El pasado 5 de Mayo Madrid se vio sacudida por la llegada del ciclón de la banda vasca Vendetta y su presentación de su nuevo disco «Bother».

Con unos teloneros de lujo como Doctor Prats (que calentaron los motores animando a un público algo pasota como consecuencia del retraso de evento.?) que llegaban por primera vez a la capital desde Terrasa para estrenarse a lo grande presentando su nuevo trabajo «Aham Shigam».
Con un comienzo cargado de toques electrónicos que desorientó a los asistentes llegó el boom con uno de sus temas más conocidos Ara , con el cual consiguió romper el hielo. Poco a poco, la magia Festribalera fue inundando la sala y a través de su sonido bailongo y buenrollismo consiguieron meterse al público en el bolsillo con temas propios como Rockamboleska o enlazandolos con temas que todo el mundo conoce como ocurrió con «Mira-la» y «Watch for this». Continuando con la presentación del disco con temas como «No t’encantis» o «No n’hi ha prou», encontramos una versión algo inusual del tema de Avicii “The Nights” pero en catalán la cual realizaron para incluir en un disco del proyecto solidario La Marató que impulsado por la tv3 para el impulso a la investigación biomédica en ictus y lesiones medulares y cerebrales traumáticas. Con una puesta en escena dinámica e interactiva con el público poco a poco llega el final que tras conseguir que el público participase en una coreografía de la versión del conocido tema «I like to move it» cerraron el final con el tema de La recepta dejando bien claro cual es la esencia de Doctor Prats y su mágico Festribal.

Ya con la adrenalina y esos nervios a flor de piel (y tras un cambio de bandas de más de 25 minutos), la gente impaciente se detiene esperando a que se abra el gran telón de la Sala Caracol. Poco a poco y con todo el escenario a oscuras comienza a sonar un fragmento del nuevo disco y a continuación como un ciclón en el escenario nos encontramos a la banda vasca abriendo con su single de presentación de su nuevo tema, «Bother the police», lo que será el comienzo de una noche llena de buena música y mucha magia.
Y así pues, entremezclando clásicos de siempre como, «Sangre y Revolución» o «Begitara Begira», con los temas más nuevos como, «No volveré» o «No sabéis amar», así fue pasando la noche, temazo tras temazo sin apenas coger el aliento. Pero sin duda alguna, uno de los momentos más emotivos fue cuando comenzó a sonar «África», toda la sala se llenó de un magia especial conectando la banda con el público de una manera muy emotiva; sin embargo, lo mejor estaba por venir.
Como un soplo de aire fresco y vuelta a la carga de mano de «Suma» y con «Udarako gau luzeak». Pero sin duda alguna, la auténtica fiesta llega con el momento batucada que fue el desencadenante de lo que vendría siendo una auténtica espiral de pogos que no podían acabar tema tras tema, «Buonasera», «La parranda» o «Botella de Ron» fueron los culpables de esto. Tras un falso intento de retirada la banda volvió con más fuerza que nunca para dar un final apoteósico comenzando con el tema «Pao Pao» de su último trabajo, pasando por «Leña al fuego» y acabando con Vendetta, demostrando la evolución que han sufrido pero reivindicando que la esencia Vendetta sigue ahí latente y por mucho tiempo hemos de disfrutarla.

Crónica por: Sarri
Fotos por: Pedro Bao

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here