Nos acercamos a la sala Sir Laurens de Oviedo, porque allí se iba realizar un evento solidario, que mezcla Rock y Punk con la recogida de comida no perecedera para un comedor social de la ciudad. Este evento es el festival Raposu Rock, donde han contado con No Konforme, Fe de Ratas, Nuevecondiez y Gajes del Oficio. Además comentar, que el festival consiguió su objetivo y fue almacenar 1200 kg de comida no perecedera.

Abriendo el festival nos encontramos con Gajes del Oficio, banda de Rock de Oviedo. Y lo hicieron antes de la hora citada, unos minutos antes. Nosotros cuando llegamos habían tocado las dos primeras canciones. Con un primer disco publicado en enero de 2015 como es “El límite de lo Creíble”, se presentaron ante los y las primeros/as allegados/as. Diego Mateo (vocalista) era quien más se dirigió al público y aveces introducía algún solo de guitarra. Se movían poco, pero se expresaban con claridad. Por otra parte, no tuvieron suerte con el sonido. Fueron los menos afortunados en ese sentido. Tenían canciones que eran más duras y machaconas con sonido más metalizado y otras de un Rock más urbano. Comentaron que hace unos años estuvieron a punto de tocar en el festival, y que ya por fin lo consiguieron. Se atrevieron con una versión “Palabras Para Julia”, que dedicaron a Betty. También contaron con dos colaboraciones: Cholo (ex Get Un Tribal) a la voz en “Resurgir”, donde además un guitarrista le ponía más actitud al directo y Manu de A.T.K.T.I. también a la voz en “Despertad”, donde además bajo y guitarra se cambiaron las posiciones manteniendo sus instrumentos. Finalmente el público termino entre aplausos. Así fue como despidieron su paso por el festival asturiano.

A continuación llegaban Nuevecondiez, otra de las bandas de Rock que se encontraba en el cartel y que venían desde Gijón. Antes de dar comienzo su actuación dieron las gracias al festival por contar con ellos. Además comentaron también que tenían ganas de compartir escenario con Gajes del Oficio. Asintieron que va a ser la primera de muchas veces en la que compartirán escenario. En mitad de su actuación preguntaron: “¿Estáis vivos?”, la respuesta fue tan buena, que siguieron tocando unos temas más. Tenían un batería, Fernando Argüelles, que fue creciendo según fue avanzando el concierto, ya que fue de menos a más. Tocaron canciones como: “Lo Sabes Bien”, “Invierno”, “Mayo”, o “Insignificante”. Animaron al incondicional para que éste se entregue más, y respondieron acompañando con palmas. Hacia la parte central de su actuación hubo un tiempo en que el bajo y las guitarras tomaron las riendas muy bien sincronizados. Finalmente se despidieron con “Siete”, donde anunciaron que estaban vendiendo unas papeletas para ayudar a Bloque Crítico, tras una denuncia que le pusieron unos fascistas.

El directo que se llevó la palma fue el de No Konforme, quienes venían al festival tras tocar el día anterior en Pintor Rock. Los de Vallekas ofrecieron un concierto con mucha energía, donde hubieron saltos por el escenario y dónde supieron compaginar canciones de un Punk más marcado con otras que metían un toque de Ska de la mano de Kiko Moreno a la trompeta, quien se encuentra en la charanga New Tocados y Diego Z al trombón, que además es el trombonista de Hammond York y Dskarrila. La sección de vientos salió con unas medias de rallas rojas y negras, que combinaban con la camiseta de Luis Luna, vocalista, también de rallas con los mismos colores, pero con un pequeño detalle que homenajea al maestro Rosendo, la especie de firma en forma de muñeco que aparece en la portada de “Loco Por Incordiar”. Consiguieron contagiar sus energías y dejar el ambiente caldeado, para lo que vendría después. Lo cierto es que había un acercamiento con el respetable. Entre palabras asintieron: “Es un placer estar aquí, en un festival solidario”. Y de pronto los presentes empezaron a gritar a viva voz el nombre de la principal organizadora del festival. Poco después llegaba “Stop Deshaucios” con la siguiente presentación: “El próximo desahucio que sea en la Moncloa”. A la memoria de Berta Cáceres llegaba “Seremos Millones”. Con la canción “Susana Dekadencia” unas cuantas mujeres de entre el público y organización del festival subieron a cantar con ellos, donde ellas terminaron gritando: “¡Que viva la lucha de les muyeres!”. También hicieron un homenaje a Boni interpretando “No Hay Tregua” de Barricada. Se despidieron por todo lo alto con su canción, todo un himno al barrio del que proceden, “Vallekas”.

Despidiendo Raposu Rock se encontraban Fe De Ratas, ya que estaban presentando “Que No Pare La Fiesta” recién salido del horno, el día anterior. En la formación actual encontramos a Drest a la batería, quien comparte afición a las baquetas en Baja California y Emmanuel Álvarez a la guitarra, quien a su vez es guitarrista de Crudo. La banda de Punk Rock de Gijón nos estuvo amenizando la velada, regalándonos muy buenos momentos y con un público muy receptivo. Nos invitaron a bailar un Rock and Roll con “El Rock And Roll del Perdedor”. Con “Yo Tampoco Soy Tonto” vimos un bajo muy entregado. Y en “No Me Iré” Maxi (vocalista) ponía mucho sentimiento y garra. Y en “Chévere” Por otra parte, contaron con la colaboración de Gabi de UM Machine al bajo en “No Pierdas El Norte” y “¡Hay Que Joderese!”, y con Luis Luna de No Konforme en “Miami’s Way Of Life”. Pero Gabi no se pudo resistir y volvió nuevamente al escenario, y en esta ocasión para cantar. Todo terminó manteniéndose ahí arriba y siguiendo cantando la última, “Miseria Frente A Miseria”.

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here