Dicen que “año nuevo vida nueva” pero eso no quiere decir que podamos olvidar tantos clásicos que nos marcaron. 2019 y Gatillazo sigue llegando a oídos de todas las edades. Era 4 de enero, pero los jóvenes agrupados en la calle bebiendo cerveza a media tarde parecían no
tener frío.

En una sala aún sin llenar hizo su aparición Gaupasa. A pesar de la eterna maldición del telonero, quien debe enfrentarse a un público reducido y poco receptivo, los madrileños se apropiaron de los primeros bailes de la noche. Esta banda emergente presentó hace algo más de un año su primer EP “Gaupasa” (2017), trabajo en el que reflejan su naturaleza revolucionaria.
La joven banda sacó a relucir tanto versiones (“Ke le voy a hacer” de Piperrak) como canciones propias: “Obrero y español”, “Oprimidos” y “Alfileres”, en la que tuvieron la suerte de contar con Flavia, de Vaginas Rellenas. Lo que antes era un lugar vacío al final del concierto eran cientos de personas viviendo lo que sería el principio de una noche cuanto menos movidita.

Suena la sintonía de “El Padrino”: Gatillazo estalla frente a un público ya entrado en calor. Evaristo, vocalista del grupo, no ha perdido ni un ápice de energía tras más de 20 años de carrera. Con su estilo personal y carismático interactuó e hizo partícipes a los asistentes del show.No cabía ni un alfiler, los fans se habían convertido en una masa de  camisetas negras, tanto de la banda vasca como de La Polla Records, la antigua formación del vocalista. Las canciones que tocaron de este último grupo se podían contar con los dedos de una mano. “Odio los partidos” o “Johnny” fueron dos de ellas, jaleadas por los más nostálgicos.
El concierto se desarrolló con una energía y un dinamismo sorprendentes. Hay ocasiones en las que la música permite disfrutar de reuniones más que familiares y esta es una de ellas: el público se componía tanto de adolescentes como de algunas barbas canas. Todo el mundo bebía y bailaba con la misma ilusión, lo que creó un ambiente sin complejos.
A pesar de sus homenajes a la venerada “La Polla Records” no olvidaron los temas de su último álbum “Cómo convertirse en nada” (2016). “Fóllate al líder” o “La del Oeste” fueron algunas de las seminuevas canciones que pudimos escuchar. Fueron muy celebrados también “Esclavos del siglo XXI” y “La última patada”, que quedan algo más atrás pero siguen despertando furor.

Tras más de hora y media de show Evaristo se despide: un bolo más a la lista de tantos y tantos momentos en los que hemos podido disfrutar del mítico Gatillazo, que más que un clásico es eterno.

Crónica por: Irene Bezares
Fotos por: Charly Rock And Roll

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here