Gran noche para todas las amantes de los sonidos más extremos y que pudimos presenciar en la sala Caracol de Madrid con unos cabeza de cartel como son los increibles Septic Flesh que nunca defraudan en directo, al igual que los grupos con los que suelen venir, que desconozco si son propia elección de la banda , pero desde luego disfrutamos desde el primer minuto hasta el último en una sala con una entrada muy respetable.

Los primeros en salir eran desde Sión , unos desconocidos Xaon abrían de manera contundente y brillante con una serie de temas que aunque no podemos englobarlos dentros del Death metal si que nos encontramos pinceladas de estos sonidos o incluso de Black dentro de un metal denso, crudo y oscuro que sin duda nos hace vibrar al ritmo de composiciones como “Discrowned”, “Broken Anchor” o el final con una intensa “Zarathustra”. Fantástico descubrimiento que sin duda me ha dejado un excelente sabor de boca y habrá que seguir la pista a la banda.

Los suecos Diabolical fueron los siguientes en salir y la verdad es que el inicio fue un tanto frío donde la banda a mi parecer pecó de ser demasiado estáticos en el escenario aunque temas como “Requiem” o “Betrayal” sonaron increibles si a eso le añadimos poca interacción con el público pues la sensación no es demasiado buena, sin que esto quiera decir que no dieran un excelente concierto, que lo hicieron y musicalmente disfruté una barbaridad con su sonido Death en el que nos encontramos muchos matices melódicos en los teclados y el contraste de voces guturales con otras más limpias. Para mí les faltó algo pero uno no puede negar la fuerza demoledora de canciones como “Black Sun” o la recta final con su himno “We Are Diabolical”.

Y salieron después al escenario los brasileños Krisium que se llevaron a todo el respetable a su terreno con temas certeros donde se combinan los sonidos de Death y Thrash Metal a la antigua usanza para dar como resultado una auténtica bomba que cayó ante nuestra cara a ritmo de andanadas como “Combustion Inferno”, “Blood of Lions” o “Slaying The Steel” que sin duda les llevaron para mí a ser de los mejores de la noche, poniendo el listón muy alto a los griegos Septic Flesh. Brutal interacción y conexión total con el público que cantaba y sudaba cada segundo musical que la banda escupía para nuestro gusto, donde un “Ace of Spades” como tributo a Lemmy hizo que la sala ardiera literalmente por los cuatro costados.

Llegó el turno a los griegos Septic Flesh que musicalmente se manejan en terrenos del Death aunque con muchos matices melódicos que incluso podríamos meter dentro de los sonidos más sinfónicos pero esto no quita la fuerza y la brutalidad que atesora la banda, tanto en directo como en disco.Sigue siendo una pena que esa parte sinfónica donde los teclados están muy presentes sean grabada, la verdad es que no estaría nada mal que contaran con un teclista en directo.

El inicio fue como es habitual en sus conciertos, absolutamente demoledor y crudo. En este caso “Portrait of a Headless Man” y “Martyr” nos dejaron sin aliento, con un sonido que sin duda te envolvía, haciendo que sus seguidores se quedaran literalmente extasiados y disfrutaran cada segundo de un show que fue formidable.

Intenso show de los que uno siente que literalmente le hierve la sangre de las venas con una banda que hace al público particpar, y cantar de manera conjunta todos los temas en donde canciones como “Enemy of Truth” y la espectacular “Communion” sonaron de manera fantástica, donde los coros y las melodías hacen a los temas sencillamente irresistibles .

La oscuridad nos rodeaba y sin duda era buen momento para canciones como “Lovecraft´s Death” y un final que llegaría con “The Vampire from Nazareth”, “Prometheus” y “Persepolis” dejándonos a todos literalmente exhaustos de una noche increible.

Crónica por: Charly Rock and Roll
Fotos por: Mario Tote

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here