El sábado nueve de septiembre, nos reunimos unos cuantos para honrar la memoria del gran Tom Searle, fundador de los Architects. Ya de paso, los beneficios iban para la asociación AFANOC que lucha contra el cancer. La sala: Cool Stage, de estreno, y como buenos primerizos, nos hicieron esperar una hora, un poco más quizás, pero al menos mientras estábamos en la cola, nos explicaron que todo el equipamiento era nuevo y habían tenido problemas con uno de los grupos. Los encargados de amenizar la tarde noche fueron Lecarde, Fading Away, Hiranya, The Fall Of Athalntis y La Skala de Ritcher.

Los primeros en subirse al escenario fueron Lecarde y al principio, el grupo de Rock/ Metal tubo la difícil tarea, de conectar con el escaso público que poco a poco entraba en la sala. Destro, su vocalista, tomó el mando de la situación y se involucró procurando incitar al público a participar más activamente, pese a sus esfuerzos, no se pudo distinguir bien su voz durante gran parte de la actuación. Aún así, el grupo madrileño sorprendió con su particular homenaje a Architects, tocando “An open letter to my self” y “Learn to live”. También tocaron otra versión, que es habitual entre su repertorio Bring Me The Horizon de “Avalanche” donde destacó la batería. Para despedirse tocaron “If We Die”, una de su primer álbum.

Fanding Away, tomó el relevo, ofreciendo un buen directo, gracias a su puesta de escena y calidad. Entre Alejandro y Javier se intercambiaban el rol de cantante y bajista continuamente. El grupo de Metalcore también homenajeo a Tom Searle con una de las suyas, “Colony Collapse”. El concierto vino marcado por la presentación de temas inéditos de su próximo disco, como “Wintness” y “#Wahsthalo”, que fueron de las que más resaltaron, por la buena conjunción del grupo, buenos ritmos de batería y bajo, acompañados de los arreglos de los guitarristas, teclista, y por supuesto las voces. Para la última, sonó “HigHer Ground” despidiendo así su actuación con otra de lo nuevo. Al finalizar el publico expresó su gratitud con una gran ovación. Un público que aumento de forma considerable en este concierto.

Hiranya fueron los terceros en subir al escenario. Tras un pequeño contratiempo con el bombo al finalizar la primera: “False God”, en la que ya nos quedamos todos asombrados (se veía en la cara de los asistentes), pudieron continuar con normalidad. Entre su repertorio también tocaron “Dishonor” y “Lost”, de los temas más esperados, propicios para romperse el cuello. Durante el concierto, observamos como disfrutaba Sara (vocalista), y así lo demostró cuando no podía parar de reírse, en los pequeños suspiros que tenía entre canciones. El conjunto madrileño adelantó canciones de su próximo trabajo, dejando la sensación de un futuro gran disco. Para finalizar eligieron despedirse de Tom Searle con “Naysayer”. La confluencia de estilos Metal en Hiranya funciona y así lo demostraron.

The Fall Of Atlantis, congrego el mayor número de espectadores del evento. Fueron los únicos que consiguieron que se formasen círculos, garantizando la diversión. Sobre el escenario la escena era pintoresca, ya que Monxo, uno de los guitarristas, tenía una mano vendada por un accidente de moto y el otro, Mauro junto con Raven (cantante) llevaban unas lentillas un tanto siniestras. La noche que iba de presentaciones, no fue menos para The Fall Of Atlantis, de las canciones que se incluirán en su nuevo disco destacó “Amethyst” por ser bastante potente gracias a la intervención de Mauro en el solo y a David (batería). De su primer trabajo, disfrutamos con “I Know I Can” y finalizaron con “Trapped” su single.

Por último pisaron el escenario La Skala de Richter, un grupo que sorprendió gratamente con su segundo y nuevo disco: Facta Non Verba, del que extrajeron todos los temas en esa noche. Con “Esclavo” (la primera), ya nos mostraron su Metal contundente y marcado en el que todo conjunta de manera absoluta. Sobre el escenario Martin (bajista), estaba algo inquieto, aparentaba ganas de fiesta. No había mucho tiempo debido al retraso al inicio. Sin apenas un respiro, las canciones se sucedieron una tras otra, “La Duda”, “Equilibrio”, “Mis Demonios”, hasta que llegamos a las tres últimas, “XXII”, una tema muy completo, “Resurgir” un tema bastante cañero y “El Monte De Venus”, con el que lo terminaron de bordar. Al finalizar Martin placó al batería, llevándoselo por delante junto al Hit-Hat y terminó haciendo un calvo en la foto finish.

Gracias Lost Souls Management por invitarnos, esperamos volver a ver pronto a todos los grupos en un escenario, lugar y estado diferente, para poder disfrutar de buen metal.

Crónica por: Willy Copa.
Fotos por: Raúl G. Barbero

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here