El pasado 16 de abril fuimos convocados a un festival de ambiente sureño. Nos acercamos a la Gruta 77 para disfrutar de la segunda edición del Southern Metal Fest. En esta nueva edición, el festival contaba con: Hell’s Fire, Evil Impulse, We All Fall, Forced Rejection Steakhouse.

002_Southern_Metal_Fest_003

Abriendo la noche se encontraba la única banda que no hacia metal, sino Rock Sureño. Nos referimos a Steakhouse. Los madrileños nos adentraron en el festival para ambientarnos e ir empezando a coger forma. Nano (vocalista) era quien llevaba el mando de la formación y quien se dirigía al público con facilidad y no paraba de decir, que ellos no hacían metal y que después de su actuación empezaba la caña. Además tenía tres dados en su guitarra, que no solo les servían de adorno, sino que también le daban juego en sus acordes. Javi estaba al mando de la guitarra acústica y no solo eso, pudo deleitarnos también con su cigar box. Sin embargo, los allí presentes prestaban con atención a lo que sucedía en el escenario, por lo que estaban más concentrados y poco activos en ese momento de la noche. Por otra parte, como así nos hicieron saber, las letras de todas sus canciones son escritas por Charlee (batería). Y es que tuvieron un repertorio de clásicas versiones, donde destacaban la balada «Simple Man» (Lynnyrd Skynnyrd) «Hight to Hell» (AC/DC), entre otros, y también temas propios como «Cheeseburger Blues». Y esto fue un claro ejemplo de lo que sucedió durante su actuación.

002_Southern_Metal_Fest_006

Con la llegada de los madrileños Forced Rejection, había algo más de ambiente por la sala y el público empezaba a despertar. Estábamos ante una banda que mezcla Groove Metal, Southern Metal y Stoner. Y es que, desde el primer Destoyer Fest, no volvimos a coincidir con ellos y ya teníamos ganas, ya que en aquel entonces no tuvieron suficiente tiempo para explayarse. Aunque son jóvenes, desprendían frescura y madurez. También se pudo ver que cuentan en sus filas con dos guitarristas bastante técnicos, que sabían muy bien lo que hacían en todo momento, donde nos hicieron partícipes de unos acordes y riffs que eran complementados con unos punteos que adornaban su actuación. Por otro lado, Julio, que también es bajista en The Thousand Faces, no paraba de mover su melena todo el tiempo. Mientras, Oscar (vocalista) se dirigía al presente para contagiar las energías y entusiasmo que le ponía en la formación, aunque se le notaba un poco cansado. Pero aun así se movió bastante sobretodo en los momentos donde las guitarras cogían fuerza y se volvían más pesadas y contundentes a la vez. Además dentro del repertorio que traían, incluyeron temas nuevos que podremos encontrar en su nuevo disco como, «Batista». También se atrevieron con una versión «Graveyard Disciples» (Black Label Society). Y junto a esto, temas de su EP como «Beyond This Path», el cual da nombre al EP o «Made of Pride» con la cual se despidieron.

002_Southern_Metal_Fest_009

Y más formaciones desde Madrid nos acompañaban esa noche, y en este caso We All Fall desde Aranjuez, con su inconfundible Southern Metal. Y ya lo decían ellos: «somos una banda de metal sureño». Entraron fuertes, con mucha energía y ganas de darlo todo. Presentaron a su nuevo guitarrista Alberto Ortega. También, aprovecharon al máximo el poco espacio que tenían para moverse y consiguieron sacarle partido, exprimiéndolo a lo sumo. Sin duda, se pudo apreciar la fuerte presencia que recaía sobre Natxo (bajista) y Victor (vocalista). Por un lado, el bajo era uno de los puntos claves de esta formación por lo trepidante que podía llegar a ser y por otro lado, el vocalista sobretodo era más como se movía y se expresaba y transmitía desde el escenario. También tenían mucho peso y contundencia las guitarras y una batería resonante. Dentro de lo que nos traían pudimos encontrar temas como la canción de la serpiente «Riding The Snake», «Into The Grey» o una versión “Children of The Grave” (Black Sabbath), que la hicieron suya en todo momento llevándola a su terreno. Con todo y con esto demostraron estar muy vivos y contagiaron sus energías al público.

002_Southern_Metal_Fest_015

Hell’s Fire desde Madrid llegaron también con mucha fuerza y energía. Mario (vocalista) tenia mucho carisma y presencia sobre el escenario. Era muy expresivo como de costumbre con algún aspavientos y así se mantuvo a lo largo de lo que duro la actuación, mostrándose de este modo con cercanía a todo a que quiso mantenerse hasta el final del festival. Podríamos decir que era el alama de la fiesta. Sin embargo el resto de músicos que le acompañaban tenían una técnica que les hacia ser inquietantes y no quedar se atrás. Tuvieron un detalle muy bueno y fue que dedicaron a todas las bandas que se lo curran mucho y luchan por estar al pie del cañón, «On The Road». Aprovecharon la ocasión para informar que al año que viene cumplirán 10 años. También presentaron temas nuevos: «Nights Talker» y «March of The Witch». Se marcharon con una versión de Fucking Doors «Roadhouse Blues».

002_Southern_Metal_Fest_030

Con Evil Impulse llegaba el final del festival. Llegaron por todo lo alto desde Ciudad Real como una apisonadora. Y desplegaron un mezcla muy cañera y contundente de Death Metal, Southern Metal y Groove Metal. Fueron muy potentes y muy explosivos. Se movían con soltura y demostraron su profesionalidad. Antonio (vocalista) acaparaba toda la atención de los que quedaban por la sala. También se mostró muy cercano a lo allí presentes y optó por acercar el micro, para que en el público le echaran una mano y cantaran con él. Y tenían unos deslumbrantes riffs que acaparaban todo. A largo de la actuación de los manchegos, de entre el público lanzaron un cocodrilo inchable que fue de lado a lado por toda la sala, llegando a los músicos, que lo usaron con humor. «Infernal», «Lobotomizer», «War» o «With The Kanves» fueron algunos de los temas que interpretaron. Con ello, consiguieron no dejar a nadie indiferente, dejando claro a lo que venían. Aquí todo terminaba dejándonos un buen sabor de boca y con ganas de más. Por lo que se marcharon dejando el listón muy alto.

A lo largo de festival se llevaron acabos varios concursos entre cambio de banda. Ademas, la organización tuvo muy buen detalle de agradecer a todos su asistencia con unos aperitivos sureños. Esto son destalles que te alegran el día, porque tuvimos un día pasado por agua hasta llegar la noche, que fue cuando se calmó. Por otra parte, parte del publico se marchó antes de dar por finalizado el festival, debido a que la hora se les hacia irresistible. Pero si, lo pasamos bien en un ambiente de Southern Metal.

Crónica y fotos por: Gloria A.B

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here