mejor.

_ao_7090

Lo que se vió el jueves era la presentación del segundo trabajo en solitario del artista madrileño, «Graffire» (graffiti en italiano), el cual salía a la venta al día siguiente. Además, conocimos a los músicos que le van a acompañar durante esta nueva gira y etapa musical. Los músicos que le acompañan son: Sergio Pascual al bajo y Mateo Arroyave a la batería. Arrancó el concierto y comenzó con «On My Own» de su nuevo disco a presentar, subiendo primero al escenario sus músicos y poco después llegaba él, donde apostaba por el Blues/Rock. Ya de primeras, Jorge ganaba bastante presencia sobre el escenario, sabía como moverse. Y al final, el público terminó rompiendo en aplausos. Destacar como curiosidad que la letra es de Jeff Scott Soto. Seguía con «Victim of Desire» con un destacable solo de guitarra, donde saludaba a su publico y presentaba a los músicos que le van a acompañar en la gira. La primera versión de la noche llegaba con «The Thrill Is Gone» de B.B King.

_ao_7071

Además como exclusividad interpretó «Key To Love» «Goin Down», con una «Maghrit Steel Guitar», un nuevo modelo de guitarra con acabado en acero, que pronto introducirá con su propio modelo personalizado. De este momento, destacamos el solo de bajo de Sergio en «Goin Down». Durante la versión «Leave My Girl Alone» de Stevie Ray Vaughan, Salán demostró con elegancia que se sentía cómodo y le ponía pasión, destacando la manera con la que tocaba la guitarra. A continuación, Jorge y Sergio marchaban del escenario y dejaban a Mateo tener su momento de gloria a la batería. Pudo lucirse y explayarse con esmero y demostrar su talento con este instrumento que él domina.

_ao_7208

También pudimos disfrutar de la colaboración de Garrett Wall en «One More Empty Feeling», quien compuso el tema y le puso voz en Graffire y a quien conoció para poder ir a conocer a Fiona (la prima del artista colaborador), donde Jorge intervino haciendo los coros. Y como ya se vio en la gira pasada, tuvo un momento de homenajear al grande de Paco de Lucía con «Para Paco de Lucía», la cual al final registró en Graffire. Con ello, trata de acercar el flamenco al blues con mucha cercanía y cariño, demostrando admiración por el artista homenajeado y además, es la primera vez que introducía la guitarra española en su repertorio. Para terminar, un bis final, «Rockin’ All Over The World», que un día escribió John Fogerty, donde invitó a quién quisiera a subir al escenario a cantar junto a él.

Grande la noche que pasamos en Madrid junto a Jorge Salán. Esperamos más noches como esta.

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao López

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here