jueves, diciembre 9, 2021
spot_img
InicioCrónicas de conciertosCRÓNICA CARNAVALES GRUTA77 2016: LOS PETERSELLERS Y MAMÁ LADILLA

CRÓNICA CARNAVALES GRUTA77 2016: LOS PETERSELLERS Y MAMÁ LADILLA

Un año más volvían los famosos Carnavales de la Gruta 77 de Los Petersellers. Pero, este año estuvieron acompañados de Mamá Ladilla. El pasado 6 de febrero fuimos participes de la juerga del humor que ambos se trajeron.

01_Los_Petersellers004

Abriendo lo que iba a ser esta locura del divertinaje y las risas, llegaron como suele ser habitual, Los Petersellers. Como la ocasión lo merecía, salieron a la palestra muy llamativos con los colores más fosforitos que se podían encontrar (amarillo, rosa, verde y azul) vestidos como si de unos granjeros se tratase con sus petos y sombreros de paja, una parodia a los Amish. Pero con Don Bigote (Showman, voz y guitarra) nunca sabes que puedes esperarte, cada día es una sorpresa nueva. Así que, te la pudiste jugar y liarte la manta con un concierto de este calibre. Ya de ante mano, fueron anticipando en la redes sociales que de alguna temática vendrían disfrazados, y ya lo vimos. El público esperaba con ansia a los músicos y según fue avanzando su espectáculo los allí presentes fueron pidiendo más y más. En algunos temas intervinieron la sonaja y en otros el casiotone, un arma muy utilizada por Los Petersellers. Y pudimos ser testigos que Don Bigote era el centro de atención de todos nosotros. Además, nos dijeron que tenían una canción en chino, y con ello empezó la fiesta, Disco Chino. Presentaron Si Es Gratis diciendo que ellos se metieron en esto de la música para beber gratis. De ahí saltaron a hablar del concurso de disfraces que se había organizado para la ocasión. Don Bigote dijo:<<¡¡Danos esas copas a nosotros!!>> Bordernile fue uno de los temas que interpretaron con el famoso casiotone. Según nos contaron tardaron tres años en sacarla en adelante. Y aquí vimos como Don Bigote escenificaba la frase: «metes el pie entre coche y anden», sacando un pie del escenario. Después de esto, Don Bigote saco sus «nunchakos» y se puso a repartir cera. De ahí vino el tema al que ponía nombre. Con Indeble vimos a Don Bigote, Doctor Shecter (guitarrista) y Richi Norris (bajista) formar una línea en paralela para bailar de adelante atrás, pero Richi Norris estaba muy cortado en ese momento. Por otra parte, tuvimos a un batería, si Señor Serrucho, que en repetidas ocasiones acudía a los camerinos a aplacar su sed, porque hacia mucho calor en la sala. Y ya con Cousteau, Le Commandant, Don Bigote se bajó del escenario, le hicieron un corro en medio de la sala y seguía cantando sin cesar. Seguidamente llegaba la esperada Niki Lauda, que no le dejaron cantar, porque se conocían la letra y se le hacía irresistible. Y finalmente, se despidieron de todos nosotros con la Petercanción, el tema con el cual cierran siempre sus conciertos.

02_Mama_Ladilla005

Después de dejar el listón tan alto, entraron al escenario el trío de Mamá Ladilla. Abel (batería) fue el más atrevido y expresivo. El único que se atrevió a disfrazarse y optó por un disfraz que nunca falla en toda fiesta de carnavales, el de enfermera guarrilla. Por lo que parece, el resto de compañeros fueron más conservadores en ese aspecto, salieron sin disfraz alguno. Pero Sergio (bajista) dijo literalmente: <<Yo voy disfrazado de rockero. Soy un cutre.>> En cuanto al repertorio que venían a presentar trajeron temas de los de siempre y otros más actuales, que eran menos conocido entre el público, porque eran del nuevo disco «Coprofonía». En lo que destacaron sobretodo fue en la técnica y precisión con la que tocaban sus instrumentos. Y sobretodo Sergio ganó mucho protagonismo sobre el escenario, ganándose al público.  Ente los temas que interpretaron estaban: La Polla de Mi Jefe, del último disco y para toda la gente que venía obligada Molto Obligada, Cuunnilingus Post Mortem, la del segundo mes del año Primavera (como así presentaba Juan Abarca), Chanquete A Muerto, que anticiparon con la canción de Verano Azul y Juan Abarca (vocalista y guitarrista) lo presentaba recordándonos el fallecimiento de Lemmy y Bowie y al pronunciar el titulo de esta, la cosa cambió, se animo mucho más después de recordar dos tristes noticias.

Me hubiera gustado escuchar Surfin Papa de Mamá Ladilla y Un Velero Llamado Liberdad, la versión que Los Petersellers hicieron de José Luis Perales. Aun así, fue una noche muy divertida con la risa asegurada.

Crónica por: Gloria A.B

Fotos por: Pedro Bao López

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here