Las criaturas de la noche, amantes del rock and roll  teníamos una cita imprescindible con Motorzombis que se acercaban al foro para presentar su nuevo disco “Monster Rock and Roll” que nos ha dejado un excelente sabor de boca a todos los que lo hemos devorado con ansiedad este gran “artefacto” que viene en formato vinílico para nuestro gusto.

Para la ocasión venían acompañados de los madrileños Les Panches Surfers que para mí eran absolutamente desconocidos, y que fueron una grata sorpresa para nuestros paladares musicales, ya que nos encontramos con una banda de sonido surf con temas instrumentales que desprendía una frescura y fuerza absolutamente increíble, que desde luego nos deja con muchas ganas de investigar a esta banda que nos presentaban además a nuevos miembros en la banda en los papeles de la guitarra y batería.
Una banda realmente sorprendente con temas propios como el oscuro y retorcido “Black Conga” que me gustó especialmente, el crudo “Penetration”,  el más refrescante “Brown Beach” o la versión del clásico Ramoniano “Blitzkrieg Bop” rebautizada como “Let´s Go”. Un grupo realmente interesante sobre el escenario y que demuestra grandes ideas a nivel musical, aunque quizás eche de menos una actitud más dinámica sobre el escenario; y en términos de sonido el cuerpo me pide una mayor contundencia en las guitarras (pero hablamos de puro gusto personal que no hace a esta propuesta exenta de calidad). Nos ponemos como deberes el darles un buen repaso musical a sus temas y volver a verles de nuevo para conseguir sacarles todo el jugo que merecen.

Y llegaron después de un tiempo de espera los Motorzombis al escenario para regalarnos momentos de rock and roll, que rezuman frescura y ese sabor por la cultura monster que a muchas nos gusta, enloquece y por que no decirlo es uno de nuestros eje vitales que hace ver la vida de distinta forma.
El inicio del show con “Monster Rockers” fue la puerta de entrada para una dimensión mágica, donde el rock and roll se dio la mano con tantos mitos y criaturas que nos han alegrado y alegrarán nuestra vida. Un show con un setlist donde fueron cayendo temas de este disco y que nos llevaron desde el tierno, dulce y oscuro romanticismo de “The Abominable Dr. Phibes”, con aquel Vincent Price que le dio vida en el celuloide y que aquí viene empapado a nivel musical con pinceladas más country rock y un contrabajo muy contundente que te va golpeando en el cerebro, pasando por “Teenage Mutant… Karate Frogs!”, que es un buen rock and roll con sabor a desquiciante Psycho que personalmente me vuelve loco y que rinde pleitesía a unas criaturas, que dieron mucho de sí en los 80 y que hasta en sus ediciones muñequeriles causaron verdadera sensación o ese cariño por las vísceras, por comerse tu corazón recién arrancado en un pasaje bucólico como es un centro comercial  tras el apocalipsis en “Vienen a por ti, Bárbara” donde se cruzan musicalmente los “Beach”  con los “Dead” Boys y llegando a rendir homenaje a nuestros queridas cintas en “VHSS”.
La banda sobre el escenario suena de manera contundente y engancha desde el inicio con todos los asistentes, que no pueden evitar soltar más de una carcajada con el maestro de ceremonias en la banda que es Dani, un cruce entre Elvis, Cash y  Sid Vicious plenamente zombificado y maligno que nos va a llevar a viajar por otros mundos y conocer criaturas tan adorables como los Critters en “Gremlins Vs Critters” que son las peores pesadillas para un vegano y que con su rock and roll adictivo nos hacen mover los pies, el cuello y las caderas hasta darnos un paseo a la sombra del machete y la máscara en “Crystal Lake” o enseñarnos las virtudes de estar dentro de la “Monster Squad”.

Nos hicieron salir con una sonrisa de oreja a oreja por un show lleno de contundencia, fuerza y frescura que nos deja con más ganas para la próxima invasión de zombis y dejarnos devorar sin contemplaciones. Muy grande si señor.

Crónica y Fotos: Charly Rock and Roll

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here