Asistimos a Cultura Inquieta Festival, un festival en Getafe que dura desde el 22 de junio al 7 de julio. Nosotros estuvimos el 30 de junio, día en el que actúan Rosendo, Rulo y La Contrabanda y Badlands. Este festival alcanza este año los 8 años de duración, se fundó con la intención de crear un espacio de diversión y encuentro. Han cambiado varias veces de ubicación pero la mayoría de las veces ha sido en Getafe.

El recinto era bastante grande: había señales en contra del machismo colocadas en las vallas; una zona de peluquería donde había chicas que te peinaban y te teñían el pelo con espray; otro apartado para talleres, donde los pequeños pitaban y jugaban con un futbolín o con raquetas; y también había mesas y sitios para comprar comida y bebida. Había una gran organización.

Badlands es el primer grupo en actuar. Una banda con un estilo entre el rock, el country, el folk y el bluegrass. Formado por cinco miembros, de los cuales cuatro son de Valencia y uno de Estados Unidos. Traen como invitado a Ángel Vera, que canta varias canciones con ellos. Durante el espectáculo suenan canciones como “Middle of the road” con la cual empiezan, “Relentless” y “Howl” que son dos de sus epés, “Colorado”, “Call me fire” y “Oh lord” con la que se despiden.

Son las 21.45h, Rosendo Mercado sale al escenario acompañado a la derecha de Mariano Moreno, encargado de la batería, y de Rafa J.Vegas, al bajo en el otro lado, dejando en el medio al gran Rosendo. Es el artista más importante de la noche y en la que más gente acude. Después de 45 años en el mundo de la música Rosendo anuncia su despedida con esta gira llamada “Mi tiempo señorías…”. Comenzó con Ñu y Leño, haciendo verdaderos canticos y luego en solitario. En 2017 sacaba “De escalde y trinchera” y con él 28 cds a sus espaldas. Empezó con “Aguanta el tipo“ del disco Fuera de lugar, publicado en 1986. La segunda en sonar fue “Por meter entre mis cosas la nariz”. Un concierto con casi dos horas de duración y una veintena de canciones. Canciones más actuales como “Vergüenza torera“ y otras más antiguas como “Cada Día”, “Muela la muela” y “Y dale…” sonaron durante el espectáculo y la gente no paraba de bailar y cantar. También canto canciones de Leño como fueron “El tren” y “Sorprendente”. Entre canción y canción no se paraba de oír a todos gritar “Rosendo, Rosendo, Rosendo…” y un montón de aplausos y silbidos, se notaba que nadie quería que se acabara nunca. Sonaron también himnos como “Flojos de pantalón”, “Masculino singular”, “Pan de higo” o “Navegando a muerte”. Tocó también “No dudaría” de Antonio Flores. El público se va pasando una pelota de un lado a otro durante varios temas. Se empiezan a despedir pero quedan dos temas muy importantes en el mundo de la música, primero suena “Agradecido” y por último para despedirse suena “Maneras de vivir” de Leño, temas más que sabido por la gente.

Llega el turno de Rulo y La Contrabanda, último grupo de la noche. Empezaban a las 00.00h y había algo menos de gente que anteriormente. Empezaban con su habitual latido de corazón y con “Tu alambre” a capela por todos los miembros de la banda excepto el cantante, aunque pronto él se suma y comienzan a tocar todos la canción. Esta canción la cantan con El Drogas en la reedición de “El doble de tu mitad”. Rulo suma ya tres discos y dos directos como Rulo y La Contrabanda, aunque anteriormente ya tenía 7 cds y un directo con La Fuga. Rulo conocido como “un rockero que acaricia o un cantautor que araña” está haciendo de sus canciones himnos. Después suenan “Me gusta”, “Mi cenicienta” y “Como Venecia sin agua” temas que todos se saben e interpretan por todo lo alto. “Objetos perdidos” es la siguiente y ese era el nombre de su anterior gira por los teatros, también se la dedica a Rosendo y dice que gracias a su música él nunca se ha sentido un objeto perdido. Más tarde suena “Me quedo contigo” y esta la toca con él en la reedición del disco. Empieza cantando el estribillo a capela y rápidamente todo el mundo le sigue esto pasa en “Divididos”. Más tarde aparece “Noviembre” canción favorita de este último disco y también aparece en la reedición pero en forma de acústico. “La flor”, “Tranqui por mi camino” y “La cabecita loca” aparecen ahora, todo el público aplaude con estos temas y gritan dejando claro que se los saben. Ahora llegan tres canciones más antiguas; la primera la compuso hace unos 12 años y dice que es un homenaje a su abuelo, la canta a un estilo distinto al habitual, ella es “Jaleo”; la siguiente es “Por verte sonreír” un tema que le rajo el pecho y por eso tiene que seguir cantándolo, dice que ahora es cuando hace que se van y vuelven más tarde pero se lo va a saltar por que quiere quedarse más rato; y la última que canta de su antiguo grupo es “Pa’ qui pa’ ya” donde se baja del escenario y va poniendo el micro a la gente para que canten el estribillo. Ahora se queda Rulo solo en el escenario con una guitarra para tocar “Por morder tus labios”, donde el público interpreta todo el estribillo sin ayuda del cantante. “Heridas del Rock & Roll” empieza con el piano en forma acústica, pero termina con todos los instrumentos en forma eléctrica. “No sé” una de sus primeras canciones como Rulo y la contrabanda y una de las más importantes. Llega “32 escaleras” último de la noche, ellos se van pero volverán porque son como las mareas. Ponen “El vals del adiós” mientras ellos se despiden y Rulo sale como es habitualmente con una botella de Whisky baila un poco y le da un trago, se lo tira por el pelo, lo deja en el suelo y se va. La contrabanda está formada por: Karlos Arancegui, Charli a la batería; Dani Baraldés, Pati a la guitarra; Adolfo Garmendia, Fito a la guitarra y los coros; Enrique Mavilla, Quique al bajo y Cuti Vericad al teclado.

Al terminar la noche se quedó un sabor agridulce, la acumulación de sentimientos entre la euforia y la despedida.

Crónica por: Itziar Donaire
Fotos por: j.m.donaire

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here