domingo, mayo 16, 2021
spot_img
InicioCrónicas de conciertosCRÓNICA DE MANEGARM+VIKINGORE+SECHEM EN MADRID

CRÓNICA DE MANEGARM+VIKINGORE+SECHEM EN MADRID

La tarde del 18 de Febrero se convirtió en uno de los días más fríos del año en Madrid. Con muchas ganas de entrar a la Sala Lemon nos concentrabamos en la puerta haciendo espera para lo que vendría después Manegarm, Vikingore Sechem.

01_Sechem017

Abriendo el concierto se encontraba la formación de Oriental Metal de Madrid Sechem, con un aire progresivo y algo sinfónico en partes gracias al teclado de Paolo. Podemos afirmar que es la única en su estilo en toda España. Este sería su primer concierto para este 2016 y lo hicieron presentando a sus nuevos guitarristas Guillermo Ramos y Pepo Raull y también dieron a concer los nuevos temas que formarán parte de su nuevo EP «Renaissance of The Ancient Ka». Hicieron su entrada con una Intro que sonaba de fondo. Y una vez que Ikena (vocalista) ya se encontraba en el escenario preparada, sonaron los primeros acordes y dio comienzo por tanto, la actuación. Ikena interactuaba con sus compañeros y se mostraba bastante expresiva y cercana a los allí presentes. Jorge (batería) se puede decir que, se le vía menos porque quedo encerrado entre dos torres de amplificadores, pero se le escuchaba de maravilla. Y de este modo, gozaron de un buen sonido. Y con la llegada de Sandstorm Queen of Nubia, dos de los temas de su Demo «[Ren]Loader», dos bailarinas de danza del vientre salieron (cada una en un tema) para demostrar sus dotes y sensualidad sobre este tipo de danza. Después de esto, lleagaba uno de los temas nuevos Thais, que trata sobre la Santa Thais, donde Ikena se movía muy sensual con algunos de sus movimientos. Y al final de esta, el público se fundió en aplausos. Después se atrevieron con una versión de la conocida canción griega Mirsr Lou, que traduciendolo al castellano significa «chica egipcia». Sin embargo, está primera parte del concierto estaba llegando a su fin. Ágora, el cual nos habían adelantado hace pocos días abriendo boca a lo que será el nuevo EP, llegaba con un nuevo sonido con ritmos más oscuros manteniendo la esencia de la banda, donde nos siguen llevando a Egipto con su atrapante historia. Y para cerrar escogieron otra versión,  Walk Like And Egyptian de The Bangles, que supieron llevar a su terreno y adaptarla a los ritmos orientales, donde las dos bailarinas de danza de vientre que vimos durante el concierto, se subieron al escenario para acompañar a la formación con sus bailes, mientras que Marta (flauitista) e Ikena no paraban de bailar.

02_Vikingore019

A continuación entraron Vikingore que llegaban desde tierras del sur, Sevilla. Tuvieron ciertos problemas de sonido que afectaron a la cuestión vocal. Es una pena porque, me estaba gustando su espectáculo. Tenían un estilo que podía definirse como Viking Metal que mezclaban con Grindcore, donde destacaban guitarras pesadas, aunque algunos temas eran de un Death Metal a lo avenger. Y con tan sólo un álbum, «Wolves In The Battlefront», aquí se presentaron, repitiendo una vez más en la capital. Era destacable que Gonzalo Gassol, el nuevo bajista, contaba con un bajo de siete cuerdas, que parecía que solo tocaba cuatro de ellas. Tenían un vocalista muy expresivo, que se diríjia al público en todo momento. A pesar de todo, no se quedaron atrás y trageron algo nuevo, Justice’s Fall. Por otra parte, Forgotten By The Gods repetía una y otra vez Ángel Martinez (vocalita), que después coreó también, una y otra el público, y así fue como dieron paso a este tema. Y poco después Ángel Martinez preguntó: «¿Tenéis ganas de Death Metal?¿Y tenéis ganas de un Worl of Dead?» Enseguida el público se preparó para la acción y respondió positivamente y se hizo un hueco en el epicentro de la sala y se montó un Worl of Dead, mientras de fondo sonaba The Undead’s Rising, que interpretaron con tanta fuerza. Y ya esto se estaba acabando, pero el remate final fue con Stomped And Raped con unos destacados riff de guitarra.

03_Manegarm008

Y ya solo queda el plato fuerte, Manegarm que entraban por la puerta grande y llegaban para presentar su homónimo trabajo. Su estilo iba encaminado en unos ritmos más épicos y rítmicos, pero a la vez paganos con aire de folk. También tenían el escenario adornado con el símbolo nordico eolh de madera,  que se encontraba sobre el micro. Además, tuvieron la suerte de gozar de un buen sonido. Por otra parte, se movían poco en el escenario, pero desprendían un magnetismo que les hacía tener una presencia que, hizo que fueran la banda de la noche. Pero sin duda quien más se movió fue Martín Björklund (guitarrista y violinista), que aprovechaba para alinearse con sus compañeros y compartir unos acordes en algunos momentos del concierto. El espacio del escenario reservado para la batería era algo estrecho, lo que provocó que durante la actuación de los suecos, se viniera hacia delante y casi precipitarse en el escalón donde estaba erigida (por suerte se solucionó a tiempo). También, el violín tuvo poca presencia sobre el escenario dejandose ver solo en dos temas Tagen av Daga y Vedergällningens Tid. Y sin embargo, el tema más esperado y acogido con fuerza fue la archiconocida Sons Of War, con un público que lo vitoreaba con fuerza y no dejaba de cantar. Y llegados al final de la noche, todo terminaba a ritmo de Nattväsen. 

En resumen una noche épica muy vivida, con tres bandas de las que disfrutamos muchos. Agradecemos a las tres formaciones por el espectáculo que nos ofrecieron, quedando en el recuerdo de todos aquellos que estuvimos allí.

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao López

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here