Teníamos muchas ganas de ver a Zeke de nuevo, ya que los americanos encarnan como pocas bandas ese sonido crudo, directo y salvaje de nombres como Motorhead que enlazan con sonidos entroncados con el universo sonoro de los primigenios Sabbath, al igual que ese corte tan afilado que poseen las bandas de punk y algunos matices de sonidos más extremos. El resultado es pura energía, un chute de adrenalina directamente a la vena que te deja literalmente destrozado de placer en los frenéticos 45 minutos que dura su show.

Pero antes de disfrutar el plato principal tendríamos el gusto de tener a dos bandas de nuestro país que para mí eran desconocidas, que sin duda fueron dos grandes descubrimientos en cuanto a sonidos crudos de jodido rock and roll.

Los primeros en salir fueron Nitropollos , que desde los primeros acordes pusieron a botar a toda la sala con una energía y fuerza en el escenario realmente increíbles, con sonidos heredados del mejor punk tanto melódico como más afilado, que en muchos momentos me llegaron a recordar a bandas de nuevo cuño como son Radiocrimen u otras más añejas como puede ser el caso de Parabellum, con matices melódicos heredados de bandas como Bad Religion. Show intenso y salvaje que no desmereció ni un ápice si lo comparamos con Zeke, y es que aunque se manejen en dos parámetros musicales diferentes estuvieron para mí a la misma altura. Una salvajada sobre el escenario.

Zero5 fueron los que se encargaron de coger el relevo, y la verdad es que no se quedaron para nada debajo del nivel de intensidad de Nitropollos, aunque a nivel musical navegaron por parajes cercanos a Motorhead y el rock and roll de unos Supersuckers o The Stooges , y en ese sentido fue refrescante encontrar dentro de un esquema brutal un sonido diferente. Dieron todo sobre el escenario y conectaron de manera absolutamente brutal con todos los reunidos. Aunque en determinados momentos eche de menos composiciones más variadas y con más matices musicales, tengo que reconocer que la banda hizo un formidable show de rock and roll adrenalínico y sudoroso. No les quitaremos ojo.

14 años hemos tenido que esperar a que nos regalaran un nuevo disco y poder disfrutar de su potente directo en esta última gira. Como era lógico y de esperar la sala colgó el cartel de agotadas las localidades y disfrutamos todas de un show demoledor sin explicaciones ni largas parrafadas. La banda en el escenario y desde el primer segundo ya no se dejó de pisar el acelerador.

El set list de Zeke fué vertiginoso, donde canciones del nuevo disco se alternaban con los clásicos sudorosos y alguna sorpresita más que agradable para los que somos seguidores de Kiss con la versión de “Shout It Out Loud” casi irreconocible, pero que a mi personalmente me volvió absolutamente loco.

“Hellbender” que da título a su nuevo disco,  junto a composiciones de este último trabajo como “Working Man” o “Country Jail” se dieron la mano con temas clásicos de la banda que hicieron disfrutar a todos los reunidos salvajemente como “I Don´t Give a Fuck”, “Lords of The Highway” o “Mountain Man” dándonos una lección de como hacer sucio rock and roll.

Crónica y Fotos: Charly Rock and Roll

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here