El pasado 9 de septiembre tuvimos una cita en la sala Moby Dick de Madrid. Los argentinos Skiltron, que se encuentran de gira por Europa visitaban Madrid por primera vez acompañados de dos formaciones madrileñas, Heid Sechem.

_ao_5048

Los encargados en abrir la noche fue la formación de Oriental Metal Sechem, que contaron con dos componentes menos Guillermo (guitarrista) y Marta (vientos). Pues puedo decir que era la primera vez que ofrecían un concierto en dicha sala y puedo asegurar, que en esta ocasión se percibía más el sonido progresivo, pero sin dejar de lado su toque oriental gracias en este caso, al teclado y la guitarra. Ikena (vocalista) fue quien más receptiva estuvo como en otras ocasiones, pero aquí tuvo mucho más contacto con Pepo (guitarrista). Y como siempre se mostraba con simpatía, cercanía y sensualidad. Por otra parte, el espectáculo que ofrecieron fue bastante visual y se entregaron mucho en el directo. Pues una vez más, introdujeron danza del vientre de la mano en esta ocasión, de Jezabel, quien ya había colaborado en más veces con ellos. En esta ocasión salió para bailar en «Era of Martyrs», donde utilizaba como complemento un pañuelo que le dio mucho juego y en «Sandstorm», donde usaba una espada que se colocaba en la cabeza y también realizaba otros movimientos con ésta sujetándola con la mano. También presentaron un tema nuevo, que posiblemente estará integrado en su futuro primer álbum. Hablamos de «Sanehat» (parte I). Y otro detalle que no hemos citado, es que se vieron obligados a recortar tiempo y setlist, ya que solo tres canciones no pudieron tocar. He de decir, que fue una pena que se vieran en esta estesitura, porque su show esta gustando mucho. Por tanto, cerraron con «War of Gods», donde Jezabel subía al escenario para demostrar sus dotes interpretativas al violín.

_ao_5194

Después de esta espléndida actuación, llegaban Heid con su Pagan Metal. Entraron a este escenario por primera vez y ya de entrada, vimos cambios que ha realizado la formación. Ahora cuentan con un miembro más, si ya son seis. Matt (batería de Eternal Storm), llegaba con fuerza para ocupar el lugar que había tenido Pablo desde los inicios de la banda con la batería. Como pudimos comprobar, Pablo sigue militando en Heid, pero ocupando otro puesto. Desde esa noche que vivimos, él ha pasado a hacer los coros paganos e introducir los instrumentos más tradicionales del folklore castellano. Es por esto, que se vieran nuevos instrumentos como: el pandero, el harpa de boca (también llamado guimbarda) o el bouzouki. Siguiendo con esto, vimos más contundencia en el directo y mucha más soltura. Se pudo observar el salto que han dado, que ha sido para engrandecer su estilo y su actuación. Parece ser que esto era un adelanto de lo que vamos a poder ver cuando lancen Alba, el que será su primer disco. Y en ese ambiente en el que nos quieren llevar, siguen conjugando Black Metal con Folk castellano, pero mucho más marcado como se pudo ver. Además, el violín y el whistle siguen estando presentes en sus canciones y prueba de ello se pudo comprobar con la gran labor de Noel, por como mostraba su pasión y sentimiento cada vez que tocaba alguno de estos, pero sobretodo el violín. Sin duda, algunos de los temas que interpretaron fueron: , «Ruido de Batalla», «Mortal Es El Hombre»o «Rumbo Al Sur». Pero además, ellos también fueron otra de las bandas que fueron obligados a recortar tanto en tiempo como en setlist, cuando también el público estaba muy agusto disfrutando de la actuación. Con todo y con esto, se hizo corto después del buen espectáculo que nos ofrecieron.

_ao_5234

Y cerrando noche solo quedaba dar paso a los cabeza de cartel, Skiltron. Los argentinos nunca antes habían visitado España, y sobretodo Madrid. Ni más ni menos, estaban aquí para presentar su nuevo trabajo “Legacy of Blood”.  Su toque celta era más que evidente, ya que la gaita estuvo presente en todo momento y en algunos momentos el whistle también. Todo ello, era mezclado con Heavy Metal, lo que daba lugar a lo que se conoce como Celtic Metal. Según nos hicieron saber, Martin (vocalista) es inglés, de ahí que se dirigiera en la lengua inglesa todo el tiempo a los allí presentes. Además se mostraba con cercanía a aquellos que vagaban por las primeras filas. En cuanto a la vestimenta comentar que iban de negro con un kilt o falda escocesa. Además curiosamente les acompañaban sus mascotas, dos alpacas vestidas de cuero. Con «Bagpipes of War» Pereg Ar Bagol (gaitero) pasa a estar más visible. Y con «Lion Rampant» Martin coge una camiseta de estilo medieval que le deja alguien de entre el público y la levanta mientras canta. Después de devolver la camiseta a su dueño, se estrechan el puño mutuamente. Poco después hace uso de una espada que también le dejan desde el público y la zarandea al aire. Esto ya iba a terminar, y entonces preguntaron: «¿cómo se llama la banda?». Así mismo todos gritaban: «¡Skiltron!». De este modo llegaba el tema que lleva el nombre de la banda. Finalmente, se despidieron con un bis, ya que el respetable no hacía más que pedir una más, y no fue ni más ni menos que  «It’s A Long Way To The Top (If You Wanna Rock’n’ Roll) de AC/DC.

Agradecemos a Chroma Nation por haber contado con el equipo de Diario de un Rockero para dar cobertura de este concierto. Y a las bandas le damos las gracias por la noche de folk que nos hicieron pasar.

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao López

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here