Un año más llegaba a Collado Villalba el festival Granito Rock. Podemos decir que el festival cumplía 17 años de Metal en la zona norte de la Comunidad de Madrid. Como en pasadas ediciones el festival gozó de su carácter gratuito. Este año pudo celebrarse el pasado 22 de julio con un cartel compuesto por: Turisas, Grapeshot, Third Dim3nsion, Ghosts And Me, Walking With Wolves Por Instinto.

A las 20h daba comienzo el festival a plena luz del sol todavía y con mucho calor. Los encargados de abrir Granito Rock fueron Por Instinto. La banda de Rock Urbano se presentaba en el festival siendo una de las ganadoras del concurso, y con muy poco público, solo los y las que se decidieron a ver el festival desde su inicio y fueron bien pocos, aquellos que se encontraban en primera fila. Los madrileños cuentan con dos discos en el mercado: “La Camisa de Fuerza” “La Sed Animal”. Actualmente están trabajando en su tercer álbum, “Lámina de Sal”, que verá la luz después del verano. Su espectáculo fue sencillo, es más pasó por su ausencia. Además para ser los primeros, se movieron poco en el escenario y tocaron temas de sus dos discos. Podría decirse que Prade, vocalista de la banda era quien más se dirigía a los presentes. Pero por desgracia, tuvieron un problema técnico de bajo, que supieron resolver. Y es que algunas de las canciones que interpretaron fueron: “A Cal Y Canto”, “La Sed Animal”, “Minuto a Minuto”, o, “Empachados”. Y también calló un popurrí de canciones de Rock de grupos que pueden ser que les hayan marcado: Ska-p, Boikot, Marea, Rosendo…, que les sirvió para completar su actuación y tratar de captar la atención de quien se dejó caer al comienzo. Sin embargo ellos lo intentaron, e hicieron todo lo que estuvo en sus manos.

Después llegaron Ghosts And Me, la banda local y que repite después de su paso en Granito Rock en 2015. Otra vez vuelven tras ganar el concurso. La formación de Post-Hardcore Melódico cuenta en sus filas con Julio Molina bajista en The Thousand Face y en Forced Rejection, y Daniel Culebras batería de The Thousand Face. Por el momento solo cuentan con un EP “And So, We Wringed Out Our Pillows”. Pero están trabajando en lo que será su primer disco y que pronto estará disponible. A lo largo de su actuación pudimos ver en varias ocasiones como en el escenario se disparaba humo. Por otra parte, a su favor decir que ofrecieron un espectáculo bastante completo y muy técnico, con partes donde las instrumentaciones se volvían un poco las protagonista en algunos momentos. Lo que llamaba la atención es, que durante la intro, eran tres guitarras las que se pudieron ver en el escenario. Raúl, líder y vocalista de la banda hacia la mitad de la actuación salió a escena con una camiseta con un unicornio que le quedaba muy ajustada, porque según contaba el perdió una apuesta con la camarera del bar El Límite, y al perder le tocó llevar dicha camiseta. Hicieron también un homenaje a Chester Bennington, cantante de Linkin Park y que murió ahorcado hace pocos días. Para ello, escogieron una canción que el músico fallecido solía cantar con el fallecido de Chris Cornell, “Crawling”. Y durante la canción “Where Ghosts Nwell”, lanzaron globos blancos. Y más canciones que interpretaron fueron: “King Kong Vs Godzilla”, con la cual abrieron, “Casiopea”, o “Tea Cup Party”. En definitivas su espectáculo lució bastante y aprovecharon al máximo el espacio que tenían.

A continuación llegaban los más jóvenes del festival, Walking With Wolves, una formación de Metalcore Melódico. También ellos fueron otra de las bandas ganadoras del concurso. A lo largo de su actuación contaron que su música está disponible en Youtube. Y ahora vamos a ver cómo fue su directo. Diversos fallos de afinación en la voz de Mark (vocalista) afectaron al directo de la formación. Lo cierto es que, no les desmotivó en ningún momento y siguieron para delante como pudieron. También es cierto que sacaron partida al escenario y se y movieron bastante sobre este. Parecían motivados. Además se atrevieron con la versión “Friller” de Mikel Jackson. Y otras canciones que estuvieron presentes fueron: “Shine & Rise” “Black Or White”, o “Don’t Hold Me Down”.

