Atención señoras y señores, que traigo rock bien fresquito.
Quizás su nombre aún no te resulte familiar pero lo cierto es que esta joven banda ya cuenta con un interesante background. ¿Ejemplos? Por poner algunos, citaremos su presencia en la última edición del Shikillo Festival, o incluso su papel de teloneros del mismísimo Rosendo en la O2 Islington Academy de Londres. ¿Suena bien, verdad? Lo cierto es que ellos suenan aún mejor. Si tenemos que hablar de influencias, para que te hagas unas idea, ellos mismos citan a los gran Guns and Roses o, en el terreno nacional, a “Buenas Noches Rose”. Ese estilo hard rock que también bebe del blues o incluso del funk pero el cuál, como ellos dicen, siempre está referido a un sonido Neón Delta 2017. A mi particularmente me evocan a Uzuhaïa, lo que cuenta mucho a su favor, puesto que es una banda que me encanta.

Pero centrémonos, este pasado sábado 14 de enero Neón Delta presentaba su disco debut “Imparable” en la Fun House de Madrid; un garito con ese ambiente buenrollista que tanto se echa de menos en las discotecas reconvertidas a sala de conciertos a las tantas veces nos toca ir. Con un número considerable de espectadores, y bastantes fotógrafos también preparados, comenzó el bolo alrededor de las diez y media, donde ya desde el primer tema dejaron patente una puesta en escena sólida y con mucho gancho. Recorrieron temas de “Imparable” como “Seamos Todos Uno”, rock ameno, muy cantable y muy agradecido. En la otra cara de la moneda temas como el baladón “Balas y Poemas”, con un pesado groove y solos de guitarra interminables gracias al buen hacer de Charlie Rood. También versiones como “You’re Crazy” de Guns and Roses en la que Dani Blanco, cantante, nos dejó ojiplático con semejante técnica vocal.

Bien, bien, la cosa marchaba muy bien. Resultó que, a su vez, tienen temas que no están incluidos en “Imparable” pero que tocan en directo, como es el caso de “Bellos Perdedores” donde predominaba sobre el estribillo un poderoso sonido de bajo, una constante que se repetía en muchas canciones y que venía de la mano de Sergi Ventura, dando un plus de carácter y personalidad al grupo. En la balada “Ya No Puedo Estar Contigo” Marc Gálvez nos muestra también su tiento en los solos de guitarra. Rematamos el quinteto con el swing de Duclo a las baquetas. Lamentablemente vamos cerrando el recital con “Escupe la Verdad”, o “La Noche” mi tema favorito del disco. Finiquitan irremediablemente con “Imparable”, en lo que fue alrededor de una hora de espectáculo y un público verdaderamente agradecido ante semejante paseo por el hard rock bien hecho en la lengua de Cervantes.

Ojo, quédate con su nombre, porque de aquí a poco tiempo lo verás impreso en muchos carteles.

¡Salud y Rock and Roll!

Crónica por: Elena O.B
Fotos por: Luis Miguel del Campo

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here