Llegamos a la sala Kaya, el pasado 7 de Julio, en Guadarrama, al concierto de Rulo y la contrabanda.

Las puertas se abrieron a las 22:00h, mientras que el grupo tenía previsto salir a las 23:30h, una espera demasiado larga y en la que algunos ya se estaban impacientando. Gritando para que salieran, la banda sale cinco minutos más tarde de lo previsto.

Empezaron con el habitual latido de corazón y con «Tú alambre», todos cantando a capela excepto el cantante que salió más tarde y fue cuando empezaron a sonar todos los instrumentos, pasando esto siguieron la costumbre. A continuación sonaron «Me gusta» y «Mi cenicienta», en esta última el público se vuelca. Fue un concierto bastante especial, ya que, aparecieron canciones que no suelen tocar habitualmente porque son más antiguas. Tocaron temas más nuevos, de este último Cd, como «Me quedó contigo» donde se escucha mucho al público a pesar de que la música estaba demasiado alta y era difícil que eso ocurriera, y dónde Fito y Rulo terminan el tema juntos en un mismo micro; «Objetos perdidos» y «Noviembre» la favorita de este nuevo disco del cantante, dice que es por qué es un romántico de mierda.

Tocaron también algunas más antiguas pero que suelen sonar normalmente en los conciertos de esta banda como son: «Como Venecia sin agua»; «Tranqui por tu camino», más que sabida por el público y dónde los fans saltan y gritan desde el comienzo de la canción; «La cabecita loca», se podría decir que una de las favoritas, todo el mundo se ilusiona al escuchar el principio; «La flor», tema que cuando se está terminando tira flores al público, como suele hacer, le guarda una a Pati, que le pone en la camiseta; y «No sé» que empieza por los gritos de los espectadores diciendo que no tienen prisa. Algunas de las no tan frecuentes fueron: «Buscando el mar», donde Rulo mostró un montón de sentimiento al cantarla; «El mejor veneno», el cantante se va para dejarle el micro a Fito, aunque canta él, también Cuti y al final la acaba terminando Rulo, Todos se la saben muy bien a pesar de que no es una de las que suele tocar en directo; ahora Rulo comenta sobre la siguiente que Pati le dijo que no tenía huevos para tocarla en directo, ya que hacía mucho que no lo hacían, él dijo que claro que los tenía, es un tema muy importante para los dos, esté es: «Mi pequeña cicatriz». Después tocaron tres canciones seguidas de su anterior grupo: el primero comento que no suele tocarlo, pero que hoy se va a arriesgar con varios, es «Buscando en la basura», al público no le importa que no sea de los frecuentes, por que es muy bien recibido y cantado hasta el final, aunque suena distinto a como se está acostumbrado a escuchar; «Pa’ qui pa’ ya» es el siguiente, y es otro de los favoritos, dice que cuando lo compuso no pensó que se convertiría en un tema tan importante y casi un himno en el mundo de la música; canción que le rajo el pecho al componerla y por eso tiene que seguir cantándola es «Por verte sonreír».

Menciona su nuevo invento, diciendo que consiste que no van a hacer que se van para luego volver, aunque aun así desaparecen del escenario, mientras que el público sigue cantando «Wowowow…» y no se cansan. Más tarde Rulo sale con una guitarra, y todos siguen sin callarse hasta que él empieza a hablar. Les da un aplauso a los dueños de la sala por crear un espacio para la música en directo en Guadarrama y les desea mucha suerte, ya que, esta sala no tiene mucho tiempo. Después de esto toca «Por morder tus labios», en un toque muy íntimo, en mitad del tema deja de tocar y canta con el público a Capela, aunque luego vuelve a tocar, la gente termina la canción cantando todo el estribillo ellos solos. A continuación toca «La balada del despertador», también de su anterior grupo, a él se le ve bastante contento al ver que mucha gente la está cantando. Ahora sale el teclista y mientras toca los teclados Rulo canta «Heridas del Rock & Roll», a mitad salen los demás y tocan sus instrumentos. Rulo muestra muchos sentimientos en esta canción, haciéndolo muy bonito, esto cala al público que hace que aplaudan al final. Asegura que no tiene prisa y eso hace que todos lo repitan hasta que empieza «No sé». Y llega la última canción de la noche, «32 escaleras». Ellos se van pero volverán, como las mareas… Termina y suena «El vals del adiós», se despiden y Rulo sigue la tradición de salir con una botella de Whisky, bailar un poco, beber un trago e irse. La contrabanda está formada por: Karlos Arancegui, Charli a la batería; Dani Baraldés, Pati a la guitarra; Adolfo Garmendia, Fito a la guitarra y los coros; Enrique Mavilla, Quique al bajo y Cuti Vericad al teclado.

Un concierto fuera de lo normal en esta gira. En el que se mezcla el Rulo de siempre con sus nuevos temas, se disfrutó y se agradeció que salieran canciones antiguas, por que aunque sean más antiguas nunca han dejado de gustar.

Crónica por: Itziar Donaire
Fotos por: j.m.donaire

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here