Jueves 23 de marzo cita con RULO Y LA CONTRABANDA en un sitio emblemático, el mítico Palacio de los Deportes, ahora conocido como WiZink Center y la gente de Diario de un Rockero acudimos prestos y dispuestos a ver la tercera cita en Madrid en una semana frenética de conciertos en varias salas y días consecutivos que acababa aquí en este magnífico escenario.

Canciones como: «Tu alambre»; «Me gusta»;»Mi cenicienta»;»A solas»;»Como Venecia sin agua»;»Objetos perdidos»;»Me quedo contigo»;»Divididos»;»Por ti»;»Me gusta»;»Heridas del Rock and Rock»;»Mi vida contigo era un blues»;»Tranqui por tu camino»;»La cabecita loca»;»La flor 2 / «La Flor» ;»Como a veces lo hice yo»;»Por verte sonreír»;»Noviembre»;»La reina del barrio»;»Pa qui pa ya»;»No sé»;»32 Escaleras»;»El vals del adiós».

Iban a ir cayendo una detrás de otra ante los más de 5000 asistentes que acudieron al antiguo palacio de deportes para escuchar a este cántabro que con sus canciones y letras llega a muchísima gente. Gente que por cierto la que acudió era de todas las edades, desde los románticos de toda la vida y ya entrados en años hasta las nuevas juventudes que tras conocerle en la FUGA ahora le siguen en su nueva banda.

Momentos especiales varios, con el tema “Divididos” un fan ganador en un concurso en la redes tuvo el privilegio de salir al escenario junto a Rulo para interpretarla, así como otro momento mágico fue ver al gran Carlos Raya haciendo ese solo que nos dejo boquiabiertos a los allí presentes con el tema “La Flor 2”. Con el tema “Noviembre” y Rulo sentado al piano hizo que la magia volviera y recorriera todo el palacio, un tema tan intimo y lleno de magia. Y para mí algo que se me hizo eterno y que me hicieron saltar las lagrimas fue ese gran tema dedicado a su abuela y que hizo poner un nudo en la garganta a los allí presentes. “La Reina del Barrio” es un tema que llega y llega a lo más profundo de cada uno y que trasmite en solo unas letras algo mágico y familiar hacia un ser tan querido.

Con todo el pescado vendido ya y tras más de dos horas de un magnífico concierto y tras sus grandes éxitos Pa qui pa ya, No sé y 32 Escaleras. –Rulo invito como colofón al concierto a un grupo de Mariachis que hicieron las delicias del respetable con “El Vals del Adiós” y que pusieron esa magia final a los tres conciertos que tuvieron en Madrid.

Solo decir que viva el Rock Roll y que momentos como estos hay que vivirlos en directo.

Crónica y fotos por: Alvaro Moreno

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here