Guiados por el poder del metal una horda de Jevis Alluminatis provistos de guitarras y hachas de plástico, acudimos a la Puerta de Atón (conocida también por su nombre pagano, sala Sol) . Los Dioses del Metal e Instauradores de la Metalocracia reclamaban nuestra presencia allí para rendir el debido tributo al real Papiro de Aluminio. «The Aluminium Paper Album» es nuestro nuevo objeto de culto, y aquella noche de sábado fue la elegida para ofrecerle pleitesía.

Eran las nueve y media de la noche y un nutrido y friki grupo de fans esperábamos a que abrieran las puertas del garito. Había quienes, papel de aluminio en ristre, se afanaban en crear sus propios escudos y cascos vikingos (incluso enrollarse las rastas) con este sólido elemento: el papel de plata. También estaban los que se atusaban la frondosa melena de sus pelucas y se colocaban debidamente los varios pares de calcetines metidos en la entrepierna. Hasta me pareció escuchar que algunos venían de aniquilar a un grupo de pijos que se interpusieron en su camino ¡Pijos, pijos, pijos! Aullaban. Sobre las diez abrieron las compuertas y asaltamos la sala cual Berserkers entrando en el Valhalla. A las diez y cuarto comenzaba el espectáculo.

Con el público enfebrecido salen al escenario los Maestros del Bochorno, Dave Demonio, Mike Ferralla, Johnny Cochambre y el gran Charly Glamour. Empiezan con «El Papiro de Aluminio», el primer tema de la trilogía «Alluminati» inspirada en el Antiguo Egipto, cuando se creó la Metálica Hermandad que juró guardar el secreto del Rollo del Metal. Así nacimos los Alluminatis y así empezamos a adorar el Papiro de Aluminio. Llega después el esperadísimo «Viking Bugui», tema que arrasa en todas las discotecas vikingas de la región y que bailamos hacha en mano. A todo esto el sonido de la sala es muy aceptable, quizás el fallo es que haga demasiado calor pero afortunadamente siempre hay un jevi melenudo apostado en un lugar estratégico del foso haciendo el molinillo y actuando así de improvisado ventilador. Gracias.
Vienen después las célebres «Banderas de Roña», «Barco de Colegas» o «Sólo Me Gusta el Rock» de «Mar de Cuernos» y «Huracanes del Metal (Live in Donington 97). En «Festival del Mal» del «Apoteosis 666» nos asola el doble bombo de Johnny Cochambre y el Ultra Trash Extremo de «Catapultrash» desata un brutal pogo en la pista mientras vociferamos épicamente ¡A la mierda todo! Estamos en nuestra salsa frikil. Relajamos un poco el tono cantando una por los Manowar, a nuestra manera, «Caballón» (Carry on), y comienzan después en formato acústico Dave Demonio y Charly Glamour el «Grábame el de Slayer» (Livin’ On A Prayer) y ese mítico sonido de guitarra(?) inicial que tan bien tararea Charly; casi tan bien como el solo de «Te peto el Cacas»(The Final Countdown). Cogemos aliento y nos concentramos para recitar la lista de los Reyes Godos del tirón con «Visigoth Kings Powerlist» y movemos las caderas al ritmo del Mambo Death de la gran «Cthulhu Piscinas», ambos temas de su último disco. Y hasta aquí el repaso a su más reciente trabajo, lo que queda por venir son algunos ejemplos más de canciones que no pueden faltar como «Apocalipsis Molón», «Heavy Hasta la Muerte» (We’re Not Gonna Take It, también conocida como «Huevos con Aceite») y «El Barbero de Vallekas» tras la cuál hacen los bises. Vuelven henchidos de sentimientos que expresan con «Spiz Metal» y la caña a tope de «Rebeldes de Cuero» (tachas y metal). «No tenemos dinero, !pero tenemos huevos!» Grita el gran Charly Glamour a la vez que empieza a sonar «Marginados» y Dave Demonio nos funde por última vez con los solos que saca a las seis cuerdas. Con este tema se marchan tras casi dos horas de concierto, pero nosotros nos quedamos allí cantando a voz en cuello !Este garito lo vamos a quemar! Así nos las gastamos los Alluminatis.

Salud y Rock And Roll

Crónica por: Elena O.B
Fotos por: Pedro Bao

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here