Los amantes del gore, el terror, la sangre y el rock and roll más demencial teníamos cita en el concierto de Banane Metalik que volvía a tocar de nuevo en el Gruta 77 y que convirtieron en un infierno desde que salieron al escenario, y es que los franceses son un fantástico grupo de los que te hacen hervir la sangre a base de sonidos Psycho y Punk que son efectivos y también deliciosamente divertidos.

Blatoidea en Madrid
Blatoidea en Madrid

Venían con nuevo disco bajo el brazo llamado «Nice To Meet You» del que como os podéis imaginar caerían un buen puñado de temas para nuestro gozo pero no quiero olvidarme de los ingleses Blatoidea que fueron los encargados de abrir la noche de manera cruda y potente aunque por desgracia no habría una buena cantidad de gente para poder verles. Una pena por que los ingleses se dejaron la piel y aunque eran desconocidos para nosotros derrocharon calidad con sonidos punk potentes, crudos de corte muy clásico que sin duda nos hizo disfrutar a los que estábamos allí reunidos. Actitud punk cien por cien y de trato muy cercano con la gente. Buen cóctel para abrir la noche y que en algunos momentos uno podía además de encontrar influencias de punk muy clásicas también nombres como Motorhead estaban muy presentes con una base potente y machacona.

Banane Metalik en Madrid
Banane Metalik en Madrid

En cuanto a los franceses Banane Metalik como decíamos desataron el mismo infierno nada más salir ya que saben conectar de manera fácil con todo el respetable y un set list perfecto donde además de versiones y temas de otros discos se centraron en composiciones de su último trabajo como «Plan69 from Outer space» empapada de sonido y esencia puramente Psycho que en su versión de estudio uno puede escuchar ese teremin que da un toque muy especial y que al final se traduce en una composición perfecta dedicada a esa película de culto que tanto adoramos mientras que «Pussycat» nos deja ver su lado más salvaje y sangriento y que en directo todavía se encrudeció mucho más o «Nice to Meet You» es hipnótica y tiene una melodía oscura e intensa que engancha al igual que su estribillo adictivo.

Show intenso y lleno de fuerza donde no faltaron momentos brillantes donde además surgieron versiones llevadas a su terreno brillantemente como el clásico de «Let There Be Rock» que encadenaron con su «Let There Be Gore» para hacernos sangrar de placer, el tributo a Motorhead con «Rock Out» o el clásico de Eskorbuto «Mucha Policía…» que toda la sala se puso a cantar de manera incansable.

También pasarían por el escenario canciones como la rock and rollera «Chair et tendre» que hizo a nuestras caderas moverse sin piedad o en el tramo final de la noche «The Gorefather» que es punzante y brutal, «Banane Juice» o una desquiciante «Dance».

Sencillamente brutal y sangriento.

Crónica y Fotos por: Charly Rock and Roll

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here