Seguimos con Granito Rock y ahora le tocaba el turno a una banda de esas que lo dan todo en los escenarios y con una característica mezcla de trazas de Metal, que al mezclarlas es toda una explosión. Grapeshot llegaba tras haber conseguido superar el concurso de bandas. En cuanto al estilo hicieron una mezcla de Groove Metal, Thrash Metal y Stoner. Hasta hoy cuentan con un EP “Sons Of Betrayers” y dos discos: “The Scene” y el más actual “All About To End”. Prácticamente su setlist se compuso de canciones que están integradas en su segundo disco. Hicieron su entrada con un micro, cuyo pié estaba hecho con latas de cerveza y que solo resistió a la primera canción que nos traían “Void Your Soul”. Puedo asegurar que a lo largo de su actuación se produjo un Wall of Death. Y que la verdad, que su directo estaba siendo muy potente y estaban arrasando con todo. Tanto es así, que Marcos terminó dándole con tanta fuerza y ansia a las baquetas, que terminó rompiendo un pedal. Imaginar que caña le mete a la batería. Durante “Johny” un Tiranosaurio Rex se animó a acompañarles hacía la primera parte de la canción. Como no pudo ser menos “Riots” estuvo presente, la que nunca puede faltar en sus conciertos, ya que les acompaña desde sus inicios. Y con “All In” pidieron al público que cantara con ellos parte del estribillo. Y con esta canción se marcharon y no sin las palabras de Esteban (vocalista): “Somos Grapeshot y habéis asistido a un bukkake de Metal”.

A continuación le tocaba el turno al plato fuerte de la noche, Turisas, que con sus pinturas rojas de guerra conquistaron a todo aquel que se encontraba en el festival. Celebraban el 10 Aniversario de su disco The Varangian Way”. Con lo cual, este disco lo tocaron íntegro con canciones como por ejemplo: “To Holmgard and Beyond”, o, “Miklagard Overture”. Su Folk Metal tenía unos toques épicos y el violín nos supo a gloria, ya que adornaba cada canción y la volvía más trepidante. Incluso en ocasiones metía unos efectos de distorsión muy interesantes. A lo largo de su actuación nos recordaron que el verano pasado estuvieron en Viveiro en el Resurrection Fest, porque Mathyas Nygård (vocalista) estaba bebiendo Estrella de Galicia. Otra de las cosas que nos hicieron saber, que al día siguiente era el cumpleaños de Tude Lehtoner (batería). Aprovechando la ocasión dejó a un lado la batería para presentar “Battle Metal”. Después de este momentazo, llegaba con fuerza la que todos y todas estaban esperando escuchar, “Rasputin” y con ello llegó el colofón final.

Para terminar solo faltaban ellos, la banda invitada, es decir Third Dim3nsion. Se trata de un grupo de Power Metal con dos discos ya en el mercado, “Where The Dragon Lies” “Conspiracy Theory”, y ya están trabajando en su tercer álbum. Lo cierto es, que su actuación dió comienzo con 40 minutos de restraso y muchos y muchas ya estaban cansados. La formación hizo su regreso este año 2017 tras telonear a Timo Tolkki. Manolo uno de sus guitarristas también toca en otra formación, Sovengar. A lo largo de su actuación pudimos ver la complicidad que había entre ellos. Sin embargo, Miguel (vocalista) fue quien más pendiente estuvo de los allí presentes. Con “Nexus 6” Elena cogió su teclado de mano y pudo ganar más presencia y moverse más sobre el escenario. También pudimos disfrutar de un duelo de guitarras o de un adelanto a su nuevo disco con el tema “Destiny”. Además se atrevieron con versiones como: “Hunting High And Low” de Stratovarius, “Heaven Can Wait” de Gamma Ray. Pero sí, ellos han vuelto para quedarse y no marcharse y esperamos que así sea por mucho tiempo.

Desde Diario de un Rockero damos gracias a la organización por seguir apostando por la música gratuita en directo y para el disfrute de todos.

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here