King Sapo se presentaron en directo en pleno corazón de Madrid y realizando una descarga absolutamente fantástica y llena de calidad. De las cenizas de aquellos El Dorado nos encontramos con una banda que nada tiene que envidiar a los anteriormente nombrados, bueno, quizás sea la continuación lógica y por donde la banda habría evolucionado de manera natural. Sea como sea uno se tiene que quitar el sombreo ante tal despliegue de fuerza y frescura que la banda atesora compositivamente y evidentemente en directo.

King Sapo en Madrid
King Sapo en Madrid

El inicio con los primeros acordes hipnóticos nos abrió la puerta a una noche llena de sensaciones a nivel musical. Sonido entroncado con Zeppelin y matices psicodélicos que te envuelven literalmente a nivel musical y destilando una fuerza y una intensidad que no bajaría ni un ápice durante toda la noche y que contrasta con un más directo “Super Psycho”, un rock and roll sugerente con pinceladas puramente soul que enriquecen el resultado final.

La música nos sigue envolviendo y acariciando el alma mientras que disfrutamos tema a tema como si fuera un buen vino y “Hombre Humo” nos sorprende por un ritmo de batería contundente y machacón que es una delicia y con sonidos de guitarra puramente stoner que contrasta con pasajes más melódicos e intimistas que la banda lleva a la perfección en directo conectando con todas las que estamos allí de manera instantánea al igual que con “Insomnio” con un ritmo y sonido más denso y que también muestra pinceladas más stoner.

King Sapo en Madrid
King Sapo en Madrid

Seguimos con los contrastes que la banda maravillosamente muestra en directo y en estudio así que “Hablando con árboles” es un tema que cala en los huesos poco a poco con intimidad. Es una caricia absolutamente delicada que entronca con los mejores sonidos de rock americano y que personalmente es uno de mis temas favoritos junto a “Libre” que uno siente también como lo envuelve con delicadeza y sensibilidad.

Concierto absolutamente brillante con una banda que desprende una honestidad y fuerza increíbles y que a petición del público que les pedían no abandonar el escenario se despidieron repitiendo “Niño Gurú” y poniéndonos la piel de gallina. Brillantes es poco.

Crónica y Fotos por: Charly Rock And Roll

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here