Los madrileños Emeterians, que llevan más de diez años cantando reggae, serían los encargados de abrir la esperada fiesta jamaicana en Madrid el pasado 15 de julio. Maga Lion y Brother Wildman comenzarían su show a las nueve de la noche, si bien su MC ya llevaba un buen rato obsequiando música a los más puntuales cuando Lion y Wildman saltaron a escena. Alternándose las voces de forma complementaria o cantando a la vez ocasionalmente, dedicaron un recuerdo a su hermana Sistah Mary Jane, que se encontraba en Londres; y cuando atacaron la pegadiza “Love is the King” consiguieron que más asistentes se acercaran al escenario para cantar y oscilar los brazos estirados al son de la música en la tradición jamaicana.

Emeterians3

Danza de saltos laterales a lo Bob Marley, falsetes de voz, exhibición de rastas… los brothers cantaron en todo momento sobre las bases pregrabadas que controlaba un MC, en claro contraste con el ataque directo instrumental de Skatalites que llegaría después. Esto permite disfrutar de la música jamaicana de dos modos opuestos. No faltaron por parte de Emeterians varias referencias a los 50 años que cumplían los cabezas de cartel, y dedicaron también un agradecimiento al público que hace que el reggaestyle sea posible. Con la onda positiva del rocksteady “Feelin good”, Emeterians se despidieron y finalizaron su actuación.

La sala Penélope no era una plaza nueva para Skatalites, pues ya habían interpretado aquí sus mejores canciones hace unos cuantos años. Sin importar que la cita cayera en miércoles, Madrid brindaba una gran acogida a la mítica banda en forma de aforo muy generoso y muchas ganas de pasarlo en grande. Después de colaborar en los preparatorios del concierto, un asistente ayudó a llegar a su taburete al mítico bajista Val Douglas (desde el que desgranaría su sugerente pegada de cuatro cuerdas), y le alumbraría con una linterna el amplificador para la ecualización de su instrumento. La sección de viento compuesta por los miembros más jóvenes del grupo también probaba los metales, y por fin, tras la presentación de la banda por parte del asistente, y tras una emocionante cuenta atrás orquestada por el teclista Ken Stewart, comenzaron con el grito inicial de “Freedom sounds”. Y así empezó la fiesta de Skatalites.

Skatalites9

Entusiasmada por la gran acogida, la banda continuó con la declaración de intenciones de “Music is my occupation”, la estupenda “Ball of fire” y el homenaje al personaje de Ian Fleming “James Bond 007”; todas ellas con fantásticas exhibiciones instrumentales de la sección de viento, mientras que la muy tarareada por el público “Latin goes ska” muy tarareada por el público dio pie a un solo de teclado. Durante la interpretación de “Confucius” una sonriente bailarina nos obsequió a público y músicos con una sensual danza del vientre mientras sonaba el tema. Y hasta aquí la primera sección de canciones instrumentales.

En ese punto, una Doreen Shaffer de gesto bondadoso, se unió a la formación para interpretar una tanda de temas comenzando por “My boy Lollypop” una version de Barbie Gaye. “Nice time” version de The Waylers, “When I fall in love”, “Sugar sugar”, y tras la romántica “Simmer down” que obtuvo una gran ovación del público al ser reconocida, “Rock fort rock” volvió a la parte instrumental y puramente bailable, con solos de batería y bajo, presentados por el guitarrista. El asistente que ayudó al “bassman” Val Douglas, cogió el micro para cantarse unos versos y animar al respetable.

No faltó “El Pussycat” en una version menos acelerada que la de los también skatalíticos Bad Manners, y con los maullidos del guitarrista Natty Frenchy menos trepidantes que los del orondo Buster Bloodvessel. Además el batería con los hombros hacia adelante aprovechó para hacer su característico cambio de ritmo en esta canción.

Después de la interpretación de “Walk with me”, proclamaron que que el ska es el número 1 en inglés y en castellano, y llegó el turno de la célebre “Guns of Navarone”, “Phoenix city”, y para ir cerrando, nueva cuenta atrás hasta la reinterpretación de “Freedom sounds” y dos últimos bises para rematar la fiesta. Por último, Ken Stewart indicó las próximas fechas de Skatalites en España.

Para ser honestos, decir que Skatalites cumplen 50 años después de tantos y tan importantes cambios de formación, y permaneciendo únicamente Doreen Shaffer de los fundadores, es un tanto oportunista. No obstante, es innegable también que el grupo da un concierto divertido y entregado; y el público de la Penélope recibió de nuevo a la mítica banda con los brazos abiertos, con gestos de felicidad y con muchas ganas de bailar. La banda se vió acogida con hospitalidad y desgranó una veintena de temas con tantas ganas como maestría.

Álbum de Flickr

Álbum de Facebook

Crónica por: Miguel A.R.

Fotos por: Mikel Masa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here