Gran suerte para todas las amantes de los sonidos extremos que volvieran a juntarse esta banda mítica que celebra su 30 aniversario con una gira donde literalmente te destrozan el cerebro a cada pildorazo musical que sueltan desde el escenario. Como es lógico no nos lo íbamos a perder ya que la cita era ineludible y francamente deliciosa.

Para abrir la noche recibimos a una potente banda de nuestro país que eran desconocidos para mí pero que me dejaron un excelente sabor de boca. Hyban Draco salieron con ganas de comerse el escenario y regalándonos composiciones oscuras y retorcidas donde uno se puede encontrar sonidos puramente Death con matices y pinceladas Black, dando como resultado una fuerza y frescura en directo que me sorprendió muchísimo y desde luego a partir de ahora no les voy a perder la pista. Composiciones como “God Of Darkness” o “Mortal Remains” traducen a la perfección todo lo comentado de la banda que además muestran una gran técnica y complejidad en cada canción, donde las melodías también tienen hueco en ese delicioso kaos sonoro que nos ofrecen. Sin duda una banda de nuestro país que demuestra a las claras que aquí también existe calidad.

Y llegó por fin Vomitory, que nos abrieron literalmente las puertas del infierno ante nosotros marcándose un concierto crudo, salvaje y muy intenso desde los primeros acordes de canciones llenas de veneno como “Ripe Cadaver” o “Gore Apocaliypse” que sonaran al comienzo de su show volviendo locos a todos los reunidos que no paraban de moverse al ritmo de los retorcidos y oscuros himnos que dispararon durante toda la noche y en donde repasaron sus temas más clásicos que se deseaban escuchar. Más tralla, y nos fueron cayendo sobre nuestras cabezas “Revelation Nausea” que nos destroza literalmente el cerebro o una crudísima y oscura “Possesed” que personalmente me encanta y que sin dudarlo no va a llevar a un “Serpents” tremendamente venenoso que personalmente me parece que bebe de una fuente musical tan fantástica como es Motorhead , con esa sección rítmica pesada y llena de contundencia y la marca tan especial que le daba Lemmy y compañía a todos sus clásicos. Final de la noche que nos dejaba exhaustos a todas por un concierto brutal e intenso como pocos que sin duda hemos disfrutado y que se cerraba con un último tramo donde podíamos escuchar composiciones como “Chaos Fury”, “Raped in their own Blood” o un “Flesh Passion” directo y brutal. Gran cita para todas las amantes de lo extremo que lo agradecimos sin duda.

Fotos por: Zulé
Crónica por: Charly Rock and Roll

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here